jueves 02 de diciembre de 2021
Cielo claro 25ºc | Posadas

La única sospechosa declara hoy ante la Justicia

Creen que el asesinato de anciano en montecarlo fue en medio de un ritual

En la garganta y en la nariz de la víctima hallaron restos de jabón en polvo que -se estima- fueron introducidos a la fuerza. Tenía una muñeca atravesada con un clavo

miércoles 18 de agosto de 2021 | 6:06hs.
Creen que el asesinato de anciano en montecarlo fue en medio de un ritual
Victoriano (51), hijo de la víctima, fue el primero en toparse con la terrible escena. Fotos: Graciela González
Victoriano (51), hijo de la víctima, fue el primero en toparse con la terrible escena. Fotos: Graciela González

El avance de las investigaciones por el crimen de Rafael Olivera (70), ocurrido el domingo en el barrio Henter, de Montecarlo, expuso durante las últimas horas varios detalles más que escalofriantes en torno a las posibles circunstancias del hecho. 

Desde un clavo que atravesó la mano derecha de la víctima hasta la ingesta a la fuerza de una abundante cantidad de jabón en polvo mezclado con hojas de tabaco son algunos de los aspectos que más llamaron la atención de los pesquisas involucrados en el caso.

Ello, sumado a que tanto el rostro como gran parte del cuerpo del hombre estaban cubiertos por una importante capa del mencionado polvo para lavar, constituyen elementos que llevan a pensar que la principal sospechosa que tiene el caso, Orlinda “Chamaca” A. D. M. (50), habría desarrollado una especie de ritual al momento del ataque en casa de Olivera, con quien se sabe que desde hacia tiempo solía compartir rondas de tragos. 

La implicancia de la mujer en el caso se sostiene en base a la declaración testimonial de cuatro personas que la ubicaron en la casa de la víctima horas antes de conocerse el hecho.

Entre ellos se encuentra Victoriano Olivera (51), hijo del fallecido, quien el sábado por la noche vio a la mujer junto a su padre al momento de irse a dormir y al despertarse a la mañana siguiente se topó con la cruel escena.

Sobre la causa de muerte de la víctima, las fuentes añadieron que por el momento se habla de un paro cardiorrespiratorio que se dio por una intoxicación que Olivera habría tenido tras la ingesta abrupta de gran cantidad de jabón en polvo. Incluso, el paquete -que habría sido tomado del lavadero- fue encontrado a metros del cadáver.

En este contexto, el examen preliminar de la autopsia estableció que el hombre tenía dicho material en la tráquea, garganta y en las vías respiratorias.

El estudio forense también estableció que Olivera presentaba un fuerte golpe que lesionó la nariz y en la frente, como así también un clavo pequeño que atravesó su muñeca derecha.

Para los investigadores, estas graves lesiones fueron provocadas cuando el dueño de casa aún estaba con vida y por estas horas es clave conocerse los resultados de los estudios toxicológicos para avanzar en el caso. 

Principalmente porque con ellos se sabrá cuánta cantidad de alcohol tenía la víctima en su cuerpo y si fue a raíz de ello que pudo haber estado en un estado de total indefensión que le facilitó al agresor la introducción de semejante cantidad de jabón en su cuerpo. 

Discusión casi descartada

Una de las hipótesis que se manejó en un principio refería a una supuesta pelea que el dueño de casa y Chamaca habrían mantenido el domingo a la madrugada.

Sin embargo, según indicaron los uniformados que procedieron a la detención de la sospechosa esa misma siesta de domingo en su casa del barrio Horizonte, de Montecarlo, no se detectaron a simple vista en su cuerpo signos de violencia. Tampoco arañazos o señales de algún tipo de enfrentamiento que pudo haber tenido con el hombre.

Esto último también surgió en torno a una versión que indicaba que la mujer habría atacado a Olivera luego de un presunto intento de abuso sexual.

De todas maneras, y para descartar cualquier duda en el caso, el titular del Juzgado de Instrucción Uno de Puerto Rico, Manuel Balanda Gómez, solicitó que se extraigan muestras de ADN tanto a la víctima como a la detenida. La intención es buscar rastros genéticos en las uñas de ambos. 

Salud mental

Según datos proporcionados por voceros que intervienen en el expediente a El Territorio, la teoría de un supuesto ritual podría tener sustento en una versión que fue acercada ayer a la Justicia y que indica que la sospechosa  padecería problemas de salud mental.

Sobre esto, trascendió que Chamaca registra varios incidentes con distintos vecinos de Montecarlo y que en varios de esos episodios mantuvo altercados que derivaron en agresiones por parte de la mujer.

A partir de estos antecedentes, y en paralelo a su declaración indagatoria de hoy por la mañana ante la Justicia, está previsto que la implicada sea entrevistada por un psiquiatra del Poder Judicial a los fines de elaborar un informe en relación a su salud mental. Ayer por la mañana, la mujer fue llevada al juzgado y designó al defensor oficial como su patrocinador en el proceso.

Por el momento, aguarda el futuro de su situación procesal alojada en la Comisaría de Caraguatay. 

Por otro lado, sobre la imputación que le correspondería a la sospechosa, las fuentes señalaron que se esperarán los resultados de las pericias solicitadas para definir la acusación.

Si bien existen elementos que confirman la existencia de una intención manifiesta de dañar por parte de la implicada, hasta que no se tengan todas las pruebas no se puede descartar que la causa pueda pasar de homicidio simple a abandono de persona agravado.

 

Nota relacionadas

“Cortó la luz de casa y una vecina la vio salir corriendo de acá”

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias