jueves 18 de agosto de 2022
Cielo claro 14.7ºc | Posadas

“Me siento muy triste, él era una persona que yo crié desde los 14 años”

lunes 14 de junio de 2021 | 6:03hs.
“Me siento muy triste, él era una persona que yo crié desde los 14 años”
Gladis señala la pared del frente de su casa donde encontró recostados y muy malheridos a su hermano y sobrino.
Gladis señala la pared del frente de su casa donde encontró recostados y muy malheridos a su hermano y sobrino.

Cristian Sotelo era casado y tenía dos hijos pequeños, un nene y una nena. Trabajaba en el área de Desarrollo Social y por su labor diaria estaba muy ligado a la asistencia social y al trabajo constante en distintos comedores de la capital provincial.

Con los ojos vidriosos y el rostro visiblemente afectado por la tragedia, Gladis Sotelo aceptó dialogar unos instantes con este matutino y con lujo de detalles relató los instantes en donde intentó salvarle la vida a su hermano  y a su joven sobrino Alejandro, quienes en medio de la balacera buscaron ayuda en su vivienda.

Incluso la mujer salvó su vida de milagro dos veces, ya que mientras intentaba refugiar a sus familiares dentro de su hogar, varios impactos le rozaron el rostro y causaron distintos daños materiales en su propiedad. 

Aún conmocionada por lo sucedido, pero como lo hizo antes con todos sus vecinos que se acercaron a brindarle su apoyo, la entrevistada contó una vez más la feroz secuencia que vivió durante la mañana de ayer mientras tomaba mate dentro de su casa de la Manzana 19 del barrio A 3-2.

“Me siento muy triste, él era una persona que yo crié desde los 14 años cuando murieron mis padres. Él era como un hijo para mí”, inició su relato Gladis, mientras mostraba los sitios donde impactaron los proyectiles que afectaron su morada. 

La mujer contó que Casimiro, como era conocido por los más cercanos, había ido al cumpleaños de uno de sus sobrinos, a tan sólo dos casas de su propiedad y que tanto ella como su pareja habían decidido no acudir por distintos problemas de salud.

Y agregó que cerca de las 6, Casimiro abandonó la reunión familiar y se quedó sentado tomando con su sobrino Alejandro frente a su casa.

”Ellos estaban sentados acá, tomando. Yo estaba adentro tomando mate y escuché que ellos estaban. Escuché los ruidos y le dije a mi marido ‘parece que están tirando cohetes’, pero ahí al toque escuché que golpeaban la puerta. Yo salí y me agaché porque estaba oscuro y escuché los disparos”, manifestó Gladis, quien hasta ese momento desconocía lo que sucedía. 

“Mi sobrino estaba tirado y mi hermano a un lado, la cabeza estaba acá (señala a la pared de su casa), yo trataba de meterlos dentro de casa. En eso un tiro casi me agarra la cabeza. Después, con ayuda de mi hijo, logro rescatar a mi sobrino y lo recostamos en el sillón. Después salimos porque queríamos alzar a mi hermano, pero estaba muy mal. Él es grandote y era muy pesado para levantarlo. En eso empiezan a tirar tiros nuevamente y siento que alguien me tira para dentro y era mi hijo. Yo le decía ‘dejame que Casimiro está afuera’. Y después no se escuchó más nada y mi hijo le agarró a mi hermano y le decía ‘Casimiro, despertate por favor’, relató la entrevistada.

Y comentó que en ese momento su hermano estaba desvanecido y que luego de revisarlo dos veces recién pudo advertir el disparo en su pecho.

Sobre el supuesto motivo que desencadenó el ataque, Gladis contó: “Había sido que mi sobrino fue a otro cumpleaños, acá a la vuelta, de uno que anda en la pesada y el muchacho le pega una piña y mi sobrino le rompió una botella en la cabeza. De ahí viene acá a sentarse. Ellos acá ya estaban tomando la última cerveza y ya se estaban yendo cuando fueron atacados”. 

 

Nota relacionadas

Feroz balacera en A 3-2 dejó un fallecido y tres jóvenes lesionados

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias