viernes 30 de julio de 2021
Cielo claro 5ºc | Posadas

Alejandro Ramón M. (37) estaba con libertad condicional

Autopsia reveló que Alejandro Pereira murió por los golpes en su cabeza

El informe preliminar de la operación arrojó que no fue el puntazo lo que terminó con la vida del pensionado. El acusado podría ser indagado mañana o el sábado

jueves 22 de julio de 2021 | 6:03hs.
Autopsia reveló que Alejandro Pereira murió por los golpes en su cabeza
La víctima fue hallada boca abajo en su habitación. Foto: Natalia Guerrero
La víctima fue hallada boca abajo en su habitación. Foto: Natalia Guerrero

El acusado por el homicidio de Alejandro Daniel Pereira (43) sería trasladado entre mañana y el sábado a completar la audiencia indagatoria ante el juez Miguel Mattos, titular del Juzgado de Instrucción Siete de Posadas.

Se trata de Alejandro Ramón M. (37), quien deberá designar antes un abogado defensor. Por estas horas avanza la conformación del sumario policial con los elementos iniciales de la causa, entre ellos el informe preliminar de la autopsia realizada por el Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial.

Al respecto, según detallaron fuentes ligadas al caso a El Territorio, la operación determinó que la víctima, quien percibía una pensión por discapacidad, falleció a causa de la brutalidad de los golpes que recibió en la cabeza y no por el puntazo que presentaba en la espalda. El arma blanca no fue hallada.

Asimismo, dentro de un armario de la casa los efectivos policiales y judiciales que trabajaron en la escena encontraron un hierro cubierto con una toalla, que podría ser el arma homicida. Lo que trascendió es que ese elemento había sido ubicado mediante una declaración por parte del implicado a la hora de ser detenido.

Como informó ayer este medio, el sospechoso fue localizado por los efectivos de la Dirección de Homicidios y la Comisaría Novena en un centro de rehabilitación del microcentro posadeño, donde habría pedido alojamiento el día domingo por la tarde. Algunas de sus pertenencias presentaban manchas de sangre y también tenía lesiones que indicarían que estuvo involucrado en una pelea.

Según lo que se pudo reconstruir hasta el momento, en la actualidad Mangueruli -como se lo conoce- realizaba changas en la zona del barrio A4, donde tiene domicilio, aunque al parecer vivía en situación de calle.

Libertad condicional
El sospechoso llevaba un año y ocho meses en libertad condicional, ya que estaba purgando una condena a 13 años por otro homicidio ocurrido justamente en el populoso barrio del sur posadeño. La víctima en ese caso fue Rubén Díaz (54), un cortador de pasto del lugar.

La crónica de El Territorio sobre el hecho se tituló ‘Asesinó a golpes a su vecino para robarle porque no le dio para el vino’.

“Escuché como diez veces que pegaron en el piso y vi que Mangueruli estaba golpeando algo, pero como mi casa está mucho más abajo que la de mi vecino, sólo le vi de la cintura para arriba y no vi que estaba golpeando a alguien, nunca me imaginé eso, pensé que estaba haciendo locuras nomás. Y después no escuché nada más. Cuando estaban discutiendo el vecino le decía ‘andate, andate, vos sos amigo de mis hijos’”, relató entonces un testigo.

Y añadió: “Yo vi todo, quién fue y todo. Él estaba pegando y le pedía plata para comprar un vino. Pero no me metí y me fui a dormir y a la mañana siguiente me fui a trabajar. Sólo a mi señora le conté lo que vi”.

Según las investigaciones, además del homicidio, quien sería luego condenado también robó elementos de trabajo de la víctima y los vendió en el barrio.

Mangueruli fue detenido horas después en un avanzado estado de ebriedad.

El crimen de Pereira fue descubierto ayer por la mañana , luego de que sus familiares ingresaran a su casa ubicada en la Manzana B con una copia de llave tras varios días -desde el miércoles 14- sin tener novedades sobre él. El cadáver estaba en la habitación, boca abajo.

Las testimoniales apuntaron rápidamente al ex convicto, que solía juntarse a beber con la víctima, por lo que sólo fue cuestión de horas hasta que la Policía lo ubicó.

Sobre el móvil del crimen, la familia de Pereira considera que se trató de un robo, en razón de que “había cobrado el 14 porque es pensionado. Creo que le entraron a robar, lo mataron y cerraron la casa. Se ve que cerraron desde el lado de adentro y salieron por la puerta de atrás. Yo pensaba que él estaba encerrado, pero me llamaba la atención que nunca salía. Es la primera vez que se ausentaba así, cada vez que él viajaba avisaba a sus hermanos que iba a viajar. Y nos dejaba la llave por cualquier cosa. Incluso venía mi abuela esos días que él no estaba y se quedaba”, indicó Blanca Pereira, su hermana.

“La vecina de al lado me había dicho el viernes, cuando fui a golpear la casa de él, ‘Blanca, yo anoche vi que salió un flaco alto, todo vestido de negro, con capucha y con una mochila’. Y desde ahí nos empezamos a preocupar ¿Cómo iba a salir una persona de la casa de mi hermano? Y creo que ese es el que está detenido”, agregó la entrevistada.

Blanca contó que se acercó varios días a su casa, golpeó y no tuvo respuestas. La preocupación ganó terreno y se comunicó con comisarías y hospitales, pero su hermano no estaba detenido ni internado. Finalmente no le quedó otra que interrumpir en la morada y encontrarse con la terrible escena.

 

En cifras

13 Por el crimen de Rubén Díaz (54) ocurrido en 2011, Alejandro Ramón M. (37) fue condenado a 13 años de prisión. Hace un año y ocho meses que estaba libre.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias