viernes 30 de julio de 2021
Cielo claro 2.7ºc | Posadas

El relato de un misionero voluntario de la primera vacuna contra el VIH: "Esto es muy esperanzador"

miércoles 16 de junio de 2021 | 10:20hs.
El relato de un misionero voluntario de la primera vacuna contra el VIH: "Esto es muy esperanzador"

La más reciente de las investigaciones ligadas a la prevención del VIH, denominada Estudio Mosaico, incorporó en el último año voluntarios quienes estuviesen dispuestos a inocularse con el fin de probar la eficacia de una vacuna preventiva contra el virus.

La investigación se desarrolla en el Hospital Ramos Mejía, el único organismo público del país que está llevando a cabo el ensayo.

El estudio transita actualmente su fase III etapa en la que, como fue dicho de antemano, los ensayos se replican a gran escala e involucran a miles de personas. Se trata del período definitivo para la aprobación y posterior comercialización del preparado.

El diseñador gráfico y fotógrafo misionero, Humberto Costa (36), junto a su pareja Matías, tomaron la determinación de sumarse a estos ensayos. 

“Me enteré del ensayo por intermedio de un amigo que ya estaba en la primera aplicación de la vacuna”, dijo en diálogo con Radioactiva.

“En total son cuatro inoculaciones, una cada tres meses en el término de un año. Después hay un compromiso de quedarse en el estudio por dos años más para controles y seguimiento”, explicó.

Aclaró que la vacuna “es preventiva, no una cura”. En ese sentido consideró que “la prevención es tan importante como la cura, porque si podemos vacunar a personas de riesgo o no, y mantener a las personas que ya viven con VIH en un tratamiento, el que está negativizado es intransmisible, es decir no transmite ni la enfermedad ni el virus”.

“Esto es esperanzador, porque quiere decir que en algún punto no muy lejos en el tiempo esto se va a terminar”, destacó. 

“Lo que se pretende es generar una respuesta inmunológica preventiva”, remarcó.

Desinformación y estigma social, las barreras

El misionero radicado en Buenos Aires expresó que “la idea es concientizar a la población que estos ensayos son lo que justamente hace falta para llegar a un resultado real”.

Es por ello que incentiva a que más personas se animen a participar. “Es algo que no tiene peligro alguno”.

“No nos están inoculando el virus, este ensayo se llama Mosaico porque ellos agarran adenovirus 26, que es una gripe humana, y lo que hacen es completar la cadena de proteínas con pedazos replicados en laboratorio de proteínas que se encuentran en las cuatro grandes cepas del VIH que hay en el mundo”, explicó.

Y agregó: “Si después de inocular la vacuna llego a estar en una situación de riesgo, estas defensas específicas van a estar en juego y van a prevenir que se contraiga el virus”.

“El virus del VIH está muy asociado al colectivo al que pertenecemos y donde nos identificamos. Hay un gran estigma social, hemos acompañado y acompañamos gente que hoy vive con VIH y algunos que han sucumbido a esta enfermedad”, lamentó. 

“La falta de información y el estigma social provocó grandes estragos. Es necesario darle un cierre, una solución a todo esto. Estamos cerca de un resultado que sea más real y tangible es un gran avance”, enfatizó Costa.

“La primera barrera es la información. Hay que interiorizarse, hablarlo, generar una conversación más honesta y abierta a partir de esto para que el VIH deje de ser una enfermedad social”, cerró.

 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias