viernes 23 de julio de 2021
Cielo claro 15.8ºc | Posadas

Uno de cada cuatro misioneros es obeso

Obesidad que mata

Especialistas advierten que cada vez hay más consultas por obesidad mórbida. El sector público registra alta demanda de cirugías bariátricas, sobre todo de adultos jóvenes, de entre 30 y 50 años. Insisten en reeducar en la alimentación y rechazan el concepto de “dietas”

domingo 13 de junio de 2021 | 6:06hs.
Obesidad que mata
Foto: Natalia Guerrero
Foto: Natalia Guerrero

La obesidad es una enfermedad. La obesidad mata. Quizás parezca dramático y hasta exagerado, pero los especialistas que tratan a pacientes con esta condición -y con mayor frecuencia en los últimos años- lo repiten una y otra vez.

Y el impacto del Covid-19 ratifica la tesis de los médicos: actualmente en Misiones, como en el resto del país, los internados son adultos jóvenes, de entre 35 y 40 años, la mayoría de ellos con obesidad. Es decir, representa una de las principales comorbilidades en los infectados, según el Ministerio de Salud Pública de la provincia.

“Esta es una enfermedad transversal, muy frecuente, esta es otra pandemia”, señala en diálogo con El Territorio el médico cirujano Eduardo Carrozzo, quien integra el equipo del hospital Doctor Ramón Madariaga dedicado al tratamiento interdisciplinario del paciente obeso. Completan el grupo de trabajo médicos clínicos, nutricionistas y psicólogos.

“La cuarta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo publicada en 2019 con datos procesados del año anterior ya marcaba una tendencia: en Argentina el 25% de la población tiene obesidad. En 2005 la obesidad representaba el 14% de los factores de riesgo; en 2009, 18%, 2013, 20%, y en 2019, 25%. Lastimosamente tenemos cifras muy parecidas a nivel nacional, que rondan el 25%, es decir, uno de cada cuatro misioneros tiene obesidad”, explicó el especialista que concreta la tan demandada cirugía bariátrica.

En la actualidad, la cirugía bariátrica registra una alta demanda y hasta hay lista de espera en el hospital local (por el contexto del coronavirus), sobre todo de una población cada vez más joven. Si bien la atención es gratuita en el nosocomio, este tipo de intervención quirúrgica cuesta aproximadamente 300 mil pesos en el sector privado. Algunas obras sociales brindan cobertura.

Sólo los pacientes con obesidad mórbida tienen criterio para llegar a la cirugía bariátrica, dado que no es algo inmediato. Por el contrario, la persona que opta por esta opción debe someterse a tratamiento interdisciplinario al menos seis meses.

Es complejo pero no imposible. La constancia y la fuerza de voluntad tienen resultados exitosos. Agustín Ramírez (34), por ejemplo, hace tres años pesaba 170 kilos y tras la cirugía adelgazó 63. Es paciente activo en el equipo de profesionales del Madariaga.

La especialista en Nutrición, Monica Katz, fue consultada para el abordaje de esta problemática. “Es un absurdo que se siga considerando a la obesidad sólo como un factor de riesgo. La realidad es que no hay personas con obesidad sana. La obesidad es una enfermedad inflamatoria, crónica y recidivante, que quienes la padecen deben controlarse continuamente ”, considera la médica que hasta diciembre del año pasado estuvo al frente de la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN).

La profesional que es directora de la Diplomatura Obesidad de la Universidad Favaloro fue tajante: “Vivimos en una sociedad obesogénica que favorece el desarrollo de esta enfermedad porque estimula hábitos y consumos que conducen al exceso de peso. En la pandemia de Covid19 esto se profundizó. La gente está más quieta porque casi todo se hace dentro de las casas. Se come más y mal, porque nuestra cultura alimentaria es muy pobre. Aca vivimos en base a empanadas, tomate, papa, milanesas y pizzas”.

“La obesidad es un evento que sucede con el correr de los años, nadie tiene 50 kilos hoy y en dos semanas 150 kilos. De a poquito va subiendo de peso, no hay ninguna magia en el ascenso o en el descenso”, reflexiona el cirujano Carrozzo.

“La obesidad enferma y mata a las personas mucho más frecuentemente que a aquellas que no son obesas”, insiste el profesional médico.

Las próximas páginas de este informe son una muestra del problema y la solución. El drama y el final feliz. Sobrevivir es posible.

 

Preocupa que la primera consulta es en el estadío más grave: la mórbida “La falta de sueño puede generar recaídas” El exceso de peso, puerta de entrada de 230 enfermedades al organismo Niños obesos terminan con diabetes e hipertensión “Me di cuenta de que no podía seguir estando así por mi trabajo y mi salud” Alco, un grupo de ayuda mutua para no recaer en el tratamiento Pesaba 120 kilos y hoy corre maratones

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias