sábado 24 de julio de 2021
Cielo claro 17ºc | Posadas

Vecinos denuncian estado de abandono de tres hermanos

Tienen 15, 12 y 8 años y no están escolarizados. La última denuncia fue porque los chicos estaban sin comer hace 3 días

martes 22 de junio de 2021 | 1:05hs.
Misiones

“Vive en pedo. Ya no sé qué hacer con ella, no cambia más. Me vive echando, ayer me echó en la lluvia porque le dije que cocine algo para los chiquitos, que tienen hambre, pero ella sólo toma. Estoy cansado de la vida que llevo. Me quiero ir, pero también pienso qué van a hacer mis hermanitos si me voy”, reflexionó un menor de 15 años a través de un audio de WhatsApp que le envió a su amigo relatando sus pesares diarios.
En el mensaje, el adolescente hace referencia a su propia madre, identificada como María Graciela D. S. (48), quien posee un frondoso prontuario por peleas en la vía pública y problemas con sus vecinos del barrio Tres Esquinas de Oberá.

La mujer tuvo once hijos, aunque actualmente está a cargo de los tres menores, varones de 15, 12 y 8 años, ninguno de los cuales está escolarizado, de acuerdo a lo que advirtieron los vecinos que preocupados por la situación reclaman asistencia del Estado.

La semana pasada una vecina radicó una denuncia ante la Seccional Segunda, luego que el adolescente le contara que hacía tres días que no comían porque su progenitora gastó en dos vinos los últimos pesos que tenía.
“Hicimos varias denuncias, pero la situación de los chicos es cada vez peor. Las autoridades se tiran la pelota. La Policía dice que depende del Juzgado de Familia, pero el juez manda a los trabajadores sociales de la Municipalidad y lo único que hacen es sacar fotos y llevan unas bolsas de mercadería. Pero queda ahí, nada más”, lamentó otro vecino.

Pedido de auxilio

Asimismo, mencionó que también el hijo mayor de la mujer la denunció por abandono de los menores. Incluso, estuvo a cargo de sus hermanitos mientras que la progenitora estaba presa por agresión y amenazas. Pero recuperó la libertad y exigió que les entreguen los chicos. Luego de eso el hijo mayor se mudó a Río Negro por razones laborales.

“El hermano mayor quería hacerse cargo de los menores, pero la mujer no quiso saber nada porque ella vive gracias a la pensión de madre de siete hijos que cobra. La situación de esas criaturas es desesperante. Los vecinos ayudamos con lo que podemos, pero no alcanza. Aparte la madre no les manda a las escuela. El nene de 8 años jamás fue a la escuela y el de 12 fue sólo a primer grado”, precisaron.

Por el carácter violento de la mujer y las necesidades que pasan en la casa, recientemente su hija de 17 años se mudó con un hombre mayor, situación calcada a la de otra hija dos años mayor.
Según los vecinos, la mujer cayó presa de la adicción al alcohol hace alrededor de siete años cuando el padre de sus hijos los abandonó. “Necesitamos que ayuden a esos chicos porque están muy mal y en cualquier momento puede suceder una tragedia”, alertaron.

Temas de esta nota
Te puede interesar
Ultimas noticias