jueves 05 de agosto de 2021
Cielo claro 11.7ºc | Posadas

La falta de pastos en buenas condiciones produce bajos rendimientos en los animales

Heladas más sequía llevan a malvender ganado

Los productores pudieron reservar muy poco por la disminución de cultivos como el maíz. Varios ya comienzan a vender el ganado fuera de estado a precios irrisorios

martes 29 de junio de 2021 | 6:05hs.
Heladas más sequía llevan a malvender ganado
Ayer se registraron heladas en zonas como Ruiz de Montoya. Foto: Esteban González
Ayer se registraron heladas en zonas como Ruiz de Montoya. Foto: Esteban González

El invierno se está haciendo sentir en Misiones y con el frío también llegaron las heladas. Sin embargo, aunque se trate de un fenómeno habitual de cada año, en este 2021 el impacto está siendo más complejo de lo normal.

La sequía que se instaló en la provincia durante los últimos meses del 2020 tuvo su consecución también durante el otoño último, y si bien hubo algunas lluvias moderadas, no alcanzaron para llevar tranquilidad a los productores agrícolas y ganaderos.

Esto hizo que muchos cultivos no logren desarrollarse en su plenitud, variando con ello el rendimiento. Ahora esto se complica, puesto que si había alguna plantación debilitada por la sequía, las heladas terminaron de secarla.

El sector que más está sufriendo esta situación es el de la ganadería, desde donde se habla de una crisis alimentaria, ya que la producción de pasturas para los animales se ve directamente condicionada con el clima. Muchos inclusive están tan complicados que empezaron a vender animales antes de tiempo a precios más bajos, para tener alguna alternativa ante la escasez de alimentos. Otros pudieron prever y guardar un poco de pasturas en silos, aunque también están preocupados por el clima que sigue seco.

Por su parte, desde el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) advierten que la provincia está en temporada de heladas y seguirá habiendo más de ellas, aunque se estima que no serán tan fuertes y dañinas como algunas que se registraron años anteriores (ver Temporada de fenómenos...”).

Crisis y preocupación

La sequía, de la cual el sector agrícola viene hablando mucho en los últimos tiempos debido a su impacto, no permitió que los productores cosechen maíz y sorgo, lo que consecuentemente derivó en la falta de reservas forrajeras.

“Las heladas afectan muchísimo a toda la parte de pasturas porque venimos con un verano muy seco, sin pasto. En los últimos días llovió un poco, quiso rebrotar el pasto, pero las heladas terminan matando todo y entramos en la crisis alimentaria de la hacienda”, indicó el presidente de la Asociación Ganadera de Andresito, Víctor Chamula.

En diálogo con El Territorio, remarcó que “lo de las heladas es algo que pasa todos los años, con el agravante que tuvimos este año de que por la sequía no tuvimos maíz, no pudimos hacer sorgo, se perdieron la cosecha temprana y la tardía, no pudimos hacer reservas forrajeras”.

En la misma línea se refirió el productor ganadero Roberto Comparín, quien explicó las diferencias que hay entre la alimentación con pasto brotado y con pasto quemado por la helada y la sequía, teniendo en cuenta que en el último caso, el rinde de engorde se pierde hasta en un 70 por ciento.

“La helada quema todo el pasto que está, le deja marrón hasta la próxima brotación y mientras tanto las vacas se tienen que arreglar y comer ese pasto seco, pero pierden energía, proteínas, calidad; es decir, se pierde hasta en un 70 por ciento la capacidad de engorde que tiene un pasto”, señaló.

Aseveró que el sector ya venía delicado por la seca que hubo hasta fines de noviembre y mediados de diciembre. “Después de eso, llovió algo, pero ahora venimos en seca hace dos meses, está lloviendo muy poco, 10, 12 milímetros. No se están recuperando ni los arroyos ni las lagunas, tajamares y reservas de agua, como tampoco está habiendo agua para el pasto”, alertó.

Por esta misma razón, los precios del maíz hoy son elevados y los costos de mantener la hacienda aumentan de forma considerable, por lo que muchos ganaderos ya comienzan a rematar sus animales -aunque aún no hayan culminado el proceso de engorde- a precios más bajos.

“Si no tiene reservas, el ganadero tiene que salir a vender, mal vender, porque no están gordos, no están listos para la venta, pero los tienen que vender porque o si no es peor, se les muere”, contó Comparín.

En el caso de este productor ganadero, al contar con silos, pudo hacer algunas reservas forrajeras para sus animales. “Ahora corto caña de azúcar y les doy, lo que reemplaza al pasto que no tengo. Es un costo, pero uno puede seguir teniendo a sus animales sin mal vender. El que no tiene silos como nosotros tiene que comprar el maíz, que está carísimo, porque tiene un flete de 600, 700 kilómetros, todo lo que es flete, con el alto costo de combustible, es carísimo”, puntualizó.

Coincidentemente, Chamula acotó que “esta situación va a hacer que la gente salga a vender los terneros antes de tiempo por una cuestión alimentaria. Son los cambios climáticos que sufrimos nosotros los productores todos los años”.

Tratar de salvar el cultivo

El productor de Ruiz de Montoya Héctor Cruj contó que “la helada es fea para los animales porque hay que tener reservas de buena pastura, cañas dulces, porque llega y la helada mata todo”.

“Lo mismo pasa con la mandioca, hay que tapar bien las ramas porque puede congelarlas y matarlas, después no tenés para cosechar. Hoy estamos tapando ramas porque se anuncia una helada grande para mañana (por hoy)”, advirtió.

En tanto, Silvina Scheuerman, de Jardín América, resaltó que “la caña es bastante resistente a las heladas, pero si la helada es muy fuerte mata el pasto, lo que afecta a los animales porque adelgazan y baja la producción de leche, por ejemplo”.

“En mi caso no hay forma de evitar daños, porque es muy grande la plantación y es imposible cubrirla”, dijo.

Por su parte, la colona Rosana Stumezeski, de Santo Pipó, dijo que “la situación se ve, aunque tenemos suerte de estar en un lugar que no afecta tanto igual. El tema es cuando daña a los cultivos, porque afecta a los animales en su alimentación”.

Al igual que Cruj, la productora tiene la costumbre de tapar sus plantaciones, como la de frutilla, con plásticos para que la helada no las queme. “También se tapan otras plantas con las hojas secas del pino. Pero siempre se trata de elegir un terreno con menos probabilidad de que hiele, aunque es una lotería, se puede ganar o perder todo”, concluyó.


Temporada de fenómenos invernales

El agrometeorólogo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) José Olinuck explicó a El Territorio que la helada que

se registró ayer fue con temperatura de -2,1º a la intemperie. “Probablemente

en estos días haya heladas todavía, luego las temperaturas irán subiendo lentamente, pero estamos en época normal de que ocurra heladas, y esta fue moderada”, dijo.

“Desde mayo estamos en fecha de ocurrencia de heladas hasta agosto e incluso septiembre, falta mucho. Es algo de todos los años pero no deja de preocupar porque ocasiona siempre daños, aunque en esta época es la mejor para las heladas porque no son ni las tempranas ni las tardías, que son las que más daños causan”, resaltó.

Asimismo, el especialista dijo que de acuerdo a los informes, este año no se prevén heladas tan fuertes como la del 2017, que dejó dañados muchísimos cultivos en la provincia.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias