miércoles 23 de junio de 2021
Lluvia moderada 22ºc | Posadas

La pintura y su aporte a la estética de la ciudad

Con revestimiento plástico y acrílico artístico, Luciano Suárez y Ezequiel Schwab plasman su arte en Eldorado, creando murales que dan nueva vida a las calles

lunes 07 de junio de 2021 | 0:00hs.
La pintura y su aporte a  la estética de la ciudad

Luciano Suárez y Ezequiel Schwab son jóvenes artistas autodidactas que con sus pinturas  se dedican a embellecer los murales de distintos lugares. Ambos pertenecen al grupo Medio Limón y desde muy pequeños desarrollaron la habilidad por el dibujo y las ideas artísticas.

Medio Limón surgió a través de la antítesis de media naranja, y tienen como objetivo demostrar a la comunidad la realidad de la gente por medio de las expresiones artísticas en los murales.

Recientemente, los artistas urbanos finalizaron un mural sobre la calle Colón,  en el kilómetro 9 de la ciudad de Eldorado.

Ezequiel explicó a El Territorio cómo se originó la idea de su última obra urbana: “Pintar diferentes animales surgió de que diariamente recorremos la calles y vimos cómo las personas no valoran a sus mascotas, buscamos el apoyo de la Juventud de la Municipalidad de Eldorado y es el primer mural que representa el lado opuesto de la vida de los animales que están abandonados o sufren”.

“Es la primera vez que hacemos un mural de estas características”, mencionó el artista urbano.

El mural finalizado tiene plasmadas diferentes mascotas en su estado de felicidad y para realizar esta pintura los jóvenes utilizaron revestimiento plástico, o acrílico aerosol artístico. Su estilo es más bien pop y llevan la obra más hacia la ilustración, basándose en los cómics de los años 90.

“La materia prima sale de las personas que solicitan sus trabajos, son remunerados, en el presupuesto se les incluye, en otros casos cada tanto nosotros queremos hacer un mural particular  porque queremos dejar un mensaje y ahí  nos hacemos cargo de los costos,  a veces también nos van quedando material, tenemos un stock de materiales, pinceles, pintura, rodillos”.

“Antes de pintar un mural siempre está la idea puesta en el diseño de papel y antes de finalizar ya tenemos el mensaje que queremos dejar. Lo bueno que tienen la  pintura es que en la marcha vamos pintando y van surgiendo ideas que vamos agregando más lo que la gente nos va aportando”, explicó Ezequiel.

Los pinceles que se utilizaron para su última obra fueron números 10, 20, 25 y finos, todo lo utilizado fue para un muro de 2 metros por  6.

“Tratamos de que través de nuestro trabajo se termine el vandalismo de pintar los muros con aerosol con cosas sin sentido u objetivo, principalmente. Este mural nos llevó seis días exactos terminarlo, siempre con el buen tiempo acompañando. Usamos colores casi siempre primarios: azul, rojo, amarillo, blanco y negro, esos colores se mezclan y pintamos los diseños”.

El joven artista además continuó diciendo: “En cada trabajo tratamos de perfeccionarnos y acercarnos más al estilo que buscamos, eso sólo se logra trabajando de un mural a otro, queremos dejar ese mensaje que impacte a las personas muchas veces de una forma que no esperábamos, siempre para positivo sin dudar”.

En cuanto a cómo toma la comunidad esta nueva iniciativa de embellecimiento urbano de la ciudad, los artistas manifestaron: “Para este mural las personas pasaban y nos felicitaban, muchos hasta se tomaron un tiempo de parar y aportar ideas. Otros nos decían que iban a traer a sus hijos y mascotas, para sacarse una foto”.

“Para hacer este mural pedimos fotos de animales, rescatados otros que fueron adoptados, por amigos conocidos, incluso alguno de los animales que están en el mural son de vecinos de alrededor del lugar donde pintamos el mural. La verdad que reciben muy bien que pintemos y más si es algo como esto que trata de concientizar a las personas acerca del cuidado y de lo bien que se ven cuando están bien, felices, el objetivo más allá de embellecer la ciudad es dejar un mensaje y lo vamos logrando mural a mural”.

Ambos jóvenes trabajaron en otros murales, como para una reconocida marca de cerveza y gaseosa, “también hemos realizado murales en negocios específicos, como gimnasios, peluquerías, tiendas en general. Acorde al rubro que nos solicitan, hacemos el diseño”.

Es tal el impacto que causó el mural de las mascotas que los vecinos no sólo querían murales de sus animales, sino que además les pidieron para retratar a sus animales de cuatro o dos patas como ser un loro.

Los integrantes de Medio Limón si bien viven de sus obras, también hacen obras solidarias, en la ciudad realizaron un mural en el Sedronar del que hicieron participes a los chicos que están en rehabilitación y el personal, y fueron varios los artistas que colaboraron

“En general lo que buscamos es que el arte del muralismo urbano esté en alto, que no simplemente se lo vea como algo solidario. Te regatean el precio, nos tratan de hippies, cuando en realidad hay muchas horas invertidas en el mural horas de diseño, buscamos que el arte sea valorado”.

Como todo artista, los integrantes de Medio Limón aspiran a llevar sus obras a los horizontes más lejanos: “Nuestro máximo sueño es pintar un edificio entero, tenemos referentes de muralistas en España, Córdoba, lograr una obra grande, sabemos que la ciudad no hay edificios grandes, pero en la provincia sí ya nos contactan de otras provincias y nos pone felices ver que nuestras obras podrían recorrer el país y, por qué no, el mundo”.

El servicio se cotiza por medio cuadrado, pero el precio varía de acuerdo a la complejidad del trabajo y, teniendo en cuenta el clima, la tarea requiere de una a tres semanas. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias