miércoles 28 de julio de 2021
Algo de nubes 12ºc | Posadas

La víctima murió de un disparo en medio de un conflicto por tierras en 2014 en Puerto Iguazú

Absuelven a acusados por el crimen de medeiros

El fallo de los miembros del Tribunal Penal de Eldorado se basó en el beneficio de la duda. Durante los alegatos la fiscalía había solicitado penas de prisión de 12 y 14 años

martes 29 de junio de 2021 | 6:05hs.
Absuelven a acusados por el crimen de medeiros
Fernando Martiñuk compartió la alegria por el fallo con sus familiares que lo acompañaron . Fotos: Matias Bordón
Fernando Martiñuk compartió la alegria por el fallo con sus familiares que lo acompañaron . Fotos: Matias Bordón

Una vez concluida la lectura del fallo que los absolvió del cargo de homicidio calificado por el uso de arma de fuego en el debate oral al que habían llegado ante el Tribunal Penal de Eldorado, tanto Ángel Ruiz Díaz como Fernando Martiñuk se fundieron en abrazos con sus abogados defensores y familiares, quienes siguieron la última jornada del juicio que buscaba esclarecer las circunstancias de la muerte de Leandro Medeiros (19), ocurrido en 2014 durante la presunta intrusión de un terreno en Puerto Iguazú. 

Más allá de los 12 y 14 años de prisión que solicitó durante la jornada de alegatos el fiscal Horacio Paniagua, los jueces Atilio León, Lyda Gallardo y Eduardo Jourdan (subrogante) optaron por volcarse por la absolución de los encartados mediante el beneficio de la duda. Y los fundamentos se  conocerán el 27 de julio próximo.

Durante los alegatos, el letrado Fabián De Sá, en representación de Ruiz Díaz, consideró que la acusación fue un “absurdo en todo punto de vista” y solicitó la absolución de su defendido.

El letrado apuntó que Ruiz Díaz “desde el minuto cero dialogó con los usurpadores” y en base al testimonio de un policía señaló que “el disturbio empezó entre los usurpadores”, al tiempo que sostuvo que “los primeros que llegan a la escena del crimen son los policías y con la oscuridad que había... ponerse a juntar los casquillos de los miles de disparos que supuestamente hubo. ¿Cómo es posible eso? ¿Tan cautelosa puede ser una persona, de disparar y juntar un casquillo, disparar y juntar otro casquillo? Es imposible”.

Además, señaló que “decir que el señor Ruiz Díaz había disparado, pero había arrojado el arma al monte... la verdad esa excusa o valerse de eso para lograr una acusación tan grave, deja mucho que desear (...) los allanamientos fueron hechos al instante, a toda la familia de Ángel e incluso Ángel fue hallado en el momento y nunca cambió su actitud. Siempre colaboró, nunca se escondió. No tuvo ni siquiera actitud de sospechoso, pero bueno, es el dueño del lugar, así que tiene que ver. En esa lógica recae el error garrafal de la acusación, de presuponer”.

Por su parte, el abogado Germán Chemes, defensor de Martiñuk, también había coincidido con su colega y también pidió la absolución de su defendido. 

“Solicito que al sentenciar se tenga presente el principio de inocencia y el indubio pro reo (beneficio de la duda), solicitando así mismo sea valorada la falta de antecedentes y la conducta demostrada en todo momento, y que se absuelva de todo y cualquier delito en cualquier calidad al señor Martiñuk, en base a las probanzas acreditadas ante este tribunal, probanzas que claramente demuestran que Fernando Martiñuk no participó en ningún delito”, señaló en un fragmento de su alegato.

En contrapartida a estas dos últimas posturas, el representante de la fiscalía, Horacio Paniagua, había remarcado durante su exposición que “el hecho que es materia de debate se encuentra absolutamente probado” y agregó: “Tenemos plenamente acreditada la presencia de ambos imputados en el lugar de los hechos”.

“Ambos imputados negaron haber estado al momento del hecho en la chacra, pero vuelvo a insistir en que está absolutamente acreditada la presencia de ambos en el lugar. En el caso del señor Ruiz Díaz como dueño de la chacra y de Martiñuk, producto de testimonios que, contrariamente a lo que él sostuvo en su indagatoria, lo ubican en el lugar”, señaló Paniagua ante las partes.

Y ahondó en un punto trascendental del caso: “Quiero detenerme en esta cuestión. Entiendo que la discusión más problemática quizás de este caso fue que se ha planteado un falso dilema en relación a cómo puede ser que haya dos tiradores, un solo tiro y un muerto. A criterio de este ministerio, hay que poner la discusión en justos términos. No hubo un solo tiro, hubo una gran cantidad de tiros, uno de los cuales impactó en el cuerpo de Medeiros. Ahí cambia radicalmente el sentido de la imputación. Así se lo ha planteado en el requerimiento de elevación a juicio. En todo momento se habló de tiros de arma de fuego. Algunos testigos mencionaron 50 o 60 disparos, otros 30 o 40. No se pudo precisar la cantidad. Lamentablemente, también por el lugar abierto, no se pudieron secuestrar casquillos, pero indudablemente fue una cantidad de disparos, no sólo uno”.

El fiscal sostuvo la acusación en base al testimonio vertido por testigos que daban cuenta de haber visto a los acusados mientras disparaban en la escena y ponderó esos aportes por encima del hecho de que no se haya podido secuestrar el arma homicida. Consideró además que existió coautoría funcional y por eso requirió penas de prisión para los dos imputados.

Alivio familiar

Ya consumada la absolución, y acompañado por su madre, quien durante toda la lectura del fallo no paró un instante de rezar, Fernando Martiñuk dialogó brevemente con este matutino.

Sobre cómo tomó el fallo, el hombre reconoció que fue “un alivio para mí y toda mi familia. Fueron siete años y medio muy duros, no esperamos otra cosa. Desde un principio, como dije delante del tribunal y delante del juzgado, nunca estuve en ese lugar, no estuve haciendo nada de lo que se dijo. Hoy con la libertad sólo me queda seguir adelante”. 

En tanto, el otro imputado, Ángel Ruiz Díaz, sostuvo: “La verdad que estoy bastante conmocionado, pero desde el 2014 que estamos con esta situación bastante delicada que aconteció en aquel momento. Lamento mucho por la pérdida de la vida de aquella persona, a la familia, a la viuda, al pequeño que quedó huérfano, pero acá estamos con este resultado que esperamos. Siempre estuvimos a disposición de la Justicia y ahora estamos agradecidos por el resultado. Hay que seguir luchando, porque la vida continúa”. 

 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias