jueves 23 de septiembre de 2021
Cielo claro 19ºc | Posadas

Reconocido por sus montañas y la amabilidad de su gente

Jujuy Interminable paleta de colores

domingo 01 de agosto de 2021 | 6:00hs.
Jujuy Interminable paleta de colores

“¡Viva Jujuy! ¡Viva la Puna! ¡Viva mi amada! ¡Vivan los cerros pintarrajeados de mi quebrada!”. La estrofa de la canción de Rafael Rossi interpretada por un sinfín de folcloristas. Es que la paleta de colores de esta provincia del norte argentino no deja de sorprender en cada paso.

Reconocido a nivel mundial por sus montañas y la amabilidad de su gente, todos los que la visitaron desean volver para sentirse color en el paisaje. Así nos sentimos con mi familia, luego de decidir recorrerla, el pasado julio, junto a un grupo de amigos.

Alojados en Yala, una ciudad cercana a San Salvador de Jujuy de la cual también leerán sus encantos, todos los días despertábamos con un nuevo punto en el GPS por descubrir a distancias que nos permitían ir y volver en la misma jornada.

Punteo obligatorio

De más está decir que Purmamarca junto con el Cerro Siete Colores es una de las postales más famosas del país.  Conserva la arquitectura colonial y las costumbres y tradiciones de los pueblos quebradeños. Tranquilo y pintoresco como sus habitantes.

Se encuentra sobre la Ruta Nacional 52 que se dirige al Paso de Jama (Frontera Argentina-Chile), a 4 kilómetros de la Ruta Nacional 9. Es imposible no perderse en sus callecitas llena de edificios antiguos y descubrir detalles norteños en sus muros. En la plaza principal funciona todos los días una colorida feria de artesanías que recibe a cientos de turistas.

Frente a ella se encuentra la Iglesia de Santa Rosa de Lima, construida en el año 1648 y declarada Monumento Histórico Nacional. En el templo se destaca la antigua campana, los anchos muros y la carpintería de madera de cardón.

Junto a la misma se encuentra el algarrobo histórico, considerado el abuelo de Purmamarca se calcula que tiene más de 650 años. La copa tiene más de 30 metros de diámetro y bajo su sombra descansaron las tropas del Ejército del Norte comandado por Manuel Belgrano.

Por su parte, El Cerro Siete Colores debe ser la montaña más fotografiada de Argentina, es famoso por las tonalidades que brindan los diferentes minerales en su ladera de belleza muy particular. Se puede apreciar desde la calle que nace en la plaza principal y de diferentes puntos panorámicos del pueblo, en espacial unos kilómetros antes del ingreso.

Un tip viajero a tener en cuenta: la mejor vista del cerro se da en horas de la mañana antes del mediodía porque el sol está a las espaldas de los espectadores.

Desde la ciudad también se puede recorrer el Paseo de los Colorados, circuito de tres kilómetros que se realizar por una huella de tierra ideal para hacer caminando y disfrutar de los paisajes y formaciones geológicas impresionantes.

Cuesta de Lipán y Salinas

Es un recorrido de gran belleza en la ruta 52 que se dirige en dirección del Paso de Jama en la frontera con Chile. El estado de la ruta es bueno y se encuentra asfaltada. Para acceder a la cuesta de Lipán se asciende a una altura de 4170 msnm., en el punto más alto hay un mirador para observar las impresionantes vistas. Al descender se llega a las Salinas Grandes.

Es la foto obligada en perspectiva o saltando de todo aquel que visita Jujuy en plan turístico, un paisaje único en una inmensa planicie blanca que llega al horizonte. No hay transporte público hasta el lugar, pero diferentes agencias de viaje organizan excursiones. Si vas en auto las distancias aproximadas son: desde Purmamarca 66 km, Tilcara 91 km, Humahuaca 134 km, San Salvador de Jujuy 131 km, Salta 248 km.

Al llegar se encuentra un parador para los visitantes con tortillas al paso, baños, estacionamiento y mesas. Desde allí, se coordina con los guías locales pertenecientes a las comunidades coyas de la zona para realizar el recorrido. El costo es de mil pesos por auto.

En nuestro caso, Antonia Pérez se encargó de mostrarnos los piletones desde los cuales los trabajadores extraen la sal que luego se comercializa. En muchos casos los obreros del salar son las mismas personas que cumplen la función de guías y acompañantes.

En el interior del salar hay caminos marcados que son utilizados por vehículos, no se recomienda adentrarse por los mismos sin conocerlos. Es más que recomendable utilizar anteojos de sol.

Fiesta de la quebrada

Humahuaca tiene el encanto de los pueblos de la Puna, rodeado de cordones montañosos de gran belleza. Toma el nombre de los antiguos pobladores de la zona que fueron los omaguacas.

Pintoresco en cada rincón, es ideal pare recorrerlo caminando por sus estrechas calles y admirar las diferentes casas y edificios. En la plaza central del pueblo se encuentra la iglesia catedral Nuestra Señora de la Candelaria. La plaza siempre está muy animada por la concurrencia de locales y visitantes. A un costado se ubica el edificio del Cabildo de Humahuaca y en el reloj de su torre cada mediodía sale una imagen móvil de San Francisco Solano a dar la bendición a los presentes.

Otro de los atractivos es el Monumento a los Héroes de la Independencia, construido por el artista Ernesto Soto Avendaño para conmemorar a los pobladores del norte que lucharon en la guerra por la independencia.

La paleta de 14 colores

La hermosa Serranía del Hornocal es un paso obligado a la hora de visitar la Quebrada de Humahuaca. Para llegar a ella se debe transitar 24 km de ripio por la ruta provincial 73.

Es una formación geológica que se destaca por sus diferentes tonalidades de colores. Por este motivo se la conoce también como el Cerro de los 14 Colores. Para poder disfrutar del paisaje y de las hermosas visitas se demarcó un sector como mirador a 4.350 metros de altura. Al mirador se llega en vehículo y desde este punto se obtiene las mejores vistas panorámicas. Desde Humahuaca hay agencias de viajes y camionetas que ofrecen el paseo hasta el mirador o bien se puede realizar en vehículo propio, también regenteado por las comunidades coyas el costo de ingreso es 50 pesos por adulto. Los niños menores de 10 años no pagan.

El mejor momento del día para visitar el Hornocal (El cerro de los 14 colores) es por la tarde ya que el sol de ese momento resalta sus diferentes colores.

El secreto de las montañas

El pueblo de Iruya se encuentra ubicado al filo de los cerros lo que brinda unos paisajes impresionantes. Si bien se encuentra en Salta, su acceso se realiza desde Jujuy.

Enclavado entre la Quebrada de Humahuaca al oeste y las Yungas al este. Se encuentra a una altura 2.780 msnm. y parece un pueblo colgado de las montañas en un balcón sobre el río Iruya. Tiene muy pocos habitantes y su economía se basa en la agricultura, empleo público y el turismo.

La iglesia Nuestra Señora del Rosario da la bienvenida al pueblo junto a la cual se levantan casonas coloniales. El pueblo invita a caminar sus calles irregulares, en subidas y bajadas, siempre con hermosas vistas del paisaje.

A la hora de comer, la mayoría de las ofertas son al estilo “bodegón” en nuestro caso optamos por Las Margaritas, un espacio atendido por sus propias dueñas y en el cual el estofado de cabrito y las empanadas de quinoa se llevan todos los aplausos.

Desde el pueblo parten diferentes senderos para todos los que gusten de caminatas.

Para llegar: si se viaja en vehículo propio se recomienda consultar sobre el estado de la ruta. La distancia entre Humahuaca e Iruya es de 73 km de los cuales 48 km son de tierra. También algunas agencias de viaje organizan excursiones por el día.  Para evitar el camino de tierra y no arriesgar sus autos, muchos turistas dejan sus vehículos en Humahuaca y toman el colectivo de ida y regreso. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias