sábado 25 de septiembre de 2021
Cielo claro 21ºc | Posadas

Iniciativa de rescate de la memoria

La Guerra de Malvinas en primera persona

Luis Cabral abrió un museo en su casa de Villa Cabello. Exhibe el uniforme que usó en la línea de fuego, entre otros objetos

domingo 15 de agosto de 2021 | 6:05hs.
La Guerra de Malvinas en  primera persona
Cabral muestra la pieza de museo munición antiaérea 12,7 mm. Foto: Natalia Guerrero
Cabral muestra la pieza de museo munición antiaérea 12,7 mm. Foto: Natalia Guerrero

Para contar la historia de la Guerra de Malvinas en primera persona y honrar la memoria de los compañeros caídos, el ex combatiente Luis Cabral (58) montó un museo en el recibidor de su vivienda en el barrio Villa Cabello.

La sala lleva el nombre de Museo Soldado Argentino y entre los objetos que resguarda destacan las prendas que fueron parte de su uniforme utilizado en el campo de batalla, la etiqueta de las latas de comida, un puñado de tierra de las Islas que le acercaron familiares de soldados, fotografías y recortes de publicaciones de la época y copias de los mapas de las posiciones de las tropas argentinas y del Reino Unido.

El veterano de guerra recabó material documental desde el momento en que arribó a la zona de conflicto.

“Yo no sé qué me llevó a guardar estas cosas, estando en las islas luego de la rendición y esperando que nos trasladen en los barcos, salimos a recorrer y encontré un banderín y lo escondí para que no me saquen, también tengo el instructivo incluido en la etiqueta de las latas de comida”, contó Cabral a El Territorio, y resaltó: “De todo lo que hablo tengo pruebas, porque para mí y creo que para todos los veteranos, lo más importante es que se sepa nuestra verdad de lo que sucedió en Malvinas, más allá de lo que pueden decir los libros o de las visiones, que se escuche la voz de los que estuvimos allá”.

Cabral explicó que se decidió a instalar el museo en su casa hace ya un par de años, “para que las cosas no se pierdan andando de acá para allá y para difundir y contar a los jóvenes sobre esta parte de la historia de nuestro país”.

Al conocerse su proyecto, otros veteranos de distintas partes del país y personal de las fuerzas le fueron acercando valioso material.

“El museo comenzó con mi vestimenta, yo guardé el uniforme que usé en combate, el pantalón, la remera, el chaleco, casco, y una gorra tejida de lana que me envió mi madrina”, describió y recordó que al regresar a Monte Caseros, Corrientes, desde donde volvió a Posadas, “nos sacaban todo, pero a mí me visitó mi hermano y yo le di mi ropa y le pedí que guarde como un tesoro”.

La iniciativa del museo “es mi misión hoy”, sostuvo y detalló: “Pasamos muchas cosas, por años fuimos invisibilizados, recién después de los 90 se nos empezó a reconocer y aún en la actualidad seguimos reclamando nuestros derechos como héroes de guerra”.

Con tristeza refirió que en julio pasado han fallecido en el país nueve veteranos. “Algunos por Covid, también por alguna falta de atención del Estado y eso nos llena de dolor”.

“A 39 años de Malvinas, ya vamos quedando grandes y es importante que los relatos de los soldados sean tenidos en cuenta en la historia. Que no pase que dentro de 50 años o 100 la escriban otros. Por eso el museo es esencial y también vamos a las escuelas, ahora en pandemia no lo estamos haciendo, pero apenas se pueda vamos a retomar”. Para contactarse con Cabral, escribir al WhatsApp 376-4709695.

 

El afán de ser testigos de la historia Un espacio que evidencia las transformaciones en salud Un espacio para rememorar historias Un lugar para conocer la lucha mbya por la tierra y su cultura Un refugio que alberga el amor y la memoria de María Morínigo Más de 100 años de vocación de servicio Un hobby que se magnificó hasta ser un futuro museo

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias