martes 03 de agosto de 2021
Cielo claro 18ºc | Posadas

La causa lleva 20 años en trámite

La Justicia comercial decretó la quiebra del Correo Argentino

La jueza Marta Cirulli dio por fracasado el proceso de salvataje, ordenó el embargo de todas las cuentas de la firma del grupo Macri y prohibió salir del país a sus directivos

martes 06 de julio de 2021 | 6:02hs.
La Justicia comercial decretó la quiebra del Correo Argentino
Se ordenó la inhibición de la compañía y el embargo de todas sus cuentas.
Se ordenó la inhibición de la compañía y el embargo de todas sus cuentas.

Veinte años después de iniciado el concurso de acreedores, la Justicia decretó la quiebra del Correo Argentino SA, empresa icónica del Grupo Macri. Ordenó la inhibición general de la compañía y el embargo de todas sus cuentas, cuyos fondos quedaron a partir de ese momento bajo control de los tribunales, como paso previo a iniciar la liquidación de todos sus activos para pagar sus deudas.

La jueza en lo Comercial, Marta Cirulli, también dispuso la prohibición de salir del país a los directivos de la empresa. Lo ordenó tras concluir que el Grupo Socma no alcanzó las mayorías requeridas entre sus acreedores para sellar un acuerdo que le permitiera salvar a la empresa. Su quebranto, por tanto, era “la única forma legal posible, sin ningún margen de duda”.

Cirulli compartió así los criterios de la fiscal en lo Comercial, Mónica Mauri; de la fiscal general del fuero, Gabriela Boquín; y del procurador General del Tesoro, Carlos Zannini; como también de la Afip.

El concurso de acreedores se inició en 2001, cuando la empresa ya había dejado de pagar hacía años el millonario canon que le correspondía para poder explotar la concesión del correo oficial. El Grupo Macri gestionó el Correo entre 1997 y 2003 -gracias a la privatización del menemismo-, hasta que el gobierno de Néstor Kirchner rescindió la licitación denunciando que la empresa solo había pagado el canon durante el primer año.

Durante el gobierno de Mauricio Macri, el Estado aceptó una oferta del Grupo Macri para pagar la deuda en 15 cuotas; un acuerdo que no prosperó porque la fiscal Boquín, determinó que era ruinoso para las arcas del Estado.

Este domingo, en la previa a que se conozca el fallo de la Justicia, Macri publicó una carta en la que aseguró que él y sus hijos son “víctimas” de una “persecución política”.

Al declarar la quiebra de Correo Argentino SA, la Justicia no ordenó extender el quebranto al holding controlante, el Grupo Socma, pero sí estimó que existían “dudas razonables sobre la capacidad de pago” para cumplir con su propuesta de devolverle el 100 por ciento de lo adeudado a sus acreedores que había presentado semanas atrás.

“La conducta desplegada por la deudora -por Correo Argentino SA- a lo largo del dilatado trámite concursal no auspicia -desde la perspectiva del acreedor- la necesaria confianza en el cumplimiento fiel de lo prometido, tanto más frente a la falta de concreción definitiva que ha caracterizado sus sucesivos ofrecimientos”, explicó la jueza Cirulli en su resolución de 44 fojas, en la que remarcó que buscó explayarse en términos sencillos para colaborar con el “lector común”.

Para los Macri, la quiebra significa un duro traspié que buscaron evitar hasta el final. Su último intento se frustró el viernes, cuando la Cámara de Apelaciones del fuero Comercial rechazó, en muy duros términos, que el expediente se enviara a la Justicia porteña.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias