domingo 25 de julio de 2021
Cielo claro 26ºc | Posadas

“Fue una experiencia increíble”

La Conmebol habilitó público para la final de la Copa América y el misionero Diego Bernal disfrutó de cerca la consagración de Argentina en el Maracaná

lunes 12 de julio de 2021 | 6:05hs.
“Fue una  experiencia  increíble”
Con la camiseta del Diego y en el Maracaná, el misionero festejó el título.
Con la camiseta del Diego y en el Maracaná, el misionero festejó el título.

Argentina y Colombia iban a organizar la Copa América en 2020, pero la pandemia de coronavirus cambió los planes. Por cuestiones sociopolíticas, Colombia se bajó y, por cuestiones de salud, Argentina le cedió a Brasil la organización.

El destino quiso que la celeste y blanca tenga revancha en el Maracaná, a siete años de la final con Alemania y también quiso que un misionero sea testigo del primer título de Lionel Messi con la selección mayor.

“Fue una odisea poder estar entre esas dos mil personas. Una experiencia increíble”, contó Diego Bernal. De Garupá a Búzios y de Búzios a Río de Janeiro para ver a la selección.

“Hace 10 años vivo en Búzios. Tengo una posada ahí y una empresa para traer y llevar gente desde Río de Janeiro. Ahora, con el tema de la cuarentena, me dediqué a las bolsas de comercio”, comentó el misionero de 37 años.

Cuando la Conmebol habilitó un porcentaje del estadio para el público, Diego no lo dudó. “El viernes salí a la tarde para Río. Fui directamente al consulado a esperar los números, hice una fila de tres horas”, recordó.

Como todo sucedió muy rápido, las entradas no estaban en el consulado argentino. “El sábado fui al Maracanazinho (está al lado del Maracaná). Hice fila desde las 8 hasta las 13 o 14. Nos hicimos el PCR y nos registramos en un sistema que abrió el consulado, con nuestro documento de residente de Brasil. Tener la credencial en la mano fue una locura”, admitió.

Parte de la odisea está cumplida. “Me fui al hotel, me pegué una ducha y volví a la cancha. Estar ahí adentro fue increíble”, se emocionó el oriundo de Garupá.

Como una especie de homenaje a Maradona, Diego se calzó la camiseta del Mundial del 90 y sufrió, como gran parte de los argentinos. Pero también, como la gran mayoría de los argentinos, festejó, aunque desde un lugar privilegiado.

“Gritar el gol y campeón ahí, con Messi de frente, fue increíble. Nos quedamos hasta que nos echaron festejando, cantando. Seguimos afuera y después un grupo se fue para Copacabana”, contó el de la Tierra Colorada

“En 2014 por cuestiones económicas no pude ir al Mundial. Fui a la Copa América en 2019, a todos los partidos, pero esto fue mucho más. Todos estábamos en la misma sintonía”, aseguró el fanático de River.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias