martes 03 de agosto de 2021
Cielo claro 19.7ºc | Posadas

Tokio, un club que se reformó y sueña a lo grande

El Japonés se prepara para recibir al torneo Federal y para Nicolás Fulquet es parte del logro de un club que hace un par de años decidió cambiar y ahora visibilizará ese trabajo silencioso

domingo 20 de junio de 2021 | 0:15hs.
Nicolás Fulquet sueña con un Tokio reformado y peleando grandes objetivos. Fotos: Natalia Guerrero.

Tras varios años en el torneo Federal, Tokio tomó una decisión que muchas veces parece antipática y que no siempre tiene réditos a futuro. Dejó la tercera categoría del básquet argentino, se dedicó a la Liga Provincial y a sumar chicos en las formativas.

La pandemia hizo que el club del centro posadeño mirara una vez más hacia adentro y después de un par de temporadas ausente en los torneos nacionales, el Japonés decidió regresar y el martes pasado se confirmó que será sede del primer cuadrangular de postemporada del Federal.

“Si hacemos un orden cronológico de las cosas, esto es la continuidad de un proceso. Después del Federal de 2015 tuvimos un año tranquilo y se armó una muy buena camada, que fue la que consiguió varios Provinciales seguidos.

La idea era dar un paso más, pero la situación no nos ayudaba. Este tipo de torneos son muy caros, entonces no nos tirábamos a la pileta”, contó Nicolás Fulquet, ex jugador e integrante de la comisión directiva del club posadeño.

Durante estos seis años sin torneos Federales, el Japonés concluyó un viejo proyecto que hoy le permite tener la localía en el Federal: la remodelación del estadio.

“El otro problema que teníamos era la cancha, que no era reglamentaria (para este tipo de torneos). La gente de la Cabb (Confederación Argentina de Básquet) no nos iba a aprobar un torneo así. Conseguimos remodelar la cancha y siempre estuvo latente la idea de traer un torneo así”, comentó Fulquet.

La pandemia modificó el formato de disputa del Federal y eso fue un guiño para Tokio, que se animó a licitar por la sede.

“En situaciones normales es un torneo largo, de diez meses, pero con la pandemia se hace más corto, además nos ordenamos como club. Cuando licitamos, al no haber playoffs y sí cuadrangulares, nos sentamos con la dirigencia y nos teníamos fe de que íbamos a estar bien”, expresó el dirigente.

“En ese momento estábamos peleando el primer puesto y después vino el parate, que creo nos igualó un poco a todos, entonces nos tiramos a la pileta con esta licitación. Yo le tengo mucha fe al equipo y eso fue algo que también nos motivó. Vimos cómo trabajan, sin ningún problema, todos son cumplidores y muy buenos jugadores”, agregó Fulquet.

Paso a paso
Para llegar a licitar la sede para el torneo Federal, Tokio tuvo que transformarse, volver a las bases y empezar a afianzar su proyecto a largo plazo.

“Tuvimos un cambio importante con la base de las escuelitas y la llegada de Agustín Ponissi y su cuerpo técnico nos ayudó a ordenarnos. Entonces, con este Federal que es más corto, era ideal meternos”, confesó Fulquet.

“La idea era jugar sólo con jugadores misioneros, pero esa buena camada hoy está con 28 o 30 años, con sus trabajos, y no fue posible. Sí conseguimos muchos jugadores misioneros. Tratamos de dar un paso más, de acomodarnos mejor. Aprendimos de los errores pasados”, reconoció el dirigente.

“Hoy los chicos comen bien, cobran del 1 al 10, miramos que los que están en departamentos estén bien, sumamos un buen departamento médico y tenemos un orden”, ejemplificó el ex basquetbolista.

Todos esos pasos le permitieron al Japonés, primero, volver al Federal y luego ilusionarse con traer un torneo nacional a Posadas, aunque para eso hubo que tocar varias puertas.

“En su momento nos pidieron que no todo el presupuesto sea del Estado y que haya parte del privado y lo conseguimos, pero siempre hace falta esa parte del gobierno”, reconoció Fulquet.

Además, para el dirigente “Misiones necesita una política deportiva para el profesionalismo, en el deporte que sea”.

“Una vez que está ese compromiso, que se garantice el cumplimiento, porque quizás uno asume compromisos porque otros lo hicieron con vos y si una pata se cae estás en falta. Por eso los ciclos no se sostienen en el tiempo en Misiones”, analizó.

El espejo de OTC
“Durante un tiempo fui detractor de cómo se manejaba OTC, durante una época del TNA que no había descensos, pensaba que era la chance de que jueguen misioneros y no lo veía”, reconoció Fulquet a la hora de hablar del club que hoy está en la Liga Nacional.

“Con esta gestión de los últimos años se volvieron un modelo de lo que nosotros apuntamos. Tratamos de conversar con ellos y aprender. Es un espejo en el que nos queremos reflejar”, aseguró Fulquet y ponderó la estructura que hoy tiene el Celeste.

“A los jugadores los seduce la estructura de un club. No van a un lugar solamente por lo económico, por eso nosotros queremos hacer bien las cosas para que el día de mañana cuando negociemos con un jugador esa estructura pese y vengan”, comentó.

“El club creció. Nunca tuvimos tantos chicos como ahora, lo mismo en el femenino. Pasamos de tener 10 chicas a 60. No nos da el cupo de horas para todas las actividades y tenemos mucho para aprender, pero la idea es agrandar el grupo de trabajo y avanzar”, cerró Fulquet.

Para la organización del torneo Federal la sede de Posadas será, seguramente, un cuadrangular más en la estructura del torneo, pero para Tokio será la chance de mostrar el trabajo silencioso de hace varios años y que está a la altura de dar un paso más.


El sueño del equipo misionero
“Nosotros jugamos cuatro Federales seguidos. En tres nos fue bastante bien y en el restante entramos medio por la ventana. Es difícil en este tipo de torneos jugar con tanta gente amateur junta, porque se complican los entrenamientos, cada uno tiene sus responsabilidades”, recordó Nicolás Fulquet respecto de los equipos que le tocó integrar en la última parte de su carrera como jugador.

Hoy como dirigente no deja de soñar con un equipo de misioneros y tiene ejemplos para sustentar esa ilusión.

“Si nosotros estuviésemos en otra categoría tendríamos posibilidades con jugadores de Tokio como Daniel Tabbia, uno de los cinco goleadores del TNA, Alejo Montes y Franco Benítez, jugadores de la Liga Nacional, y hay un montón de jugadores”, tiró el dirigente.

“Podríamos armar un equipo entero, pero ellos son profesionales y nosotros no le podemos pedir que vengan a jugar por la camiseta, porque sería una falta de respeto a su trabajo. Pero quién te dice que quizás podamos escalar y el día de mañana ofrecerles algo real”, expresó.

Esa idea sigue latente, aunque claro, dependerá de muchos factores y, sobre todo, del crecimiento integral del club para poder sostener en el tiempo una estructura y la competencia en el alto rendimiento.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias