domingo 26 de septiembre de 2021
Cielo claro 28.7ºc | Posadas

Yerba mate: prevenir mata superproducción

sábado 24 de julio de 2021 | 6:00hs.
Yerba mate: prevenir mata superproducción

Nuevamente, como si fuera blanco o negro y no hubiese, como sí las hay, condiciones racionales, intermedias y preventivas… el sector se conmueve, cuando debiera primar el sentido común.


Necesaria información
La yerba mate es un cultivo perenne, no se lo puede, como en la pampa húmeda, cambiar por otro cultivo anual si el precio no es bueno: planto maíz o soja, o trigo, o sorgo. La yerba mate debe esperar cuatro años para la primera cosecha de formación y tarda ocho o diez años para rendir a pleno.

La demanda es inelástica, es decir que tiene un techo conocido y previsible. Si se perfora, hay superproducción. Es necesario mantener el equilibrio entre demanda y oferta para no entrar en crisis de faltante o de sobrante. El consumo promedio se mantiene en 6 kilogramos por habitante y por año, es decir que la demanda es por crecimiento vegetativo o por exportaciones. La buena noticia es que desde hace unos años el mate a virado a consumo caté

Las crisis no se resuelven al toque, necesitan años para repararlas y se acompañan de daño social y económico.

Para evitarlo, se crearon entes reguladores: en 1936, la Comisión Reguladora de le Yerba Mate (Crym), abolida en 1991, y el Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym), creado en 2001.


Apretada historia de subes y bajas
En la primera mitad del siglo XX se importaba yerba; para paliar esa condición se dieron lotes fiscales a pequeños agricultores con la obligación de plantar yerba mate; en pocos años la oferta sobrepasa a la demanda y se produce una fuerte caída de precios durante más de una década. Se crea la Crym a fin de regular la producción. Arranca poniendo un fuerte impuesto a las nuevas plantaciones (haciéndolas de hecho prohibitivas). A la larga, envejecimiento de yerbales, abandono de cuidados y caída de oferta. Ante esa situación, se resuelve autorizar nuevas plantaciones (sin impuestos) en 1957/59 y se plantan 65 mil hectáreas nuevas, hasta 15 hectáreas por productor.

En la década siguiente comienzan los picos de sobreoferta, hasta que en el año 1966 se prohíbe absolutamente cosechar, al año siguiente desembarcan los cupos, sólo se cosecha la mitad del yerbal… Los cupos se mantienen hasta 1977. Tantos años de bajos precios y dificultades significaron abandono de yerbales, éxodo rural, mala calidad por falta de producción.

En la década del 80, fuerte faltante; en 1984, después de 25 años sin nuevas plantaciones, se autorizan 20 mil hectáreas, hasta cinco hectáreas por productor, sea o no yerbatero (durante décadas, cuando se autorizaba a plantar era sólo a los yerbateros; los no yerbateros, joderse). En el año 87, de acuerdo nuevamente con el Inta, otras 27 mil con la misma modalidad.

En el año 1991 se liquida la Crym y de hecho se liberan plantaciones sin límites de ningún tipo, vuelta a la crisis de sobreoferta, pobreza, tractorazo, precios bochornosos… creación del Inym en el 2001 por ley nacional promovida por el diputado misionero Raúl Solmoirago.


Situación actual
El 1%, 80 productores, produce igual que el 67%, 5.143 productores. Lo que indica un corrimiento a la concentración.

Entre el año 2015/2021, los viveros fiscalizados vendieron 65 millones de plantines, equivalentes a 21 mil hectáreas de alta densidad (15/20 mil kilogramos por hectárea de hoja verde contra el promedio de 6/8 mil de los yerbales promedio. Es ponderable la alta producción en menor espacio, ejemplo a imitar), lo que significa en el corto plazo 315 millones aproximadamente de kilogramos de hoja verde, sumados a la oferta de 850 millones actuales, superando largamente la demanda…

Corrientes anuncia en paralelo a lo mencionado el subsidio de 5 mil hectáreas nuevas en su provincia, las que se sumarán en cuatro o cinco años a los más de mil millones de kilogramos por venir.

En una investigación satelital del Inym, en el departamento de San Pedro, se detectan 927 nuevas hectáreas no declaradas; transpolando esa condición al resto de la provincia, se suman muchas más hectáreas no contabilizadas…

La importación de yerba canchada del Paraguay es equivalente a 100 millones de kilogramos de hoja verde. Las exportaciones, equivalentes a 120 millones de kilogramos de hoja verde


Inym
Ante esta situación de más que previsible sobreoferta, el Inym resuelve limitar las nuevas plantaciones hasta 5 hectáreas por productor, sea chico, mediano o grande. Son 10 mil los productores entre Corrientes y Misiones; es decir que se van a incorporar muchas nuevas hectáreas a la producción y no hay prohibición, solamente límite. Debe mencionarse que además, el productor puede reponer anualmente el 2% de la superficie de su plantación

Legítimamente hay instituciones y hasta una provincia que se oponen a la limitación, pero también legítimamente instituciones de Corrientes y Misiones, incluida Uatre (tareferos) acompañan al Inym, que además del tema productivo tiene la responsabilidad y obligación social de cuidar al pequeño productor, tereferos y sus familias.

No todos sufren una crisis de superproducción de la misma manera… Los chicos, mucho más… y son los que redistribuyen más y mejor sus ingresos.

Estos pequeños productores, en un 90% están en el vientre de Misiones; en cada crisis enmagrecen las chacras, engordan las villas y languidece la economía. El colono no manda a sus hijos a la universidad, el camionero no transporta, el bolichero no vende, etc. etc.

Hizo bien el gobierno de la provincia de Misiones en acompañar al Inym, al que hay que sostenerlo con el mayor número de instituciones y productores/tareferos.


El futuro
Además de Messi, Neymar y Griesmann, la sociedad se inclina a consumir lo natural, y el mate es pura energía natural. Las exportaciones se mantienen en 40 mil toneladas desde años, pero hay síntomas de un futuro promisorio: Red Bull ya tiene un energético en base a yerba mate, también la mundialmente Perrier. latitas con yerba mate se ven

Una empresa misionera tiene en la gatera un mate exprés en cápsulas, para colarse con el café. El Inym promueve en Europa anteriormente y en India hace pocos años el mate como infusión mezclado con gustos locales. La idea es colarse con el té, de inmenso y creciente consumo mundial. Además de sus muy exitosos ‘Matear’ en la Sociedad Rural de Buenos Aires.

Lo del Inym es una medida precautoria y temporaria, un “paso a paso” a lo Mostaza Merlo. Se trata de no chocar con la misma piedra de siempre, que increíblemente lo hicimos en tres oportunidades. Hoy se busca evitarlo, e impedir mayor concentración del negocio yerbatero.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias