lunes 20 de septiembre de 2021
Niebla 35.7ºc | Posadas

Malformación

Nació sin piernas y necesita una silla de ruedas

viernes 30 de julio de 2021 | 6:04hs.
Nació sin piernas y necesita una silla de ruedas
Milagros Guadalupe Cabrera (8) lleva una vida plena y activa. Foto: Daniel Villamea
Milagros Guadalupe Cabrera (8) lleva una vida plena y activa. Foto: Daniel Villamea

A pesar de sus limitaciones, Milagros Guadalupe Cabrera (8) lleva una vida plena y activa, aunque actualmente afronta algunas dificultades para movilizarse, ya que su silla de ruedas resulta pequeña para su tamaño y requerimientos diarios.

En ese contexto, su madre, Romina Irala (30), viene gestionando asistencia ante diferentes organismos del estado, pero hasta el momento no consiguió una silla que se adapte a las necesidades de la niña.

Asimismo, lamentó que tampoco lograron avances para la adquisición de las prótesis que requiere su hija, que nació sin piernas por una malformación genética que quedó expuesta recién en el parto.

“Según los especialistas, a partir de los 6 años ya podía empezar con la adaptación a las prótesis, pero pasaron dos años y seguimos esperando. Yo crío sola a mis tres hijos y no tengo medios para comprar las prótesis. Guadalupe está grande y quiere tener sus piernas. Incluso desde chiquita los médicos le entusiasmaron con esa posibilidad”, comentó Irala con un gesto de frustración.

En tanto, subrayó la urgencia de “conseguir otra silla de ruedas porque la que tiene le quedó muy chica y es incómoda. Ella tiene la obra social Profe (de Anses), pero ya presenté un montón de papeles y nada. Es una situación muy angustiante”.

 Guadalupe asiste a tercer grado de la Escuela 304 de Oberá y es una de las mejores alumnas, contó con satisfacción, aunque ella misma reconoció que también en el ámbito escolar afronta dificultades diarias.

“Tengo que usar el baño de maestros porque el otro no tiene rampas”, comentó la niña como al pasar, pero transparentando una restricción que condiciona su normal integración.

A pesar de sus propias limitaciones y de la condición humilde de su familia, la niña siempre se destacó por sus ganas de superación y desde chiquita se trasladaba con las manos, lo que le permitió desenvolverse y jugar con sus hermanos mayores con total naturalidad. La familia reside en el barrio Villa Vick. “Ella tiene un carácter genial, es una nena normal, sólo que nació sin piernas. Ahora su estructura ósea está en condiciones de usar prótesis y tiene la edad justa para empezar, pero chocamos con la imposibilidad económica”, lamentó su mamá. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias