domingo 17 de octubre de 2021
Cielo claro 16ºc | Posadas

En Posadas, salieron a las calles en contra del maltrato animal

Marchar por los que no tienen voz

Activistas por los derechos de los animales pidieron ayer por castraciones masivas y gratuitas, y por cumplimiento de la ordenanza 11, sobre tenencia responsable

sábado 03 de julio de 2021 | 5:15hs.
Marchar por los que no tienen voz
Con globos, pancartas, carteles y cantos, todos recorrieron las calles. //Fotos: Nicolás Oliynek
Con globos, pancartas, carteles y cantos, todos recorrieron las calles. //Fotos: Nicolás Oliynek

Pancartas, globos, carteles, bombos y coreos. Todo lo necesario para llamar la atención y hacer llegar a  todos un pedido tan urgente como postergado por la sociedad: el cese al maltrato animal.

Ayer en Posadas, activistas, proteccionistas, rescatistas y autoconvocados en favor de los derechos de los animales marcharon por las calles del centro hacia la municipalidad.

Abrazados a la consigna “Basta de maltrato animal” solicitaron que se cumplan las ordenanzas X número 11 –sobre cuidado y tenencia responsable de animales- y XV número 17 –sobre el programa de sustitución de vehículos de tracción a sangre animal. Además, castraciones masivas, sistemáticas y gratuitas en hembras y machos, en perros y gatos, para detener la superpoblación.

“Mientras ellos no tengan voz, no dejarán de escuchar las nuestras. Pedimos que se cumplan las ordenanzas y que se controle ese cumplimiento. La tenencia responsable, la penalización para  aquellos que infringieran el maltrato animal y las castraciones masivas nos ayudarán a controlar a la población y a que también pueda disminuir el maltrato”, señaló Myrian Barthe, activista y una de las organizadoras de la jornada que comenzó en la Plaza San Martín.

“La normativa no se está cumpliendo y ello genera consecuencias drásticas. Como rescatistas o activistas no damos abasto”, agregó en diálogo con El Territorio, quien alberga actualmente en su hogar a 59 animales, “no porque me gusta juntarlos, sino  porque no tienen lugar a donde ir y la calle no es un lugar para que vivan”.

Respecto al esfuerzo y sacrificio que llevan adelante tanto Barthe como otras tantas proteccionistas, aludió que “nuestro trabajo es a pulmón, día tras día, por amor a los animales. Nos ocupamos de ellos y somos los que nos encargamos de contribuir a la causa de una problemática que en realidad es social. La gente se encarga de llamar y pedir ayuda a las asociaciones o las protectoras y eso está muy bien, pero también pensamos que ojalá no tuviéramos que existir y todos fuéramos responsables”.

Castración urgente

Según las cifras que manejan las activistas -que trabajan en conjunto y no cuentan con organismos que las respalden- en Posadas, actualmente hay entre 4 y 6 perros por cada habitante, lo que determina una superpoblación mucho mayor que hace 4 años, cuando el número era de 2 animales por cada vecino posadeño.

“Necesitamos que se repliquen las buenas acciones en el ámbito de la salud animal; que comprendan que la salud animal repercute en la salud humana y que si no hacemos algo, vamos a estar en serias dificultades. Necesitamos que se esterilicen 100 animales diarios, sí o sí”, replicaron Marta y Vanesa, activistas que también participaron en la jornada.

Ambas explicaron que llevando a cabo ese número de intervenciones quirúrgicas por día, en hembras y machos, se comenzaría a controlar la población animal dentro de algunos años: “Podremos ver un beneficio de acá a 3 o 4 años recién, pero tienen que hacerse ya”.

En ese sentido, la superpoblación animal es una problemática en la que vienen trabajando desde hace tiempo. Castrando animales de manera gratuita, pagando con recursos propios las castraciones de animales de vecinos, juntando dinero para intervenir quirúrgicamente a otros sin hogar,  y generando convenios o arreglos con veterinarias, las activistas buscan desde hace tiempo generar conciencia de responsabilidad y tenencia de mascotas: “La población -que ya es superpoblación- sigue creciendo y trae consigo hambre, maltrato, animales podridos, enfermedades y falta de conciencia ciudadana”.

“Esto no es responsabilidad de las protectoras, es una responsabilidad social que en este momento es reemplazada por los recursos de todas esas personas que trabajan por la causa. Siempre salimos por ellos, ponemos la cara, los recursos, nuestra vida y tiempo, nuestro corazón”, dijeron, aludiendo que, sin el compromiso de la sociedad y el Estado, todo el trabajo que encaran desde hace años sólo funciona como un parche en una problemática que nos engloba y que debe resolverse pronto.

Conciencia social

“Hoy solo vine a acompañar la lucha porque veo todos los días el maltrato y la falta de cuidado hacia los animales. Ellos merecen nuestro respeto”, dijo por su parte Sofía, que participó de la convocatoria junto a sus amigas Iara y Carla.

La concentración de ayer contó también con la presencia de Julián, María, Ezquiel, Germán y Luis, quienes amigados en la estudiantina decidieron llevar  sus instrumentos “para hacer más ruido y que todos escuchen lo que pedimos hoy”.

“Es importante que todos tomemos conciencia y respetemos la vida, debemos ser responsables”, dijo Vanesa, autoconvocada, alzando su voz por los más vulnerables.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias