jueves 05 de agosto de 2021
Lluvia ligera 20ºc | Posadas

Confusiones de una mente que anhela el encuentro

Prejuicios y entredichos mediante, Beto y Maricel buscan el primer beso. Con nueva dinámica, la obra se potencia y a pedido del público agendó otra función

viernes 18 de junio de 2021 | 1:43hs.
Confusiones de una mente que anhela el encuentro
La puesta debió ser reformada por cuestiones sanitarias pero logra igual o potenciado efecto de dualidad.
La puesta debió ser reformada por cuestiones sanitarias pero logra igual o potenciado efecto de dualidad.

El humor apela a los estereotipos para generar empatía y reirnos de nosotros mismos. En esa línea, Diez minutos antes del beso potencia las generalidades de dos amantes en una cita definitoria.

La actitud insegura, nerviosa, torpe, se conjuga con pensamientos desencontrados y acciones frustradas. Si bien aquí Beto y Maricel son los protagonistas, las carcajadas desvelan una notoria identificación del público con sus elucubraciones o acciones. La obra toca a todos, más allá de las individualidades.

Prejuicios y mandatos sociales se van colando de a poco en cada una de las reflexiones de estos divertidos intérpretes y hacen darnos cuenta de lo ridículos que podemos llegar a ser.

La pieza se renovó varias veces en cartelera desde su estreno en 2019 en tablas misioneras. Con cuidada producción de Espacio Base en todo sentido, se modificó en tiempos de pandemia y en vez de ubicar a los dos actores juntos en una mesa, como originalmente manda el libreto, ahora están de espaldas, cada cual en su propio espacio. Sin embargo, la magia sucede igual. Los gestos, las miradas, las reacciones de Matías Pintos y Fanny Duarte -que se sumó en esta nueva temporada como la histriónica Maricel- logran que el cuadro sea uno. Incluso esta división física pareciera potenciar a cada uno de los personajes, con sus lógicas particulares.

Con momentos álgidos donde dejan en evidencia lo absurdo que puede ser el ser humano en una situación de estrés romántico, las risas están aseguradas en esta comedia fresca, que aleja los males de afuera y envalentona para arrancar de la mejor manera el fin de semana.

El eje de la puesta es que nuevamente la pareja se encuentra en un bar, pero en medio de la cita, el mozo avisa que en 10 minutos cierra el local. Desde allí se desata un sinfín de pensamientos y suposiciones de cada lado, en busca de concretar ese esperado contacto. Mientras la charla se deduce 'políticamente correcta', el inconsciente vocifera distintas percepciones de uno y otro lado.Timidez o valentía contenida, enojo, desconcierto son algunos de los sentimientos por los que van pasando Beto y Maricel.

Él parece no entender nada y sin querer la ‘pifia’ siempre con comentarios que ella siente totalmente fuera de lugar. A la vez, intenta asegurarse de alguna manera de que hay un consentimiento para un 'avance' pero se vuelve a enredar en trucos de magia y frases o comparaciones desafortunadas. Ella también intenta descifrar mensajes confusos, ¿Me quiere solo como amiga? ¿me está psicopateando? ¿me confunde con otra? se pregunta, mientras repiensa sus actos e intenta mostrarse decidida y comprometida.

Miedo ante ser el primero que arroje la boca. ¡Qué verguenza, qué dolor no ser correspondido! Y ante la indecisión, por más sentimientos que los unan, las impericias los alejan. Cómo salir del momento incómodo y dar ese primer paso, ese primer beso que concrete y despeje toda duda es el camino que transita la obra. Coincidir en el momento justo. Dar el 50 por ciento y celebrar la añorada sintonía.

Para agendar
Diez minutos antes del beso. La comedia romántica escrita por Alberto Rojas Apel e interpretada por Fanny Duarte y Matías Pintos bajo la dirección de Williams Sery se verá nuevamente el 14 de agosto en la sala Mandové Pedrozo. Reservas al 376-5130101 o Instagram @espacio_base

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias