sábado 19 de junio de 2021
Niebla 11.7ºc | Posadas

Nuevas formas, en las que se priorizaron aspectos positivos

El estudio de inglés en crecimiento y el arte como espacio de contacto

Docentes de Jardín América, Ruiz de Montoya y Capioví detallan cómo tuvieron que reacomodar su forma de trabajar y la importancia de que los chicos puedan interactuar

domingo 06 de junio de 2021 | 6:04hs.
El estudio de inglés en crecimiento y el arte como espacio de contacto
Los idiomas como el inglés fueron uno de los que más creció este año. Fotos: Esteban González
Los idiomas como el inglés fueron uno de los que más creció este año. Fotos: Esteban González

Trabajar en tiempos de pandemia con actividades extracurriculares es un desafío. Adaptarse a la nueva realidad, tratando de evitar el contacto físico con los alumnos y entre ellos es uno de los mayores retos que se plantea para los docentes.

En Jardín América, uno de los que procura mantenerse en este equilibrio es el Instituto de inglés Spot Light English Institute. Vanesa Schimmelfening, a cargo de la casa de estudios de idiomas, en diálogo con El Territorio se refirió que tuvo que modificar el espacio y las rutinas para poder recibir a los alumnos. “Tal vez podríamos enumerar muchas desventajas pero preferimos enfocarnos en lo positivo: aprendimos a trabajar con más herramientas y recursos que antes, reforzamos la empatía por las situaciones particulares de cada familia, incentivamos a prestar más atención a la salud por sobre todas las cosas como un bien sumamente esencial al momento de aprender”, entendió la profesora.

Además, contó: “Creció considerablemente la demanda con la pandemia, ya que las familias se dieron cuenta de la importancia que tiene el aprendizaje de una segunda lengua. Tanto los estudiantes como sus familias esperaban ansiosamente el inicio, ya sea por el incentivo de empezar de nuevo como por la necesidad de interacción social”.

Al hablar del recibimiento del alumnado y de los elementos de sanitización expresó: “Este punto fue crucial porque nos tuvimos que adaptar a nuevas rutinas, como ser instalación de dispensers de alcohol en gel en todas las aulas, uso de dispositivos de control de temperatura a la entrada de cada curso, cambios de mobiliario grupales a mobiliario individuales para mantener las distancias dentro de lo posible, separación más amplia de horarios entre clase y clase, entre otras medidas”.

Otra de las actividades más demandadas en la ciudad es la música. Así, la academia Génesis se destaca entre las propuestas más completas en la materia. Al frente del profesorado que allí se desempeña, Silvana Fiege narró los desafíos que enfrentó para continuar y cómo recibieron los alumnos la vuelta al aula.“Por fortuna nosotros pudimos ir volviendo el año pasado a las actividades. Al tratarse de cursos con número reducido de alumnos, ya que la enseñanza es más personalizada, respondieron muy positivamente porque muchas veces era la única salida de casa que tenían los chicos”. Si bien manifestó que ‘‘no hay tanta demanda como antes, porque las personas son más cautas y temerosas, se prepararon para seguir adelante con una nutrida grilla de alumnos. “El rompecabezas de horarios fue el verdadero desafío, porque el alcohol en gel a mano, el trapo de piso en la entrada, hincapié en las desinfecciones personales, uso de barbijos y demás aspectos del protocolo son a todos comunes”, entendió.

En Ruiz de Montoya, en tanto desde el Instituto de Inglés de Andrea Perreta, se graficó que “hay más demanda que antes de la pandemia, los alumnos a los cuales les había tocado la etapa de enseñanza virtual estaban felices de poder volver a las clases presenciales y los otros empezaron con todas las ganas una actividad nueva en la cual podían socializar con sus pares. Fue muy notorio el entusiasmo que tenían los chicos, cumpliendo con el protocolo de manera muy responsable para poder continuar con sus clases”.

“Lo que más nos cuesta es que no podemos tener contacto con nuestros alumnos y tampoco pueden tenerlo entre ellos, ya que nosotros enseñamos a través del juego y eso implica que haya cierto acercamiento, eso sí tuvimos que reinventar”, agregó.

Además, en la mencionada localidad se encuentra la academia de danzas de Yamila Strieder, que deslizó, “no tuve clases virtuales el año pasado debido a que no todos contaban con acceso a la virtualidad y no tengo más demanda que previo al coronavirus” Este año la profesora arrancó en abril y argumentó que a pesar de que tiene un amplio lugar para enseñar, lo más difícil es evitar el tema del contacto. “Es complicado no abrazarlas o que entre ellas puedan tomarse de la mano al practicar”, lamentó.

Por otro lado, en Capioví está la Escuela de danzas Sumampa de Alejandra Castillo, quien mencionó que tiene una demanda como en tiempos normales, pero que también tuvo que cambiar la forma de dar clases.“La vuelta fue en febrero, la motivación estuvo al 100% y no volvieron todos al mismo tiempo, sino que de forma escalonada”, arrancó diciendo. Luego, se refirió a que los más pequeños iniciaron en mayo y se nutre de grupos muy unidos y entusiastas. De la misma manera se refirió a las dificultades de trabajar en estos tiempos: “Cada profesor trata de sobrellevar de la manera que puede, ya sea presencial, con menos cantidad de chicos o bien virtual y pienso que esta pandemia trajo consigo el hecho de resaltar el valor real de los pequeños momentos vividos con la familia y el valor de nuestros propios espacios naturales y culturales”, reflexionó.

También en Capioví, el Instituto de inglés de Cristina Vogel, así como sus pares de otras localidades, tuvo más inscriptos después del parate. “Se nota el entusiasmo, el poder estar en contacto, lo cual es muy importante para todos y sobre todo para el aprendizaje de un idioma”, manifestó y añadió: “Trabajar en la virtualidad hizo que tuviéramos la oportunidad de usar otras herramientas y hoy día se siguen usando para agilizar, mejorar o cuando algún alumno o docente no puede asistir, utilizarlas para tener la oportunidad de continuar normalmente”.

 

Autoestima y creatividad reforzadas fuera del aula Poner el cuerpo para potenciar habilidades y conocimientos Armar rutinas y destinar un tiempo al juego libre, las claves

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias