sábado 24 de julio de 2021
Cielo claro 29.9ºc | Posadas

Homenaje

domingo 13 de junio de 2021 | 6:00hs.
Homenaje

El desafío tenía una doble finalidad. Una, hacer un recorrido en bicicleta por un precioso circuito rural, muy cerca de Posadas. La otra, muy noble, homenajear a los muertos por el hundimiento del ARA General Belgrano, fuera de la zona de exclusión marítima fijada por el gobierno de Gran Bretaña, un 2 de mayo de 1982, durante el conflicto de Malvinas. Los caídos aun yacen en la profundidad del océano, curiosamente también salíamos, para el desafío, de la localidad de Profundidad.

La mayor dificultad del recorrido consistía en subir el temido “Cuco’’, una trepada de aproximadamente 1000 metros con rampas, según Strava, del 23%, una barbaridad. Mi mente y mis piernas lo sabían.

Temprano, en ese domingo nublado, numerosos ciclistas nos reunimos, ansiosos, esperando la partida. La multicolor vestimenta de los deportistas daba una imagen atractiva y sorprendente al lugar.

La XII Brigada de monte, de Posadas, a cargo de su comandante, el general de brigada Federico Javier Torres, tuvo a cargo la organización del evento. Estuvieron impecables, con la señalización, horarios, puestos de hidratación, socorro y sobre todo la amabilidad.

Y un hermoso detalle, a cada participante le entregaron un cartelito, con el nombre completo de uno de los 323 fallecidos en aquel terrible episodio del hundimiento del General Belgrano, me coloqué en el pecho sintiendo orgullo y emoción, iba a tener que hacerle honor a GERARDO MARCELO MARCHISIO.

A escasos cuatro kilómetros de la salida, comienza el Cuco. Me encomendé a Dios y confié en mi entrenamiento que preparó mis piernas. Con Fofi mi amigo, comenzamos a subir y notábamos que el resto prefería hacerlo caminando. Cuando faltaban escasos metros del tope, no pude contener mi alegría y festejé con un sapucay. Lo logré. El resto fue anécdota, aunque de ciclo turismo no tuvo nada, con varias dificultosas subidas, y pedaleando como si fuera competencia ´´palo y palo´´ como solemos decir. Feliz terminé el recorrido en dos horas, con el aplauso de la gente que nos esperaba a la llegada.

El cartelito, con el nombre de mi homenajeado, se cayó durante el recorrido. Paré a recogerlo, para no olvidarme de Él, justo cuando el cielo se adhirió a la tristeza del recuerdo y comenzó a llorar con sus lágrimas celestiales.

Mi esfuerzo fue apenas una parte del eterno homenaje que le debe la patria a este héroe.

El relato es inédito y forma parte de un libro de próxima edición. El autor publicó Vivencias en 2016

 

Luis Daniel Flores

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias