viernes 30 de julio de 2021
Cielo claro 5ºc | Posadas

Diego Torres resignifica el valor del disco

A seis años de su anterior disco de estudio, el cantante está lanzando ‘Atlántico a Pie’, un álbum variado, contundente y surcado por colaboraciones al que próximamente acompañará con un documental

jueves 01 de julio de 2021 | 1:38hs.
Diego Torres resignifica el valor del disco

A seis años de su anterior disco de estudio, Diego Torres está lanzando “Atlántico a Pie”, un álbum variado, contundente y surcado por colaboraciones al que próximamente acompañará con un documental porque, advierte, “hoy todo es tan vertiginoso que las canciones salen muy rápido y los discos pasan como inadvertidos”.

“Es hora de volver a rescatar el disco y la obra y aprovechar estas nuevas tecnologías para generar contenidos que sean multiplataforma como un documental, donde la gente pueda saber de dónde vienen las canciones, el porqué de los invitados y cómo se dieron esas invitaciones”, anuncia Torres a Télam.

Para lograr ese cometido con el flamante cancionero, el músico, compositor, cantante y actor multiplicó su lazo con el cubano Miguel “Yadam” González, junto a quien urdió la placa y fue el encargado de filmar “el documental que muestra el proceso de Atlántico a Pie, cuenta Diego.

Con 50 años cumplidos el 9 de marzo último y desde la ciudad estadounidense de Miami donde reside desde 2015, el artista señala que el tiempo transcurrido entre sus dos últimos materiales de estudio -en el medio lanzó canciones y publicó Diego Torres Sinfónico que registró un concierto navideño de 2019 en Bogotá, Colombia- se debe a que siempre se toma “tiempo entre los discos por las giras y por ir trabajándolo”.

En el álbum con 13 piezas, y además del trabajo a la par con ‘Yadam’ González, hay aportes de Kany García (en la composición) y del dueto brasileño de reggae Natiruts y el rapero cubano-estadounidense Rayko B. en Para sentirme libre, del artista francés Florent Pagny en El Rinconcito, de la española Buika en Veneno y de la brasileña Ivete Sangalo en Hoy.

Para Puedo ser yo sumó la autoría del colombiano Gusi y sus compatriotas Carlos Vives, quien canta en Un poquito (publicada en julio de 2018), y Fonseca, en Este corazón; mientras que en Amanece comparte con el español Macaco y otros dos artistas de Colombia: Jorge Villamizar y Catalina García.

¿Cómo definirías el carácter de ‘Atlántico a Pie’?

Este disco es un viaje de canciones diversas que me permitió poder juntarme con diferentes colegas para seguir mostrando ese horizonte amplio que es parte de mi mundo como un reggae, un charleston, un tema flamenquito. Me gusta poder darle ese abanico a la gente.

Esa variedad es parte de tu propuesta desde tu debut discográfico en 1992…

Es cierto. Desde el primer disco que empecé trabajando con “Cachorro” López y como los dos amábamos el reggae incluimos ese género y también metíamos canciones con guitarra o con piano. Luego, al viajar y conectarme con otros lugares, músicas y colegas fui absorbiendo más cosas. Y ahora es como si uno se pusiera a cocinar mezclando esos condimentos para hacer una receta diferente.

De acuerdo a tu experiencia, ¿qué tiene que pasar para que una canción llegue al disco, te den ganas de mostrarla y cantarla?

Orgánicamente uno tiene que sentir que la canción fluye y no toma caminos incorrectos o no necesarios. Por eso hay que capturarla, dejarla descansar y volverla a escuchar. Hicimos mucho ese trabajo con esas canciones para darnos la posibilidad de hacer diferentes cosas. En el caso de Atlántico a Pie, la empecé escribiendo en la primera etapa porque sentía que identificaba a mi vida, pero se trababa y en el estudio me agarró una crisis y dije que no hacía falta que hubiera una canción con ese título aunque el disco se llamara así. Pero el negro Yadam agarró la guitarra y la llevó por otro plano, empezó a nacer esa tarde después de dos años porque se ve que ella quería nacer por otro lado y así quedó en el disco.

La canción que da nombre al disco habla de un amor desmesurado. ¿Cómo se hace canción romántica hoy?

Las canciones románticas son las más difíciles de hacer porque tienen que tener ese lenguaje justo y equilibrado para que diga las cosas de una manera simple y poética pero no empalagosa. Siempre me gustó hablar de un amor que cualquiera pueda usar para su propia relación y necesitamos la balada que es un género que no sé si está olvidado o bastardeado por esta música nueva. Igualmente conozco artistas de género urbano a los que le gustan las canciones que tienen sentimientos y afectos pero no pueden meterla allí porque tienen 114 acordes (risas).

¿La publicación de ‘Atlántico a Pie” disimula este tiempo de parate por la pandemia?

De alguna manera sí, pero ando con ganas de recuperar la libertad y con temores también. Extraño las giras porque tengo un equipo de trabajo muy bueno con gente con la que llevo mucho tiempo en ese plan, pero hubo que reacomodar nuestras vidas, reinventarnos, meterse en boxes, chapista y terapia.

¿Tal vez apareció un nuevo espacio para retomar tu faceta de actor?

 Estoy siempre leyendo libros y guiones. Amo el oficio de actor y ando con ganas de meterme allí también porque le hace bien a mi integralidad como artista cambiar de oficio y de sistema de trabajo. Para mí está bueno poder moverme en ambos lugares.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias