martes 03 de agosto de 2021
Cielo claro 16ºc | Posadas

El niño, de un año y medio, tiene una fractura de cráneo

El acusado de golpear a su hijastro se abstuvo ante el juez

Las autoridades del Juzgado de San Vicente le imputaron lesiones leves agravadas por el vínculo y amenazas de muerte. Por ahora seguirá el proceso detenido

miércoles 21 de julio de 2021 | 7:51hs.
El acusado de golpear a su hijastro se abstuvo ante el juez
El hecho ocurrió el sábado 17 de julio e intervino la Comisaría de El Soberbio.
El hecho ocurrió el sábado 17 de julio e intervino la Comisaría de El Soberbio.

El hombre acusado de golpear brutalmente al hijo de su concubina en la localidad de El Soberbio fue trasladado ante las autoridades del Juzgado de Instrucción de San Vicente, donde se concretó la audiencia indagatoria.

Según detallaron fuentes ligadas al caso, ante el juez que entiende en la causa, Gerardo Casco, Gelson N. (38) decidió abstenerse de declarar. Fue imputado por los delitos “lesiones leves, agravado por el vínculo” por haber golpeado al bebé y “amenazas de muerte” contra su pareja.

Cómo informó oportunamente este medio, el hombre se entregó hace una semana, el 14 de julio, luego de permanecer cuatro días en condición de prófugo. Lo hizo ante los efectivos de la Comisaría de San Vicente, donde por ahora quedará alojado a la espera de los avances de la investigación.

En cuanto a la víctima, de un año y cuatro meses, fue trasladada esta semana a Posadas para someterse a estudios complementarios más complejos. El pequeño está internado junto a su madre con un diagnóstico de fractura de cráneo.

“Le hicieron una placa y detectaron una fractura que podría tener otras consecuencias, por eso en Posadas le van a hacer estudios más específicos y se verá cómo seguir”, explicó el fin de semana Carla Álvez, mamá del pequeño y quien reveló que “no descartan que tengan que hacerle una cirugía”.

El pequeño se llama Ángel Gabriel, por el momento se mantiene estable, lúcido y ya se moviliza por sus medios a la espera de que las heridas de su rostro sean parte del pasado.

De acuerdo a la denuncia radicada por la progenitora en la comisaría Primera de El Soberbio, el ataque sucedió hace una semana en la casa del barrio Bella Vista donde vive en pareja con el agresor desde hace diez meses. La mujer reveló que no es la primera vez que éste lastima a la criatura puesto que hace dos meses le quebró un brazo al lanzarlo contra la pared, hecho que no denunció “por miedo” en razón de que “estaba amenazada”.

Por eso ahora pide justicia y protección para ella y otras dos hijas de 3 y 4 años, porque -según dijo- el hombre había amenazado que iba a matarla al recuperar la libertad.

El Juez de Paz de El Soberbio, Natalio Héctor Giménez, ordenó la prohibición de acceso y acercamiento mutuo por seis meses, a 300 metros de distancia. Es una medida de protección para las víctimas.

La cédula de notificación aclara que “no podrán acercarse al domicilio, a los lugares de trabajo y/o concurrencia y/o circulación de la persona” e informa que “la prohibición de acercamiento importa suspender todo tipo de contacto físico, telefónico, de telefonía celular, de correo electrónico y/o por cualquier otro medio que signifique intromisión injustificada con relación a la persona denunciante. Todo bajo apercibimiento de encontrarlo incurso en el delito de desobediencia”.

“Sangre por todos lados”
En diálogo con El Territorio la denunciante recordó que el sábado de la agresión “al mediodía él (por el acusado) se fue a la casa de un primo para arreglar una moto, en esa casa tomaron cervezas y cuando regresó, a la tardecita, siguió tomando”.

“Eran las 17 cuando me dijo que haga pizzas, entonces agarro plata para ir al kiosco con mi hija más grande, que tiene 4 años y él se quedó con los dos más chicos. Compré todo, fueron pocos minutos y a la vuelta, cuando entré a la casa mi bebé estaba tirado en el piso, había sangre por todos lados, tenía moretones y apenas lloraba”, detalló.

“Le cuestioné a los gritos por qué hizo eso y me quiso ahorcar, dijo que me iba a matar y negó haber castigado al bebé. Me amenazaba. Por miedo empecé a hacer la comida mientras trataba de comunicarme con la vecina para que llame a la Policía”, añadió Carla, dando cuenta que el pequeño estuvo alrededor de una hora sin recibir atención médica en razón de que no conseguía ayuda y el sindicado agresor seguía manteniéndola bajo amenazas.

“Rogaba que vengan los policías, pero no vinieron, entonces le mandé un mensaje a la hermana (su cuñada) para que me ayude a llevarlo al hospital pero se negó diciendo que no querían que el hermano vaya preso”, relató. Finalmente llegó al hospital de El Soberbio “en un remís que llamé ni bien pude salir de casa con mis hijos. Fue desesperante”.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias