domingo 05 de diciembre de 2021
Cielo claro 26ºc | Posadas

Marcha de los días: Independencia política y dependencia económica

Son aspectos que pesan sobre algunos estados como el argentino, a raíz de la pesada deuda externa. La gestión de Macri, señalada de haber enviado armas para reprimir protestas sociales en Bolivia. El campo protesta. En Misiones, los privados están interesados en la creciente industria del conocimiento, que es acompañada por una moderna legislación

domingo 11 de julio de 2021 | 7:28hs.
Marcha de los días: Independencia política y dependencia económica

En el mundo hay 194 países soberanos distribuidos por los cinco continentes. Estos países son reconocidos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como estados soberanos e independiente. Pero la pregunta es cuántos países de verdad tienen plena independencia política y fundamentalmente económica. Todo depende de su capacidad de pago, que en este momento no es el caso de la Argentina, uno de los once estados más endeudados del mundo. Al 30 de septiembre de 2020, la deuda total argentina equivalía al 125,6% del PBI. En tanto, los cinco países que lideran la lista son Japón, con una deuda del 223,3% del PBI, Grecia 199,2%, Italia 154,2%, Singapur 144,8% y Portugal 130,7%, mientras que los cinco países que le siguen son Estados Unidos 118,9%, Francia 116,5%, Bélgica 113,2%, España 114,1% y Canadá 101,9% del PBI. Como se indicó, hay países con moneda fuerte como Estados Unidos que pueden responder con mayor solvencia a sus compromisos, siempre dependiendo o regulando el valor del dólar y la tasa de interés que fija la Reserva Federal. Por eso, el país del norte ya proyecta pronta recuperación tras la exitosa campaña de vacunación como el masivo estímulo económico dado por el presidente Joe Biden. En el marco del 245° aniversario de la independencia del 4 de julio, se habló que podría crecer hasta 7 por ciento este año y de un renacimiento estadounidense.

En cambio, en los 205 años de la declaración formal de la independencia argentina celebrada el 9 de julio, aún no está resuelta la independencia económica. Al contrario, es un tema en plena negociación como la que viene encarando el ministro Martín Guzmán con el Grupo de los 20 (G20) y con el Fondo Monetario Internacional para renegociar la deuda externa. En tal sentido, tras dos días de deliberaciones y negociaciones bilaterales y multilaterales, los ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales de las principales economías del mundo celebraron el acuerdo alcanzado sobre un impuesto global a las corporaciones multinacionales, al tiempo que reclamaron la revisión de la política de sobrecargos que aplica el FMI, cuestiones impulsadas por la Argentina que cosecharon fuertes apoyos en el seno del G20.

Por lo tanto, el 9 de julio remite a la importancia de conservar nuestra identidad, lograda gracias a héroes nacionales como el padre de la patria José de San Martín o el creador de la Bandera nacional Manuel Belgrano. Pero haber resistido el avance de los ingleses o desligado por entonces de los españoles no significó haber puesto una barrera definitiva al avance de otros intereses.

Así como los gobiernos de facto comprometieron con seriedad la independencia económica de la Argentina tomando exorbitantes deudas externas, del mismo modo tras la instauración de la democracia en 1983 con Raúl Alfonsín y hasta la fecha, los quince presidentes que pasaron por la administración nacional -algunos muy temporarios como los siete del año 2001-, todos debieron lidiar con la dependencia económica. Unos tomando deudas y otros intentando cumplir con esos compromisos.

Es el caso actual, tras haberse convertido Mauricio Macri en el mayor tomador de deuda externa durante su presidencia, ahora Alberto Fernández intenta negociar para recuperar más autonomía. Macri tomó un préstamo de 57 mil millones de dólares que el Fondo Monetario Internacional (FMI) le concedió al país a mediados de 2018 y finalmente se desembolsaron más de 44 mil millones de dólares. De datos oficiales surge que tras los cuatro años de gestión de Cambiemos, la deuda bruta argentina se elevó por entonces a 323 mil millones cuando finalizó el mandato de Macri, es decir 2019.

Por lo tanto, quienes agitan por estos días la bandera de la independencia, deberían recordar que fuimos al Fondo Monetario Internacional donde volvimos a perder esa independencia económica y con ello, decidimos volver a someternos a las exigencias de los grandes poderes económicos. Como consecuencia, apenas asumido el presidente Alberto Fernández y luego la llegada del coronavirus, la Argentina ya estaba entrando en su segundo default en 20 años. Es decir, ya se entraba en un incumplimiento de pago al no poder desembolsar los intereses de la deuda. De allí que el presidente Alberto Fernández en Tucumán, durante el acto central por la conmemoración de la Declaración de la Independencia, volviera a cuestionar el endeudamiento realizado por Macri ante el FMI, al recordar que hipotecó el futuro de miles de jóvenes e indicar que, de acá a fin de año, el país tiene compromisos por 5.000 millones de dólares con el Fondo Monetario por un gobierno que asumió esos compromisos dos años atrás.

De reclamos y pedidos

En el marco de la celebración de la declaración de la independencia, un nutrido grupo de políticos, sindicalistas, artistas y profesionales de distintos sectores que apoyan al gobierno de Alberto Fernández reclamaron alternativas viables y transformadoras para sacar al país adelante en medio de crisis económica y social que desató la pandemia de coronavirus. Plantearon que la independencia económica es más justicia social, trabajo digno, salarios justos y producción nacional. A su vez, el contenido de la carta se dio a conocer en medio de la multitudinaria marcha del campo, en que dirigentes agropecuarios de la Mesa de Enlace, además de calificar al gobierno de mentiroso, pidieron que dialogue y no destruya el país. A su vez, reclamaron un cambio de rumbo, en beneficio de la producción y el trabajo. En la llamada Proclama de San Nicolás se incluyó desde pedir a las autoridades que respeten la Constitución Nacional hasta que el derecho a la propiedad privada esté garantizado y se avance hacia una baja en el gasto público.

Contra Evo Morales

En el mismo contexto, el mandatario nacional pidió disculpas al pueblo de Bolivia porque un gobierno argentino, en alusión a la gestión de Macri, haya mandado armamentos para parar la protesta de un pueblo que se levantaba contra un golpe militar. Justamente el último jueves se conoció que el gobierno boliviano de Luis Arce denunció que la administración de Macri proveyó de manera clandestina material bélico al régimen de Jeanine Áñez para reprimir protestas sociales contra Evo Morales, en plena crisis y quiebre institucional de 2019. Ahora la Justicia de ambos países deben investigar el supuesto envío ilegal de armas.

De las balas al correo

Otras balas que pican cerca de Macri incluyen la resolución judicial decretando la quiebra del Correo Argentino. Macri, sabiendo lo que se venía, denunció persecución judicial. Es decir, intentó presentarse como víctima, aunque no habló de que el tema viene de hace varios años. Lo cierto es que esta semana se resolvió un tema que involucra al grupo económico. Durante 20 años se extendió el concurso de acreedores –un sistema legal al que se recurre alegando cuando no se puede pagar un compromiso- que terminó esta semana con la declaración de quiebra decretada a Correo Argentino SA. El proceso había comenzado a fines de 2001, cuando la empresa perteneciente a la familia del ex presidente Mauricio Macri dejó de pagar por varios años deudas por un canon que se le exigía para explotar la concesión del correo oficial.

El Grupo Macri tuvo la concesión del Correo entre 1997 y 2002. Según la denuncia, pagó durante el primer año y luego dejó de abonar este compromiso, con lo cual acumuló una deuda de 296 millones de dólares, porque en ese momento –en 2001- estaba vigente la ley de convertibilidad. El primero que la advirtió por haber acumulado deudas fue el entonces presidente Fernando de la Rúa, cuando en ese momento ya rondaba los 92 millones de pesos. Los posteriores gobiernos intentaron cobrar esas deudas sin éxitos.

Pero la actual historia que involucra a la familia intentó torcer el propio Macri siendo presidente de la Nación. Durante su gestión logró un acuerdo entre la empresa y el Estado. Pero un fiscal consideró que esa oferta aceptada, que incluía quitas de casi el 100 por ciento, era abusiva, implicaba perjuicio fiscal y su irregular aceptación perjudicaba gravemente el patrimonio del Estado nacional.

Más industrias y empleos

La actividad industrial continúa afianzándose en plena pandemia en Misiones. La fábrica de zapatillas Dass Eldorado, que hace tres años comenzaba a declinar y cuya quiebra parecía inevitable, hace un tiempo retomó impulso y ahora vuelve a fabricar zapatillas de la marca Nike. Es que desde 2019 la empresa vivió un período de crisis, que derivó en un gran número de despidos y en el marco de la pandemia, la producción se paralizó. Pero a inicios de este año, la industria del calzado comenzó a reactivarse como sucedió también con la empresa eldoradense. A su vez, a mediados de mayo, con la visita realizada en la planta por el presidente Alberto Fernández, se anunció la decisión de duplicar la producción en Misiones y con ello la incorporación de más de 200 operarios.

Esta semana, con la presencia del gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, y el secretario de Industria y Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, Ariel Schale, y -mediante videoconferencia- el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, se puso en marcha la nueva etapa de producción de la fábrica.

En ese marco, además, se dio a conocer el respaldo crediticio de la Nación por mil millones de pesos para poner en marcha en Misiones el denominado plan Mi Primer Secadero. El proyecto gestado en la provincia apunta a fortalecer a los pequeños aserraderos y, con ello, darle un nuevo impulso al sector. Se prevé instalar en un año y medio, alrededor de 200 nuevos secaderos.

Todo lo previo respalda los datos oficiales de que en los primeros cinco meses del año se crearon tres mil puestos de trabajo nuevos en Misiones, registrados y constatados con datos del Ministerio de Trabajo de la Nación. Ello además es posible, por haberse logrado trabajar de manera seria en la contención de la pandemia para permitir la continuidad de las actividades.

Muestra de ello es la seguidilla de récord de recaudación propia, superando 100% al mismo período del año pasado. Estos ingresos permiten a la Provincia contar con autonomía financiera para definir estrategias. En la misma sintonía, ahora, se abren expectativas en el sector turístico para lo cual se inmunizó a todo el personal que pidió la vacuna. Del mismo modo, Misiones logró aplicar casi 550 mil vacunas y con ello, estar cerca de cubrir el 100% de su población objetivo.

Los privados quieren sumarse

El proceso de innovación que viene impulsado la provincia, es seguido muy de cerca por industriales, empresarios en general y comerciantes. Todos observan que es una buena oportunidad de sumarse a la economía del conocimiento y vienen analizando, cómo el sector privado puede integrarse al proyecto. De esta manera se llevan análisis de manera separada por los diversos sectores, aunque hay coincidencia en los objetivos de búsqueda.

Esta semana, la Cámara de Comercio de Posadas reunió en su sede a diversos sectores y lanzó la idea de patrocinar a emprendedores, en tanto desde el Movimiento Industrial de Misionero, consideran oportuno promover el emprendedurismo y potenciar mediante aceleradoras de proyectos y en igual sentido avanza la Confederación Económica de Misiones que ya firmó algunos convenios. Casi en el cierre de la semana se sumó un dato no menor. Fue la creación mediante ley aprobada en la Legislatura provincial del programa misionero de innovación financiera con tecnología blockchain y criptomoneda. De esta manera, con el proyecto promovido por el presidente de la Legislatura, Carlos Rovira, Misiones se convirtió en la primera provincia del país en acceder a la modalidad del futuro y entrar de lleno al mundo de los activos digitales y dar otros pasos, a iniciativas como la creación de bonos verdes o respaldado en la innovación mediante la Escuela de Robótica a Silicon Misiones, que ahora despierta alto interés del sector privado.

Exhibición de fuerzas en Santa Ana

Esta semana se vivieron momentos de tensión en el edificio municipal de Santa Ana. Fue cuando el concejal opositor Luis Silva se cruzó de manera verbal con el intendente, Pablo Castro, pidiendo informes del balance 2020 y amparado en la Ley de Acceso a la Información Pública. El edil estuvo acompañado por sus pares de otros municipios, diputados provinciales y dirigentes de Juntos por el Cambio.

Tras los primeros planteos realizados al intendente, comenzó a elevarse la discusión y terminó en gritos. Los que acompañaron al concejal Silva hablaron de que fueron maltratados. Desde la comuna, el jefe comunal lo rechazó y sostuvo que se incurrió en violencia institucional. Lo cierto es que en democracia no es claramente la forma de actuar, ni de quienes fueron a requerir explicaciones tentados en la búsqueda de show mediático ni tampoco de haber redoblado en presencia los que estaban en la comuna. En definitiva, fue una exhibición de insultos innecesarios de estos dirigentes ante la ciudadanía.

Desde la comuna explican que las cuentas municipales son auditadas por el Tribunal de Cuentas, que de ser así y de haber irregularidades seguramente se procederá en consecuencia.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias