viernes 30 de julio de 2021
Cielo claro 5ºc | Posadas

El albañil denunció que estuvo más de un día esposado en la Comisaría Décima de A 3-2

Demorado 27 horas por moto que ya había sido recuperada

Jorge Quiroz dijo que vivió un calvario tras ser demorado por circular en una “moto robada”. El vehículo fue recuperado en 2017 y al parecer no se dejó sin efecto la orden de secuestro

lunes 28 de junio de 2021 | 6:08hs.
Demorado 27 horas por moto que ya había sido recuperada
Jorge Quiroz compró una moto que en 2017 fue robada y luego recuperada por la Comisaría Décima, la misma en la que la semana pasada pasó más de un día esposado en averiguación de antecedentes. Denuncia maltrato policial.
Jorge Quiroz compró una moto que en 2017 fue robada y luego recuperada por la Comisaría Décima, la misma en la que la semana pasada pasó más de un día esposado en averiguación de antecedentes. Denuncia maltrato policial.

“Pasaron cuatro años y el garrón me lo tuve que comer yo. Una noche de frío que en vez de pasarla con mi familia, tranquilo, terminé esposado a una silla en la comisaría”. La breve frase resume apenas una mínima parte de la bronca y la indignación que aún tiene Jorge Quiroz, un trabajador de la construcción de 31 años de la capital provincial que durante 27 horas permaneció demorado en la Comisaría Décima del barrio A 3-2 porque su motocicleta registraba un pedido de secuestro por robo.

Esto pese a que horas más tarde, y tras las averiguaciones de rigor, se estableció que el mismo vehículo ya había sido recuperado por efectivos de la misma dependencia en el 2017, a pocas horas de la denuncia, aunque desde aquel momento hasta ahora nunca se notificó al sistema policial sobre la mencionada devolución. 

Más allá de esto último, lo que más causó el enojo del vecino del barrio El Faraón fueron algunas situaciones de maltrato y cierta discriminación que recibió por parte de algunos uniformados durante el tiempo que estuvo en “averiguación de antecedentes”. 

En relación a cómo se desencadenaron los hechos, “Quirro” -como es conocido el albañil entre sus amigos y familiares- narró que el último miércoles, cuando regresaba a su vivienda con su moto, se topó con un control policial que se desplegó en inmediaciones de las avenidas Andresito y 115.

Con la seguridad de tener todos los papeles en regla del vehículo, el motociclista se detuvo a un costado de la avenida y accedió a la requisitoria policial.

“El policía me pidió los papeles, cédula verde, el seguro, VTV, todo. Yo salía de la obra y estaba con mi ropa de trabajo. En eso el policía agarra todos los papeles, se va detrás de la moto y saca el celular, pone la aplicación Mi Patente y me dice ‘tu moto tiene pedido de captura”, recordó el entrevistado, quien en ese momento se sorprendió por lo que escuchaba. 

Aún sin entender lo que sucedía, Quiroz avisó por mensajes a su pareja de la situación y en cuestión de minutos uno de los efectivos que estaban abocados al operativo le comunicó que iba a ser demorado y trasladado a la Comisaría Décima, dependencia en donde había sido denunciada como robada la moto en 2017. 

Recordó que una de las primeras cuestiones que lo molestaron fue que fue esposado ni bien le notificaron de su demora. Y que a otro motociclista que había sido parado por la misma causa esperaba en la vereda, a pocos metros de él, con las manos libres. Sobre esta situación de discriminación interpretó que pudo haber sido generada por la apariencia que llevaba en ese momento, propia de un largo día de trabajo en la construcción.  

“Yo en ese momento no sabía nada, me dijo un policía lo que podía haber pasado, que la titular recuperó la moto por sus medios y nunca levantó la denuncia. O realmente le robaron y nunca recuperó. Por eso me llevaron al control médico y después a la Décima”, comentó el entrevistado.

Por otro lado, reconoció que su error estuvo en  “no haber transferido a mi nombre y no haber hecho el informe de dominio. Como tengo una nena chiquita y tengo otros gastos, siempre decía que el próximo mes voy a poner a mi nombre y así me fui quedando. Como nunca tuve problemas, me dejé estar”. 

Esposado en la comisaría

En un momento de la charla,  y consciente de que no había cometido ningún delito, Quirro pensó que su estadía en la comisaría sería breve, algo que finalmente no sucedió y por ello su paso por A 3-2 se extendió mucho más de lo que esperaba. “Cuando me trajeron la comida, vino una policía y le digo: ‘¿Será que me podés sacar las esposas para comer?’, y me dice: ‘¿Es necesario?’. ¡Cómo me va a preguntar eso! ¿Dónde están los derechos humanos? Hasta los detenidos que estaban procesados estaban sin esposa. ¿Es justo eso? Después nadie tenía las llaves de mis esposas cuando me vinieron a tomar las huellas. Era una esposa antigua y nadie tenía las llaves. Me tuvieron todo el día así”, agregó. 

Siempre desde el relato del trabajador de la construcción, esa misma noche, cerca de las 23, los policías de la Décima ya habían tomado conocimiento de que en realidad la moto que había sido denunciada como robada en 2017 ya había sido recuperada.

Todo esto mediante una entrevista que los propios efectivos mantuvieron con la titular de la moto, quien vive a pocas cuadras de la comisaría. 

“Cuando yo fui hablar con la titular, me dijo que ella había ido a la mañana (del jueves) a levantar la denuncia y que los policías no le quisieron tomar la denuncia. El padre le dijo: ‘Andá, levantá esa denuncia y que salga ese muchacho’. La chica me dijo: ‘Yo vine a la mañana y me dijeron que te largaban al mediodía y no me quisieron tomar la denuncia’”, apuntó nuevamente Quirro, quien además remarcó que más allá de que se estaba al tanto de todo, de igual manera lo mantuvieron demorado injustificadamente hasta las 21.30 del jueves. 

También contó que durante la charla con la joven que aún figura como titular de la moto, ésta le reconoció que en 2017, al recuperar el vehículo, nunca le dijeron que debía levantar la denuncia”.  Y que pensó que sería la Policía la encargada de notificar aquella novedad.

Por otro lado, el entrevistado contó que lo más irónico de todo se dio cuando un uniformado llegó el miércoles por la noche a la casa de los padres de la joven para avisarle que habían recuperado la moto que había denunciado como robada hace cuatro años, sin saber que la mujer ya había vendido el vehículo, al poco tiempo de haberlo recuperado. 

Indignación

Una vez fuera de la comisaría, y mientras regresaba a su vivienda, Quiroz se enteró que su moto había sido secuestrada el 8 de febrero de 2017 luego de un operativo de la Policía. La novedad se publicó en varios medios.

“En la misma noticia que ustedes  (por El Territorio) publicaron el 8 de febrero del 2017 se muestra a un oficial al lado de la moto. En la nota dice que mediante el rápido accionar de la Policía se logró recuperar la moto. Para sacarse fotos con la moto, rápido, pero para cargar en el sistema, no”, sostuvo enojado el entrevistado mientras mostraba la impresión de la publicación que este matutino publicó sobre ese recupero.  

“Cuando me mostraron la noticia de que ellos mismos recuperaron la moto, no lo podía creer. No pude dormir en toda la noche de la indignación que tenía. Yo estoy cansado de las injusticias, no puede ser que me molesten a mí. Con qué necesidad. ¿Por qué me hicieron pasar toda la noche allá? En el frío sentado, sabiendo que ellos habían recuperado la moto. Que no me den la moto, pero que me digan ‘andá a tu casa, la moto no fue robada’. ¿Qué necesidad de retenerme 27 horas en la comisaría?”, se preguntó. 

Por último, el albañil comentó que los policías “no quisieron aceptar el error que cometieron. Mi mujer, cuando fue a llevarme la comida, fue con la noticia en el celular y ellos no quisieron ver la noticia. Como que se quisieron lavar las manos. Pero si vos sabés que está mal, por qué no lo reconocés, si todos nos equivocamos. Esto fue una imprudencia y una negligencia de ellos”.

Descargo policial

Ante la consulta de este matutino por lo expuesto por Quiroz, desde la Seccional Décima indicaron que en ningún momento los uniformados intervinientes se extralimitaron en sus deberes de funcionario público y que todas las actuaciones fueron dentro de lo que establecen los procedimientos ante casos como estos. Y se añadió que el conductor fue demorado en averiguación de sus antecedentes.

Por otro lado, remarcaron que más allá de que una persona haya recuperado su vehículo, posterior a la correspondiente denuncia por robo, es necesario que se presente nuevamente a la brevedad en sede policial para dejar sin efecto el mencionado pedido de secuestro.

Y que sin este último paso, la solicitud de ubicación del vehículo continúa vigente dentro del sistema policial. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias