sábado 24 de julio de 2021
Cielo claro 17ºc | Posadas

Fundamentos de la sentencia por el doble homicidio de Márquez y Leiva

“La manera en que los hicieron sufrir no tiene ningún tipo de justificación”

Para el Tribunal Penal de Oberá quedó probado el lugar del hecho, los autores y medios empleados. El ex policía Víctor Dlugokinski y Leandro Bublitz recibieron prisión perpetua

domingo 20 de junio de 2021 | 0:15hs.
“La manera en que los hicieron sufrir no tiene ningún tipo de justificación”

El pasado 6 de mayo, el ex cabo de la Policía de Misiones Víctor Dlugokinski (35) y su cuñado Leandro Bublitz (38) fueron condenados a prisión perpetua por el doble homicidio de Olivia Márquez (46) y su concubino Sandro Leiva (41), registrado el 28 marzo de 2017 en una chacra de Puerto Rosario, municipio de Florentino Ameghino.

Por el hecho también fue imputado Pablo Dlugokinski (38), aunque aún no fue juzgado ya que se halla detenido en Brasil, hacia donde huyó después del hecho.

En tanto, el ex policía y su cómplice pasarán 35 años tras las rejas como coautores penalmente responsables del delito de doble homicidio calificado por haber sido cometido con ensañamiento, alevosía y con el concurso premeditado de dos o más personas.

La semana pasada El Territorio accedió a los fundamentos de la sentencia impuesta por el Tribunal Penal Uno de Oberá, órgano que analizó un cúmulo de pruebas y testimonios para arribar al veredicto.

Las pericias balísticas confirmaron que las víctimas fueron ultimadas con dos armas de Víctor Dlugokinski, su pistola reglamentaria y una escopeta. Luego los cadáveres fueron sepultados en la chacra del mismo imputado, donde también se hallaron rastros de sangre humana.

Además, el ex cabo, su hermano y su cuñado fueron implicados por el relato de los integrantes de una patrulla de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) que el mismo día del hecho los identificó trasladando la moto de la pareja asesinada.

En tanto, en el transcurso de la investigación los imputados se cruzaron acusaciones.

“La autoría del hecho surge de la propia declaración indagatoria de Leandro Bublitz”, se lee en los fundamentos de la sentencia.

El rol de Bublitz
En un tramo del escrito de 47 carillas, el presidente del Tribunal Francisco Aguirre detalló que durante la instrucción Bublitz declaró que el día 28 de marzo de 2017 estaba en su casa en Puerto Panambí, cuando llegaron Víctor y Pablo Dlugokinski, sus cuñados, quienes se quedaron a almorzar y luego lo invitaron a salir, entre las 16 y 16.30.

“Cuando salimos a dar una vuelta me contaron lo que hicieron, me contaron que habían matado a Olivia Márquez y Sandro Leiva y me pidieron para que les ayude a deshacerse de la moto y Víctor me dijo textualmente: ‘Mirá gurí, nos mandamos una cagada’, que habían matado a la pareja; me puse nervioso y me dijeron que eso fue entra las 10.30 y las 11 de la mañana. Continuó diciendo que ellos llamaron a la pareja a la casa de Víctor, y ahí cuando vinieron los mataron, los enterraron y me indicaron el lugar donde habían escondido las armas, que era una escopeta y una pistola, y me pidieron que yo les ayude a deshacerse de la moto”, indicó Aguirre.

Y agregó: “Cabe aquí reflexionar que por la minuciosidad de los detalles narrados sólo una persona que ha vivido la situación puede relatar con tanto detalle lo ocurrido ese día, como así también que si los hermanos Dlugokinski habían perpetrado semejante hecho delictivo, llevado los cuerpos hasta el cerro y enterrarlos, no se ve necesario el requerimiento que le hicieron de que les ayude a deshacerse de la moto, lo cual aparece como una minucia después de haber cometido semejante hecho”.

Asimismo, consideró “imposible” que la pareja asesinada haya estado a las 10 en la casa de Dlugokinski porque a esa hora un testigo los atendió en su negocio.

La emboscada
Por informes policiales realizados en base a testimonios recogidos en la zona, se determinó que antes del mediodía la pareja estaba en su casa tomando mate e invitaron a una vecina, quien agradeció pero no se quedó porque tenía cosas que hacer.

“Ellos siguieron tomando mate y cocinando, porque hay prueba de que cuando la hija de (Márquez) una de las víctimas, Daiana Mouls, entró a la casa (días después) se encontró con una olla con comida y en el lavadero había baldes con ropas para enjuagar, o sea, a esa hora estaban haciendo los quehaceres de la casa, y esos mismos informes policiales señalan que la pareja salió en la motocicleta tipo 12.30 a 13, con ropa de trabajo, sin cascos -los cuales fueron hallados luego adentro de la casa- lo cual indica que fueron a un lugar cercano, conforme la costumbre del lugar de no llevar casco y hacerlo en cambio cuando salen a la ruta o van a un lugar más lejos”, indicó Aguirre.

Lo cierto es que luego no volvieron a ver a la pareja, lo que llamó la atención de los vecinos.

“Esto quiere decir también que es verdad lo que dijo Bublitz en un tramo de su declaración, que llamaron a la pareja para que vayan a la casa de Víctor. Ellos fueron sin desconfiar nada, eran parientes, los conocían bien, trabajaban para él y compartían eventos sociales. Es altamente probable que haya sido mediante un llamado telefónico, pero no tenemos ese elemento de prueba porque el teléfono de Olivia desapareció y nunca se encontró, el teléfono de Sandro sí, pero el de Olivia nunca fue hallado”, precisó el presidente del Tribunal.

Ensañamiento
Según las pruebas, los implicados citaron a la pareja a la casa del ex policía y los asesinaron.

“No me cabe duda que allí estaban los tres individuos esperando, y allí comenzó el calvario de esta pareja, porque la manera en que los hicieron sufrir previo a recibir la muerte, no tiene ningún tipo de justificación, arrodillados, golpeados; atado Leiva por la espalda con una soga como describe el informe y se ve en fotografías, tenía un gran golpe en el brazo que se observa perfectamente en la placa fotográfica, y Olivia con infinidad de lesiones en su cuerpo, especialmente en sus piernas y prueba de que estuvo arrodillada, y en esa posición fue ejecutada con un certero tiro efectuado con el arma apoyada en la nuca”, se precisa.

Dicha descripción corrobora el ensañamiento contra la pareja, el sufrimiento intencional e innecesario, como se remarca en los fundamentos de la sentencia.

“Sandro recibió el disparo desde arriba para abajo, como dice la autopsia, o sea estaba arrodillado, igual que Olivia cuando recibió el disparo”, se agrega.

Con respecto a la declaración de Bublitz, se indica que en varios tramos reveló detalles que de otra manera hubiesen sido más difíciles de esclarecer, sólo que “el mismo pretende colocarse en una situación más favorable y de ventaja respecto a los hermanos Dlugokinski tratando de deslindar su responsabilidad en el hecho, lo mismo que hace Víctor tratando de descargar la responsabilidad en su hermano prófugo”.

“Víctor Dlugokinski declaró en varias oportunidades, también una vez avanzada la investigación, ya con conocimiento de cómo iba avanzando la misma, pretendiendo también colocarse en una situación ventajosa respecto al hecho y, como dije antes, apoyando toda la responsabilidad en su hermano prófugo”, mencionó Aguirre.

La conclusión
Con relación a móvil, desde un primer momento se especuló que el doble crimen se perpetró para encubrir las circunstancias del deceso de Ildo Victorino Dlugokinski (58), padre del ex policía, cuyo cadáver se calcinó en el incendió de su vivienda el 25 de marzo del 2017. Tres días después desparecieron Márquez y Leiva.

Incluso, en la instrucción Bublitz dijo que los hermanos Dlugokisnki le confesaron que pergeñaron el doble homicidio porque sospechaban que la pareja mató a su papá, lo que no habría sido más que le excusa que el ex policía le dio a su hermano que entonces residía en Brasil y llegó al país para la inhumación de su progenitor.

En tanto, en los fundamentos de la sentencia se cita: “También dijo Dlugokinski que le habían contado que habían visto a las víctimas con bidones de combustible y que por eso sospechaba que las víctimas habían incendiado la vivienda de su padre. Después dice, en su misma declaración, que la vivienda de su padre se prendió fuego por una colilla de cigarrillo”.

Además, se agrega que si bien el imputado puede decir lo que quiera sin que configure delito, lo cierto es que para que su versión se considere creíble debecorroborarse con las pruebas del expediente, por lo cual las manifestaciones del ex policía se vieron totalmente desvirtuadas.

Por ello, en los fundamentos de la sentencia se indica: “En conclusión, en el debate quedó probada la muerte de ambas víctimas, Olivia Márquez y Sandro Leiva; quedó probado el lugar de ejecución del hecho, la hora aproximada del mismo, quienes fueron sus autores y los medios empleados para cometerlo”.

 

Cinco testigos sospechosos de falso testimonio
Con relación al juicio, durante su alegado la fiscal Estela Salguero solicitó que se investigue a cinco personas por falso testimonio.

En su declaración indagatoria, el ex policía afirmó que el 28 de marzo de 2017 estuvo trabajando todo el día en la casa de la señora Marisa Reichel, lo que luego fue desmentido por la nombrada.

Luego, Víctor Dlugokinski cambió su versión y dijo que en realidad ese día trabajó en la vivienda de Ramón Roberto Dos Santos, lo que fue corroborado por el mismo Dos Santos, su esposa Claudia Concepción Dahmer y el testigo Luis Antúnes.

Pero para los jueces, “por todo lo anteriormente dicho resulta imposible que Dlugokinski haya estado todo el día trabajando en la casa de Dos Santos. Por ello, el testimonio de Dos Santos, de Dahmer y Antúnes debe ser fotocopiada y certificada por Secretaría al igual que las demás actuaciones pertinentes y ser remitidos a la Fiscalía de Instrucción que por turno corresponda a fin de que se investigue la posible comisión de un delito de acción pública, al igual que las declaraciones de los señores Julio Ferreira y Juan Carlos Kohlt, por los mismos fundamentos”.

El Tribunal fue presidido por Francisco Aguirre, secundado por José Pablo Rivero y Miguel Orlando Moreira.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias