miércoles 08 de diciembre de 2021
Cielo claro 27.7ºc | Posadas

Biopolítica

La pandemia está dejando gobiernos con más intervenciones en cuestiones sanitarias. Los recursos limitados de países como Argentina, donde la economía se estancó. Misiones, con ayuda a los sectores más castigados. Debate y defensa de la propiedad privada

domingo 04 de julio de 2021 | 6:00hs.
Biopolítica

La pandemia, con sus variantes, se sigue extendiendo en el mundo como ocurre en la Argentina. De allí que se vive en un ambiente de profunda incertidumbre. Nadie puede hablar aún con certeza de un mundo pospandemia, pero a su vez, la economía necesita cierta orientación, aunque debe definirse en medio de un panorama que no tiene antecedentes. Lo único que se multiplicó en muchos países fue el aumento de la pobreza y una recaída severa del consumo. Los efectos de la pandemia conforman un fenómeno global, pero se manifiestan de manera asimétrica, tanto porque no golpeó de manera idéntica y porque los gobiernos tampoco usaron la misma receta; muchos incluso -los más limitados en recursos- tuvieron serios inconvenientes en la batalla sanitaria y resultaron los más golpeados por los efectos o las secuelas del Covid-19. Está claro que la pandemia generó una crisis que ahonda las desigualdades entre naciones pobres o poderosas. China, por dar un ejemplo, a esta altura no sólo logró controlar la pandemia, sino además logró que su economía creciera. Como contrapartida está Latinoamérica, con profunda caída en el Producto Interno Bruto (PIB). La situación llevó a los gobiernos a revisar sus prioridades y más allá de las ideologías o posiciones de cada uno, en cierta forma, se cumplió en parte lo que imaginaba en la década de 1970, el filósofo francés Michel Foucault respecto a la vigencia de la biopolítica, una de las formas de gestión de los gobiernos en la vida individual de una mayor intervención del Estado para el cuidado de la salud o como en este caso, por la secuela de la enfermedad del coronavirus. Hace más de 50 años, Foucault sin pensar seguramente en una pandemia como la actual, imaginaba un sistema de gobierno que gestionara más controles sanitarios o vigilancia epidemiológica como la actual. En parte, todos los gobiernos priorizaron la biopolítica, en el sentido de profundizar la seguridad sanitaria y que tanto debate ya generó en la Argentina de parte de la oposición en cuanto a si se limitaban libertades, pero que resultaron métodos necesarios para hacer frente al virus. Cuando algún día concluya la amenaza sanitaria, se sabrá con certeza si todos los métodos utilizados fueron o no adecuados o eficientes. Lo cierto es que, para contener el avance de la pandemia, se necesitó y se necesitan de recursos y estados presentes. Por eso, en un país como la Argentina, con una economía devastada, un fuerte viento ya genera temor ante una posible tormenta y posterior crisis económica. En el caso del gobierno de Alberto Fernández, en los últimos meses, se detuvo el crecimiento de la economía que venía en alza desde octubre del año pasado. En rigor, según algunas consultoras, representa el fin del viento de cola que venía acompañando hasta el primer semestre a la política económica del gobierno y sobre todo a la economía argentina. La economía retrocedió 1,2 por ciento en abril en comparación con marzo último, con lo cual sumó un trimestre en que la actividad cayó en relación con el mes precedente. De esta manera, la recuperación que venía observando en los últimos meses de 2020 se terminó frenando, en medio de las restricciones sanitarias que llevó al gobierno a ensayar el control de precios, que nunca resultó efectivo en ningún gobierno, sumado al reciente cierre de las exportaciones de carne que provocó mucha incertidumbre. Cuando empezaba a resolverse esta situación, surgió la determinación de estatizar los servicios de carga de los trenes y avanzar, en igual sentido, con la hidrovía. Estas señales contradictorias, entre avances y retrocesos, generan un campo de dudas en los inversores que son los motores más importantes de la economía al ser generadores de empleo registrado.  El gobierno nacional tiene un desafió gigante en gestionar de manera eficiente la hidrovía y los trenes de carga que le repercutirá en la economía en general.

Problemas sin resolver

Entienden los expertos económicos que ahora se entra en un proceso de delicado equilibrio, entre lo económico, pero con mucha preponderancia en lo político. Es porque las elecciones de medio término, las Primarias del 12 de septiembre y las elecciones legislativas generales el 14 de noviembre, estarán tiñendo muchos aspectos económicos. Por lo pronto, el primer dato financiero a tener en cuenta es que se frenó la suba de reservas y ahora, el Banco Central se prepara para lo que puede ser un segundo semestre sumamente turbulento, con menos liquidación de divisas y la incertidumbre electoral.  Por ahora el Banco Central, tiene poder de fuego al haber aumentado las reservas en torno a los 3.000 millones de dólares en el primer semestre. A ello se sumarán los ingresos de unos 4.300 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional mediante los Derechos Especiales de Giro, como parte de la capitalización del organismo. Pero esos montos  terminarían siendo destinados a cubrir vencimientos externos, posiblemente con el mismo organismo internacional.

Lo cierto es que los retrocesos económicos influyen de manera negativa en especial en el asalariado. Se observa, con datos oficiales, que los ingresos de los ocupados de los segmentos bajos cayeron 22,2% en el primer trimestre de este año en comparación con igual período de 2018. En tanto, para los segmentos medios, la pérdida fue de 23,7% y para el nivel más alto, de 19,1%. Estos números surgen tras compararse la inflación registrada en los últimos 36 meses. En definitiva, los salarios pierden contra la inflación y ello atenta contra el consumo. No es por lo tanto casual la reapertura de la paritaria, mientras se observa que la inflación proyectada para el año es casi imposible de cumplir. Resulta muy difícil concebir que los precios subirán sólo 29% en el año. Por lo pronto ante esta realidad, se necesita que aumente la masa salarial con los ajustes y con mayor tasa de empleos y créditos accesibles para reactivar el consumo. Arreglar la deuda con el FMI que genera incertidumbre y aleja el crédito intencional a las empresas para mejorar la capacidad de producción y desarrollo de tecnología. Porque también asociado o no al concepto de biopolítica, el gobierno argentino como todas las administraciones del mundo, deberán seguir -por ahora-, brindando fuerte asistencia a los sectores más golpeados por la pandemia, como también lo siguen haciendo provincias como Misiones.

Prescindente

El ex presidente Mauricio Macri perdió una batalla inesperada. En medio de las pujas por quienes conformarán la lista en el PRO, no pudo imponer sus candidatos y tampoco ordenar la interna de su partido. Macri había recibido a Horacio Rodríguez Larreta hace poco más de una semana para intentar bajar la temperatura interna en el partido y quiso frenar la escalada de la pelea entre María Eugenia Vidal y Patricia Bullrich. Al fracasar en tal intento, perdió autoridad y liderazgo. Su idea era que Bullrich sea la cabeza de lista en Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y María Eugenia Vidal en Provincia de Buenos Aires (PBA). Tal objetivo no se pudo concretar y se fue a Europa, sin resolver la interna. Al contrario, desde el Viejo Continente sólo mandó un escrito diciendo que no será candidato en esta compulsa y que no participa en disputas internas, dejando de esta manera mal parada a Bullrich, quien necesitaba -como los considerados más duros del espacio político- el dedo del ex presidente para determinar las candidaturas. Al quedar en soledad, la ex ministra de Seguridad en el gobierno de Cambiemos no tuvo otro camino que bajarse de la pelea, y con ello se erige Rodríguez Larreta como nuevo líder del PRO. No sólo por arreglar la lista en su distrito, sino también intenta hacerlo en PBA y otras provincias. Macri le dijo que se haga cargo de ordenar las internas, y el intendente capitalino no le esquivó al desafío.

Envión radical

Por el lado de la UCR, envalentonado con el triunfo en Jujuy, esta vez parece que recuperan la impronta de antaño y se animan a disputar el poder dentro de Juntos por el Cambio. Los dirigentes del partido centenario miran de lejos la telenovela por las candidaturas del PRO y sacan provecho. Creen haber encontrado en el neurocientífico Facundo Manes un candidato taquillero para ganar las primarias en la provincia de Buenos Aires y pasar a ser la locomotora de la oposición. Lo mismo está sucediendo en otros distritos del país, donde la UCR siente que llegó su hora y no tolera más ser los acompañantes del PRO.

Duros cuestionamientos a Bárbaro

Para Héctor Cacho Bárbaro, todo fue sobre llovido mojado. Tras el regular resultado electoral que obtuvo su partido, el frente Agrario y Social en las elecciones de junio en Misiones que lo ubicó en el tercer lugar, ahora tuvo el desacierto de ir en contra de lo que establecen las leyes, como el respeto a la propiedad privada. Un audio que se viralizó trascendió rápidamente en la provincia y el país, donde en su condición de diputado nacional llamaba a desobedecer lo dispuesto por la justicia y con ello, violar normativas, cuando su función de legislador es crear y en consonancia, ser el primero en respetar leyes que sirvan para una mejor convivencia en la sociedad y no para perturbar el orden social. Sin embargo, a principio de esta semana, el contenido del mensaje a sus seguidores pedía actuar en contra de todos estos principios y nadie salió a apoyarlo, al contrario, absolutamente todos los sectores salieron a cuestionar las expresiones del diputado nacional. Es que Cacho Bárbaro en el audio, alentaba a presionar al gobierno provincial y local, con cortes de rutas e intentar de esta manera obligar a su vez, a la justicia a retrotraerse y autorizar el reingreso de los desalojados. En definitiva, llamó a desobedecer una orden judicial. Como respuesta, los autoconvocados que reúnen a más de cinco mil productores y propietarios de la provincia, como también desde otras asociaciones, salieron en apoyo a la medida judicial y al magistrado que hizo respetar la propiedad privada y cuestionaron los dichos del diputado del partido Agrario, como también lo hicieron PRO, la UCR como Activar. Todos salieron a criticar semejante postura de alentar la intrusión y desobedecer leyes.

El tema no sólo escaló a nivel nacional, sino, además, llegó a la Cámara de Diputados de la Nación, donde se cuestionó con igual dureza las expresiones vertidas por el líder del partido Agrario.

En Misiones, el gobernador Oscar Herrera Ahuad mediante las redes sociales dejó en claro que en la provincia se respeta el derecho de la propiedad privada, la que está claramente reglamentada y respaldada en leyes. Fue, por lo tanto, una semana para el olvido para el partido Agrario y Social.

Ayuda al rubro turístico

La pandemia no da descanso, ni a la salud pública como tampoco a sectores que resultaron muy golpeados como el turismo. Si bien desde la administración provincial se viene asistiendo con diversos programas propios más las provenientes a nivel nacional, las ayudas representan siempre paliativos en especial para Puerto Iguazú que históricamente vivió de los generosos ingresos de dólares provenientes de turistas extranjeros. Al no recibir más a visitantes del exterior, se cortaron de manera abrupta estos movimientos de fondos. Viendo que el tiempo de pandemia se extiende, el gobernador Oscar Herrera Ahuad resolvió implementar la segunda etapa del Plan de Emergencia y Reactivación del Turismo misionero y lanzar un plan de incentivo denominado Ahora Vacaciones Litoral. En este paquete de asistencia, se destinará unos 200 millones de pesos para el sector en toda la provincia, aunque haciendo especial foco en Puerto Iguazú, que como se indicó fue la comuna que más sintió los efectos de la paralización de la actividad. A su vez, ofrecerá 3.000 paquetes de incentivo para la temporada de invierno para que los turistas de provincias cercanas disfruten de los atractivos misioneros, con una bonificación del 50% del valor del paquete, con un tope de reintegro de hasta 10.000 pesos para paquetes grupales que incluyan transporte y de 6.000 pesos para casos individuales. Estas asistencias serán encaradas con fondos provinciales. Al respecto, el gobernador Herrera Ahuad dejó en claro que, si bien Misiones transita por un buen momento de recaudación, porque la mayoría de las actividades están casi a pleno, esto a su vez es posible mediante fuertes inversiones que se siguen haciendo en la salud pública. Es decir, sin esas inversiones que implican importantes salidas de recursos propios, no podría estar funcionando todo el sistema económico de Misiones. De allí la explicación del mandatario provincial de la importancia de administrar de manera muy inteligente los recursos que va consiguiendo la provincia para mantener este equilibrio entre proteger la salud de todos los misioneros y posibilitar, con ello, desplegar las actividades permitidas con todos los cuidados como exigen los protocolos.  De esta manera, se dejó en claro la fuerte intervención del estado que significan importantes erogaciones, para proteger a todos los sectores ante la extensión de la pandemia. En cuanto a las vacunas en la provincia se han aplicado cerca de 500 mil dosis y con ello se está cada vez más cerca de inmunizar a toda la población considerada de riesgo. Esta semana, se va a acelerar el esquema de vacunación con la apertura de los turnos para mayores de 18 años sin comorbilidades, más los operativos extramuros, donde se busca inocular a quienes todavía no lo hicieron. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias