domingo 17 de octubre de 2021
Cielo claro 16ºc | Posadas

La historia detrás de las originales piezas fabricadas por don Mira

Tiradores de cerámica, artesanales y bien misioneros

Los hace a mano el ceramista y escultor Juan José Mira, que viajó por el mundo, y regresó a Misiones hace 20 años, junto con su esposa Dolly Fritz, artista chilena. Ambos pasan la mayor parte del día en el taller que comparten al fondo de su casa, en el barrio Rincón del Sur, en Itaembé Miní

jueves 05 de agosto de 2021 | 2:30hs.
Mira es escultor y ceramista
El artista Juan José Mira pinta cada tirador a mano alzada, en sus piezas busca reflejar la diversidad de la naturaleza. Fotos: Natalia Guerrero
El artista Juan José Mira pinta cada tirador a mano alzada, en sus piezas busca reflejar la diversidad de la naturaleza. Fotos: Natalia Guerrero

Juan José Mira (78) dedica gran parte del día a la producción artesanal de tiradores de cerámica para muebles. Detiene su atención en cada detalle del delicado proceso de fabricación de las pequeñas piezas.
Desde el modelado del barro a la paciencia del secado. El ritual de la cocción y el diseño a mano alzada de coloridas figuras. El sellado con una cubierta luminosa y la vuelta definitiva al horno.

“Es un proceso que lleva su tiempo y su dedicación, hasta que no salga del horno no vamos a saber cómo quedó en realidad. Las piezas se llevan al horno a más de 1020 grados y cada paso es artesanal y lo hago ciento por ciento yo solo acá en el taller que tenemos en la casa”, contó el escultor y ceramista con 50 años de trayectoria.
Mira relató que en el último tiempo elaborar los tiradores para muebles se convirtió tanto en su pasatiempo preferido como en un emprendimiento comercial con muy buena salida. “Hace unos tres o cuatro años que sólo me dedico a la fabricación de los tiradores cerámicos, y creo que soy el único en la provincia. Soy jubilado ya, pero me gusta estar en el taller”.

Pequeñas obras de arte

La originalidad y utilidad de sus creaciones le enorgullecen, y se encuentra desarrollando nuevos productos como picaportes americanos y topes de barra para cortina. “Fabricar piezas únicas y que a la gente le guste y las lleve para hacerlas parte de su casa me llena el alma. Cada pieza tiene una historia”, confió.
Al momento de personalizar los tiradores, el artista se define por motivos inspirados en la naturaleza y que lleven mucho color. “Los misioneros por nuestro paisaje, no le tenemos miedo a los colores. A la gente le gustan los colores vivos, me gusta dibujar flores silvestres o también figuras geométricas, siempre inspirado en mi tierra”.

De regreso

Mira nació en Alem, “me crié en la chacra, en la tarefa, trabajando también en el despoje de naranja”, recordó. Muy joven emigró a Buenos Aires donde estudió, se recibió de técnico químico y trabajó en grandes empresas.
En Río Negro fue director y fundador de la escuela de cerámica de Allen y trabajó con el escultor Atilio Morosin. Mientras, en Chile se desempeñó como asesor técnico de la Universidad Católica de Temuco en la cátedra de cerámica y dio cursos en la cárcel local.

“Trabajé en empresas como Tsuji de vajilla de porcelana, recorrí el mundo capacitándome. También tuve mi propia empresa en el sur. En Chile conocí a Dolly, quien es mi esposa hace 30 años”, expresó. Y con su esposa Dolly Fritz (55), profesora de artes plásticas, pintora y escultora, regresó a la provincia en los 2000.

“Ahora ya vinieron los nietos, y es por eso que no andamos mucho por las ferias ni exposiciones, nos quedamos en el taller, trabajando juntos cada uno en lo suyo y escuchando música”, explicó Dolly, que se declaró enamorada de Misiones y en su arte abundan animales silvestres y personajes de la tierra como tareferos y colonos.
Los dos además, son músicos, ella toca la guitarra y él canta, sobre todo temas regionales.

“Viví en muchas partes, trabajé con mucha gente, pero estar de nuevo en mi provincia es un regalo, y más ver cómo a Dolly le ha gustado la tierra colorada. Somos felices con la familia y acá en nuestro taller. A veces por el arte pasamos horas sin hablar, concentrados en el trabajo, hasta que uno de los dos baja a la realidad y dice ‘¿y si tomamos unos mates?’”, concluyó Mira.

El taller de los artistas queda en el barrio Rincón del Sur de Itaembé Miní.  

 

 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias