martes 03 de agosto de 2021
Cielo claro 22ºc | Posadas

La OEA y observadores internacionales descartaron irregularidades

Perú: Castillo sigue primero y Fujimori insiste con el fraude

Mientras el escrutinio avanza en su recta final y el docente se mantiene con 51.000 votos de ventaja, la candidata de derecha reiteró el pedido de anular 200 mil sufragios

domingo 13 de junio de 2021 | 6:02hs.
Perú: Castillo sigue primero y Fujimori insiste con el fraude
Las denuncias alimentan un clima político cada vez más tenso en Perú. Foto: AP
Las denuncias alimentan un clima político cada vez más tenso en Perú. Foto: AP

Mientras el escrutinio avanza lentamente en su recta final en Perú y el docente y sindicalista de izquierda Pedro Castillo se mantenía adelante con unos 51.000 votos, la candidata de derecha Keiko Fujimori insistió en que hubo “fraude” en el balotaje presidencial, pese a que la OEA y el resto de las misiones de observadores descartaron “irregularidades graves”.

En coincidencia con el resto de las misiones de observación electoral internacional, el titular del de la OEA en Perú, el ex canciller paraguayo Rubén Ramírez presentó su informe preliminar y destacó que “no han detectado graves irregularidades”, según la agencia de noticias AFP, una conclusión que parece chocar con las denuncias de “indicios de fraude” y los llamados a anular 200.000 votos de la candidata Fujimori.

Pese a que la última misión de observadores internacionales que falta se exprimió en contra de un presunto fraude, la exlegisladora y candidata, que el lunes enfrentará en la Justicia un nuevo pedido de prisión preventiva por un caso de corrupción, volvió a la carga con sus denuncias.

“Hay fraude en la mesa, manipulación en mesa”, “hay hechos muy graves en esta última etapa” del conteo de votos, afirmó Fujimori en una reunión con la prensa extranjera, mientras sus opciones de ganar el balotaje parecen cada vez más reducidas.

“Voy a reconocer los resultados, pero hay que esperar el final”, prometió, pero insistió en que hubo irregularidades que habrían favorecido a su rival, Castillo, quien hace unos días se proclamó ganador y pidió esperar el pronunciamiento oficial de los entes electorales con calma, pero “alertas”.

Con el 100% de las actas procesadas pero con el 99,890% contabilizadas porque aún hay cientos impugnadas u observadas, Castillo obtenía 8.830.647 votos (50,145%), a una corta pero estable ventaja de los 8.779.709 votos (49,855%, según la última actualización de la Oficina Nacional de Procesos Electorales de Perú (Onpe).

Con el escrutinio avanzando muy lento, las denuncias y los rumores no paran de multiplicarse en Perú, alimentando un clima político cada vez más tenso.

La “izquierda internacional está interviniendo” en los comicios en Perú, denunció la candidata de derecha y también acusó al presidente Francisco Sagasti de “interferir” por su llamado a “respetar el proceso electoral”.

Además cuestionó al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) por su negativa a ampliar el plazo para presentar impugnaciones, que venció el miércoles pasado y que ya le había permitido entregar cuestionamientos a cerca de 800 actas, un número que las propias autoridades electorales reconocieron como inusualmente muy alto.

Las impugnaciones de menos de un millar de actas están siendo analizadas y del tiempo que se tome el JNE para dirimirlas todas dependerá de cuándo se conozca el resultado definitivo y se proclame un ganador.

 

Peligro de un golpe de Estado institucional

Veedores internacionales de las elecciones del Perú advirtieron durante la jornada que Keiko Fujimori y su partido, Fuerza Popular, insisten en revertir los resultados de los comicios a pesar de que el candidato Pedro Castillo obtuvo 70.000 votos más que ella con el 100% del padrón escrutado. La maniobra fue entendida como un intento de golpe de Estado institucional. Fujimori, quien ya fue una fallida candidata presidencial en 2011 y 2016, impugnó ante el Jurado Nacional de Elecciones los votos en 800 mesas, incluidas varias en el exterior de Perú, en un intento por probar que Castillo no ganó las elecciones. La necesidad de Keiko Fujimori de prolongar los planteos ante la justicia electoral pueden tener que ver más con su intención de no volver a la prisión preventiva por el caso de corrupción en el que se la investiga que por su frustración por haber perdido por tercera vez una carrera presidencial. Esta semana un fiscal pidió que se dicte nuevamente la prisión preventiva para la hija de Alberto Fujimori (quien hoy en día sigue preso).

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias