martes 03 de agosto de 2021
Nubes 11.4ºc | Posadas

Resultados bajo la lupa

Misiones desarrolló un proceso electoral sin fisuras en pandemia. Tres frentes electorales lograron mantener bancas en la Legislatura. La renovación ganó con comodidad, la Unión Cívica Radical recuperó aire y espacio y el Frente Agrario y Social para la Victoria tuvo fuerte retroceso y entró en crisis. En Posadas, el frente renovador tendrá mayoría en el Concejo

domingo 13 de junio de 2021 | 6:05hs.
Resultados bajo la lupa

Misiones pasó la prueba de fuego. Se transformó en la primera provincia en concretar elecciones y lo hizo de manera exitosa en cuanto al respeto del protocolo establecido. La ciudadanía demostró mucha madurez y respeto, al momento de votar y movilizarse. Oficialistas y opositores resaltaron este aspecto positivo. Es de destacar que la provincia, al ser la primera, no tuvo de dónde copiar el sistema sanitario de una elección tan grande y compleja ante los tiempos de pandemia que se viven. Si bien se comentó -desde fuentes cercanas al gobierno- que se miró el desarrollo de las elecciones de Cataluña en 2020 para tener una idea, lo cierto es que son realidades diferentes las de aquella región española y las de Misiones. Ahora, el resto del país que tuvo y tiene los ojos puestos en la provincia sí tendrá un modelo a seguir. El sistema no falló, esto fue resaltado por las autoridades locales, pero también por la oposición, que hasta días antes de los comicios insistían con la necesidad de posponerlo por la pandemia. En los próximos días quedará monitorear qué sucede con los casos registrados de Covid-19 en la tierra colorada. Es que ya está comprobado que los grandes eventos sociales impactan en los casos positivos de Covid-19 entre 7 y 10 días después de haberse desarrollado, por el tiempo que tarda la enfermedad en manifestarse. Pero hasta aquí todo parece haber funcionado de forma eficiente y efectiva.

Los protocolos establecidos para el cuidado de la ciudadanía, tanto de los votantes como de las autoridades de mesa y demás equipos de trabajo fueron efectivos no sólo porque fueron bien pensados, sino porque los misioneros mostraron un comportamiento ejemplar, siguiendo al pie de la letra lo propuesto por las autoridades. Sólo si se consigue este combo de protocolos bien diseñados y una ciudadanía responsable en el cumplimiento se podrá lograr un resultado tan efectivo como el del domingo pasado. Deben tomar nota de esto quienes estén organizando elecciones en otras provincias y en el gobierno nacional. También deberán tener en cuenta el marcado ausentismo en las mesas electorales en estos tiempos de pandemia, en Misiones faltaron a la cita alrededor del 17%, si se tienen en cuenta las últimas elecciones intermedias del 2017, convirtiéndose en la participación más baja en una elección legislativa desde el retorno de la democracia. No se puede dejar de señalar los comentarios que se sintieron respecto a lo amigable que fue la campaña para el hombre común, dada la ausencia de actos públicos y en general, lo silenciosa que fue. Esto la asimiló bastante a los países desarrollados donde el acto electoral es carente de barullo y extroversión.

Los resultados
En lo que refiere a los resultados, tomó por sorpresa a quienes no habían visto las encuestas serias de los días previos. Paréntesis aquí, para un reconocimiento, después de mucho tiempo, porque algunas de las encuestas de los días anteriores volvieron a acercarse en sus pronósticos.

Volviendo a la sorpresa, muchos esperaban una elección arrolladora del Frente Renovador que se sostendría sobre la base de la altísima imagen positiva del gobernador Oscar Herrera Ahuad, por el reconocimiento de los misioneros a la gestión de la pandemia, a un modelo ordenado, bajo una conducción consolidada y la gestión del intendente de la capital, Leonardo Lalo Stelatto, donde es palpable ver las obras en la ciudad. Ambos están entre los gobernantes con la mayor imagen positiva del país. Esa conjunción de imagen de gobernantes, modelo político propio, dominio territorial y oposición silenciosa hizo presagiar una elección arrolladora.

Pero no fue así. ¿Por qué? Las primeras explicaciones aparecen al comparar la intención de voto del espacio con la de los candidatos. No es similar, ni se acerca. La campaña no logró -quizás por lo corta que fue- relacionar los nombres de las listas con el sello partidario y la de sus figuras más taquilleras. Además, hay consenso en ciencias políticas que muchos ciudadanos votan en elecciones de medio término con el objetivo de lograr equilibrios parlamentarios. Analistas experimentados añaden que las obras y buenas gestiones es lo que todo funcionario público debería hacer, por lo tanto, no es un activo diferenciador para la gran masa independiente. Sí, se castiga el caso en que no haya buenas gestiones de gobierno. Dentro de las multicausas, no se puede dejar de analizar los efectos de la inflación que pulveriza los salarios de los empleados públicos y privados. Si bien es por causas ajenas a la provincia, alguna porción del electorado puede votar en contra, al emparentar los gobiernos nacional y provincial.

Igualmente, la elección del Frente Renovador fue más que positiva y tienen motivos para celebrar. Mejoró la performance de 2017 y retuvo las 11 bancas que puso en juego, manteniendo así una mayoría propia de 27 diputados provinciales sobre los 40 que componen la Cámara de Diputados. Logrando con ellos tener asegurada la gobernabilidad hasta el 2023. En Posadas, por su parte, logró 4 de las 7 bancas que se ponían en juego. Desde el espacio se mostraron conformes al conseguir mayoría y, sobre todo, dar vuelta la elección del 2017, cuando la había perdido ante Juntos por el Cambio.

La oposición
Juntos por el Cambio, en esta ocasión, incorporará 3 concejales en Posadas, todos ellos de la Unión Cívica Radical. Es un hecho significativo y puede representar el resurgimiento de esta fuerza política, siempre y cuando los dirigentes del partido centenario lo sepan aprovechar y no lo desperdicien siendo sumisos a los requerimientos que puedan llegar desde Buenos Aires para cuidar la relación con el PRO. El resultado positivo del radicalismo no sólo fue positivo en la capital, también lo fue en Eldorado, donde logró mantener la banca que puso en juego el partido, cambiando a quien la ocupa; en Aristóbulo del Valle incorporara una concejal y en Oberá se queda con la Defensoría del Pueblo y se envalentona para el 2023. Además, en Leandro N. Alem el candidato radical Pablo Andersen, presidente de la UCR Misiones, fue el candidato más votado para la elección de concejales, pero por la ley de lemas no logró imponerse como primera fuerza política.

Todo esto puede ser la base de un nuevo comienzo para la UCR, siempre y cuando no lo dilapiden en las próximas semanas, ya sea volviendo a ceder espacios de poder al PRO o haciendo públicas las luchas internas encarnizadas por las candidaturas de las Paso.

Es que el radicalismo logró todo esto con una campaña muy diferente a la que se propone desde la centralidad porteña del partido centenario, y de la que nos tenían muy acostumbrados los referentes misioneros. No hubo denuncias estridentes, ni gritos, ni peleas. Una campaña sin apelar a la grieta, lo hizo reconociendo las cosas que el gobierno está haciendo bien, y recalcando aquellas que a su entender se deben cambiar. Algo tan sencillo como eso puede derivar en buenos resultados electorales. Los tiempos de las campañas basadas en denuncias constantes y gritos desaforados parecen haber quedado atrás para el misionero. Quien entienda esto tendrá chances de instalarse y crecer como opción electoral; quien no lo haga quedará cada vez más relegado.

Un golpe de realidad
Para quienes no parece haber sido una buena experiencia esta elección es para el Frente Agrario y Social para la Victoria, que según todo indica fue debut y despedida. El fin de semana pasado este espacio que conformaron entre el Frente de Todos y el Partido Agrario y Social consiguió tres bancas. Una buena elección para una lista con candidatos desconocidos, ya que era la misma cantidad de bancas que ponía en juego. No obstante, del espacio que representaba al gobierno nacional se esperaba mucho más.

Pero la convivencia no era buena, el perfil de los votantes de cada espacio es muy diferente, y esto derivó en una regular elección, pero además en un quiebre que fue anunciado el mismo lunes siguiente. Mientras desde el Frente de Todos se comunicaba satisfacción por la elección y se presentaban como un “verdadero espacio peronista”, el Partido Agrario y Social anunciaba su decisión de separase del Frente en Misiones, y no sólo en lo electoral de cara a las elecciones nacionales de este año, también en la práctica, ya que desde esta semana se solicitará la división del bloque que hoy conforman con el Movimiento Evita en la Legislatura provincial. Las diferencias de la campaña fueron insalvables al parecer, y alguna mano invisible habrá colaborado en la división de un espacio que se presentaba con intenciones de construir poder en la provincia.

La sorpresa
Una de las sorpresas de estas elecciones fue el Partido del Obrero. Entre las pequeñas agrupaciones en la provincia, fue el que más votos cosechó con el 3,4%, teniendo buen desempeño en Colonia Delicia, Victoria, 9 de Julio, Apóstoles y Capioví. Saliendo segundo en algunos casos y desplazando con ello a Juntos por el Cambio y al frente PAyS.

La continuidad
Pablo Velázquez obtuvo su tercer triunfo como concejal, en dos oportunidades de manera consecutiva que ahora le permite retener la banca en el Concejo Deliberante de Posadas. Además, se transformó en el candidato radical más votado dentro del espacio y sin padrinos de peso en el partido radical. Detrás de él, los otros candidatos que entraron por el lema de Juntos por el Cambio fueron los radicales Santiago Koch y Pablo Argañaraz, quienes sí tenían apoyo dirigencial y partidario.

La caída de un histórico
Antagónicos resultados se observaron en Eldorado con el destino electoral del intendente actual y su antecesor. Quien fuera el mandamás por 20 años de la Capital del Trabajo, Norberto Aguirre, se presentó de concejal y no consiguió acompañamiento social, por lo que quedó lejos y sin lograr una banca. En cambio, ganó Diego Rodríguez Larcher, que es el candidato del actual intendente, Fabio Martínez, a quien por los resultados conseguidos no le hizo mella el escándalo protagonizado hace un tiempo atrás con el operativo de la policía penitenciaria que trascendió las fronteras misioneras. Igualmente, no tiene mucho para festejar, porque si bien ganó su candidato y el lema fue el más votado, perdió una banca en el Concejo, donde en segundo lugar quedó el candidato del PAyS Sebastián Tiozzo e ingresó en tercer lugar el radical Daniel González.

La otra puja
En todas las comunas que tuvieron elecciones en el deliberativo - diez en total-, el triunfo le correspondió a la renovación. Una de las miradas estaba puesta en San Vicente, donde duplicó el triunfo la renovación en un distrito en el que había ganado en las elecciones anteriores el partido Agrario y Social. Quizás represente el caso más importante del retroceso electoral del Frente PAyS en un municipio. Es que Fabián Rodríguez asumió la intendencia de San Vicente el 10 de diciembre del 2019, con los votos obtenidos por el espacio conducido por Héctor Cacho Bárbaro. A principio de febrero, tras revertir los números en rojo con que encontró la administración comunal, decidió dejar el espacio que lo llevó al cargo y pasarse a la renovación con la gestión silenciosa y determinante de un experimentado armador político apoyado por Carlos Rovira y Oscar Herrera Ahuad. Desde entonces Héctor Cacho Bárbaro se puso como objetivo recuperar con votos la comuna, lo cual no pudo ser en esta oportunidad al perder por amplia mayoría en votos correspondientes a la legislatura como al Concejo Deliberante. Pero en esa comuna no fue sólo el PAyS el que perdió. Porque el actual concejal Elvio Ceferino “Negrito” Rodríguez –hermano del citado intendente- también había abandonado el espacio que lo llevó a la banca.

Negrito Rodríguez había presentado su renuncia a Cambiemos en octubre del 2020 y desde entonces pasó a integrar el Frente Renovador. Como edil finaliza mandato en diciembre de este año, al haber asumido en 2017. El pasado domingo, al ocupar el quinto lugar en la lista de la renovación encabezada por Martín Cesino, tuvo junto a su hermano más motivos para festejar luego de ser electo diputado provincial.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias