lunes 20 de septiembre de 2021
Algo de nubes 38.5ºc | Posadas

La sequía prolongada y las heladas siguen haciendo estragos en la chacra

Producción láctea, con fuerte baja por sequía y heladas

La zona del Alto Uruguay es la más afectada aunque la disminución se ve en toda la provincia. Indican que se seguirá perdiendo rendimiento si continúa este panorama

sábado 31 de julio de 2021 | 6:05hs.
Producción láctea, con fuerte baja por sequía y heladas
Las vacas no pueden alimentarse como corresponde y comienzan a perder rendimiento. Foto: Carina Martínez
Las vacas no pueden alimentarse como corresponde y comienzan a perder rendimiento. Foto: Carina Martínez

Productores de diferentes puntos de la provincia se encuentran en alerta ante una considerable baja en la producción láctea, una de las más importantes de la Tierra Colorada. Según advierte, esta disminución se debe a la intensa y prolongada sequía que combinada con las heladas de los últimos días, terminó por dañar las pocas pasturas que aún quedaban en pie.

El sector ganadero vive un panorama igual y en todos los casos el escenario no parece mejorar en los próximos meses, puesto que por el contrario, se esperan temporadas aún más secas hasta fin de año. Por este motivo, la provincia promulgó ayer la emergencia hídrica por la bajante del río Paraná, a través de su publicación en el Boletín Oficial. Con esta herramienta, se prevé llevar adelante acciones para mitigar los efectos de la sequía en  la población.

Una de las zonas más complicadas es la del Alto Uruguay, donde se encuentra una de las cuencas más grandes de producción láctea. Justamente desde una de las fábricas de alimentos derivados, la Cooperativa del Alto Uruguay Limitada (Caul), determinaron que la baja en la producción es de un 30%.

Fernando Da Silva, gerente de la Caul, indicó a El Territorio que “estamos sintiendo la disminución en la producción, todavía no podemos saber bien qué nivel de baja  hay porque estos días sufrimos tres días seguidos de helada y eso recién va a impactar ahora, pero estábamos trabajando ya casi en un 30% menos de producción de lo que se trabaja normalmente, fue mucha la sequía y el frío”.

“Esto afecta directamente a los productores, vemos que se viene complicado. Si bien se está haciendo hace un tiempo un muy buen trabajo a campo, donde se está capacitando a los productores  con el tema de silajes y eso, pero este año ya veníamos golpeados por la sequía también y ahora se suma esto de las bajas temperaturas que va a liquidar gran parte de las pasturas”, apuntó.

Al respecto también se refirió Sebastián Rodríguez, subsecretario de Desarrollo y Producción Animal del Ministerio del Agro, quien insistió en que “en invierno cae mucho la producción forrajera, entonces en la época de más altas temperaturas es donde el productor aprovecha para confeccionar reservas y prepararse para estos tiempos”.

“El año pasado se vio un déficit hídrico bastante importante y limitó en cierta forma la producción de reservas forrajeras para este invierno, y lo que estamos viviendo hoy con las heladas es algo que todos los años pasa, y es donde aparece el rol técnico y apoyo al productor”, indicó en comunicación con el programa Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7.

Asimismo, dijo que el abastecimiento no estaría en peligro, si bien cae la producción por la situación forrajera con las vacas en lactancia se compensa un poco esa pérdida. “Hay que seguir trabajando y hacemos mucho hincapié en la prevención y estrategias productivas. Hoy ya estamos trabajando para el invierno que viene”, atestó.

Alerta en Pozo Azul

En la misma zona productiva, más precisamente en el municipio de Pozo Azul, son dos las cooperativas que se dedican a la producción de queso, abasteciendo las salas de industria con materia prima proporcionada por los socios. Con las heladas la baja en la disponibilidad de pastura es abrupta y en consecuencia, la producción de leche disminuyó de entre un 50 y 70% impactando de forma negativa en la economía.

Una de las cooperativas que hace unos meses marcó un notable crecimiento en la actividad lechera es la Agropecuaria y Forestal de Polvorín, donde más de 19 familias cuentan con vacas lecheras y aportan la materia prima para la producción de quesos, en la sala de industria de dicha entidad habilitada en 2019, que a mediados de abril no lograban abastecer la demanda, ahora se encuentra en una complicada situación.

En una zona donde la implementación de pasturas de invierno o sistemas de silos, resulta un desafío, la pastura con la que cuentan es fuertemente castigada por la helada, poniendo en riesgo la alimentación de los animales, en este caso las vacas lecheras. A esto se suma la nula producción de maíz en lo que fue la última zafra, que torna más compleja la situación.

En este caso, la producción tanto de leche como de queso, disminuyó un 70 %, de acuerdo a lo que detalló a este medio el presidente de la cooperativa, Erico Senger.

“Entre marzo y abril contábamos con 15 mil litros de leche que nos permitía elaborar 1.700 kilos de quesos, hoy sólo 8 mil litros que rinde 940 kilos de queso al mes, es mucha diferencia, esto es malo tanto para la cooperativa como para las familias que se quedan sin ningún ingreso” , dijo.

Ante esta realidad, insisten en la importancia de armar un sistema de forrajeo que permita trabajar con silos para el invierno o la implementación de coberturas como avena que resisten a las heladas y resultan un alimento muy nutritivo para los animales.

En esa línea, desde la cooperativa Agrícola, Ganadera y de Servicios Azul Limitada, segunda  entidad que trabaja con la lechería y ultima detalles para la habilitación de la sala de industria en Pozo Azul, hicieron referencia al tema pasturas.

“En nuestro caso notamos que afectó tanto la sequía como las heladas, reduciendo a un 50% menos de litros de leche. Estamos insistiendo con los socios y colonos para que se sumen a las jornadas de capacitación e implementen pasturas de invierno. Hicimos unas experiencias y son buenos los resultados y algunos con eso pueden mantener a los animales”, señalo Claudio Braun, presidente de la entidad.

En este caso, llegaron a producir a mediados de enero 500 litros de leche por día que se mantuvo por tres meses, luego con las sequías comenzó la disminución que se acentuó con las castigadoras heladas.

A la fecha y pese a que se sumaron dos productores más, ordeñan 250 litros por día y en consecuencia el mismo porcentaje en cuanto a la elaboración de queso. 

 

Nota relacionadas

Continúan el trabajo fuerte pese a la angustia

La ganadería y horticultura de Irigoyen, en problemas

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias