lunes 27 de septiembre de 2021
Cielo claro 34.9ºc | Posadas

En Puerto Rico, una puesta para compartir experiencias

Teatro: el arte que nos motiva a superarnos

En un taller gratuito y sin límites de edad, Noelia Vega regresó a Misiones para impulsar las artes escénicas. Un proyecto que estimula el desarrollo personal a partir del intercambio

martes 10 de agosto de 2021 | 1:49hs.
Teatro: el arte que nos  motiva a superarnos
El taller se lleva a cabo todos los martes y jueves en el cine teatro San Martín de Puertro Rico. //Foto: FERNANDO ALVARENGA
El taller se lleva a cabo todos los martes y jueves en el cine teatro San Martín de Puertro Rico. //Foto: FERNANDO ALVARENGA

Además de ser un arte escénico que puede estudiarse o concebirse como trabajo, el teatro puede ser también una herramienta transversal para mejorar y adquirir competencias y habilidades personales. Contribuye al desarrollo personal y nos motiva a superarnos constantemente, fortaleciendo la autoestima y autoconfianza, reduciendo el estrés y la ansiedad, potenciando nuestra memoria y mejorando la concentración y creatividad, entre otras aptitudes.
Con esa premisa -y considerando al arte como una herramienta para intercambiar y compartir experiencias-, Noelia Carolina Vega, licenciada en teatro, volvió a su Puerto Rico natal para impulsar el arte escénico con una propuesta inclusiva y motivadora.
La movida teatral comenzó en el cine teatro San Martín, con clases gratuitas para jóvenes y adultos, pero Vega asegura que la idea es hacer caminos para concretar muchos otros proyectos que puedan surgir a partir de su iniciativa.
“La idea es hacer algo diferente, perder el miedo a equivocarnos o al ridículo. El error es la mejor forma de aprender y este es justamente un espacio para eso, el teatro es el lugar donde uno puede dejarse ser, con todos sus errores y miedos, con todas sus virtudes y talentos. Encontrarse con el otro para crear, compartir e intercambiar experiencias es muy rico”, destacó la licenciada, haciendo hincapié en que la propuesta no está vinculada directamente a la formación profesional sino más bien a generar un espacio para aprehender y disfrutar.
El proyecto surgió hace poco tiempo y es la base de un deseo mayor: “La idea es ir creciendo. Ver cómo vamos avanzando. Además del taller, más adelante se pueden producir obras o monólogos, construir un elenco teatral estable en Puerto Rico, proponer la docencia a aquellos que les guste, la producción de obras, el montaje de escenografía y más”.
Es que, como el teatro, el día a día también transcurre con un poco de improvisación: “Se trata de generar espacio, producirlo a partir de una idea y ver cómo avanza; de aquí se puede conectar con el cine, hacer castings, seguir creando grupos, gestar obras, y más. Uno no sabe cómo puede crecer o darse todo”, destacó la joven que culminó su licenciatura en teatro en Buenos Aires, y se fue enamorando de su carrera con el correr de los días.
Noelia contó a El Territorio que durante los talleres se realizan distintos ejercicios y entrenamientos a partir de propuestas lúdicas e interactivas, fomentando el intercambio de experiencias. “La idea es estar con el otro, pensar una escena con compañeros que no conozco, compartir la imaginación y creatividad. A veces uno se encierra, se inhibe pero en realidad, compartiendo, es donde uno crea y aprende. De eso se trata el teatro”, aseguró quien se considera tímida pero se inscribió a la carrera de teatro porque le gustaba interactuar.
“Comencé a estudiar y el resto fue todo descubrimiento. No necesariamente tiene que pasar que uno siente que es su camino en la vida; sí puede darse y sería hermoso, pero no siempre pasa. Por lo general uno se va enamorando del camino que sigue, disfrutar la experiencia es lo más importante y eso es lo que quiero transmitir en este taller”, agregó.
En las clases, conviven personas de distintas edades, con y sin experiencia. Se practican y gestionan herramientas para poder desenvolverse o hablar en público, practicar la seguridad o autoconfianza, estimular los procesos creativos y desarrollar aptitudes que contribuyen a un buen desenvolvimiento en lo social.
Los talleres no tienen cupos limitados, pero de crecer en cantidad de participantes, se podrían abrir otros horarios para evitar la aglomeración de personas.
Las clases se dictan los martes a las 20 y los jueves a partir de las 19, en el cine teatro San Martín, de Puerto Rico: “No hay requisito para participar más que llevar ropa cómoda y tener ganas de aprender algo nuevo”, explicó Vega.
Para inscribirse o adquirir más información, consultar al teléfono 3743-501951 o a la dirección de cultura local.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias