jueves 28 de octubre de 2021
Cielo claro 19.7ºc | Posadas

La vida de Laura después del ACV: vende cuadros con textos bíblicos porque "Él es mi motor"

viernes 02 de julio de 2021 | 15:01hs.
La vida de Laura después del ACV: vende cuadros con textos bíblicos porque "Él es mi motor"
Laura se siente agradecida por tener la posibilidad de continuar después del episodio que cambió su vida. Fotos: Esteban González.
Laura se siente agradecida por tener la posibilidad de continuar después del episodio que cambió su vida. Fotos: Esteban González.

La historia de Laura Ferreyra es una de las tantas de superación y esfuerzo con epicentro en Jardín América. Su vida cambió raudamente en 2017 cuando sufrió un ACV y quedó varias semanas internada. Después, con mucha fuerza de voluntad logró superar las dificultades y hoy vende cuadros con textos bíblicos para ganarse el sustento diario.

"Antes tenía una vida muy activa, tenía mi trabajo y me sentía muy bien hasta que en sufrí el ACV y quedé internada en Posadas", empezó el relato Laura a modo de síntesis de una de los peores momentos que le tocó atravesar.

La mujer contó que estuvo más de un mes internada y le costó recuperarse. "Uno puede estar en la cima, en lo más alto, mañana no sabes lo que te puede pasar y podes encontrarte en otra situación totalmente distinta", sostuvo la mujer y precisó que tiene dos hijos, el mayor con su propia familia en tanto que la menor vive con el padre por el momento.

"Mi hijo mayor tiene a su esposa y cuento con un nieto, pero siempre están pendientes de mí y me ayudan, viven en una casa aparte de la mía", explicó y contó que junto a la hija de 13 años "gracias a Dios ellos están bien".

Tras haberse recuperado, hoy al no conseguir trabajo decidió vender cuadros con textos bíblicos frente a la plaza Colón.

"Hoy cuento con esta posibilidad, una señora de la iglesia donde asisto compró los cuadros y me cedió para que los pueda vender, así que le estoy totalmente agradecida a ella, porque yo me puedo quedar con las ganancias", manifestó Laura.

En esa línea agregó que "para mí quién llega y se interesa por lo que vendo ya es una satisfacción, siento que soy bendecida porque hay mucha gente que no puede salir a trabajar y yo tengo esto para el sustento cotidiano".

Por último la mujer contó que se aferró más aún a Dios desde que se recuperó. "Él es el motor de mi vida y es quién me dio la posibilidad de recuperarme, hoy gracias a Dios puedo caminar, hablar y trabajar, hago caminatas diarias y es lo más importante para mantenerme bien".

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias