martes 07 de diciembre de 2021
Cielo claro 20.7ºc | Posadas

Los cursos tienen lista de espera

Autoestima y creatividad reforzadas fuera del aula

La voz y los intereses individuales del niño deben tenerse en cuenta al momento de decidir anotarlos en una actividad extraescolar. El arte mejora la concentración, da felicidad, fortalece la confianza y el trabajo colaborativo, destacan especialistas

domingo 06 de junio de 2021 | 6:06hs.
Autoestima y creatividad reforzadas fuera del aula
Foto: Natalia Guerrero
Foto: Natalia Guerrero

Las actividades extraescolares forman parte de la educación integral de los niños y de su desarrollo. Sean académicas, culturales o deportivas, tienen una dimensión educativa y social que se complementa con los contenidos y habilidades que se aprenden en la escuela y en la familia. Tienen el punto a favor de que pueden acompañar los intereses particulares del niño y contribuir a fortalecer la autoestima y la autonomía.

En tiempos en que el mundo se ve sacudido por la pandemia de coronavirus y sus devastadores efectos en la salud y la economía, la infancia y adolescencia es una de las poblaciones más vulnerables. Si bien en términos de salud no es considerado el grupo más afectado, durante el largo tiempo de cuarentena estricta y aún hoy, con la vuelta paulatina a las clases presenciales, los chicos debieron modificar sus hábitos y rutina, estar frente a una pantalla muchas horas. Al mismo tiempo, en los hogares más humildes el ingreso cayó impactando en el acceso a servicios básicos, alimentación y bienestar general.

En Misiones, con el recupero gradual de las actividades sociales, recreativas y de esparcimiento, los padres encontraron más que nunca en talleres y cursos infantiles -de distinta índole- esos espacios seguros para la interacción.

Y esta necesidad de ofrecer a sus hijos propuestas para el juego y el aprendizaje con otros se refleja en una mayor demanda en institutos, talleres privados, centros comunitarios barriales. Las alternativas son muchísimas y hay pagas y también gratuitas.

Sea que se anote a los chicos en un taller de alguna disciplina artística, de estudio -como idiomas- o en un deporte, más allá de las expectativas de los adultos, conviene atender a los intereses de los más pequeños, preguntar a los niños si será de su agrado. Para la elección, se puede además, reflexionar junto con los encargados de las clases sobre qué habilidades sociales e individuales se requieren y se abordan y propician, qué valores se fomentan, qué herramientas estará adquiriendo el chico o la chica con, sopesar la disponibilidad del tiempo para cumplir con las exigencias de escuela, tareas y la asistencia al taller, entre otras cuestiones a tener en cuenta, explicaron a docentes e instructores consultados.

Demanda y listas de espera
“Indudablemente que después de la cuarentena creció la demanda para asistir a los talleres, sobre todo a los talleres libres, que no tienen que ver con la formación formal y son más recreativos. Se da en niños y en adultos. Tenemos cupos acotados y todo el tiempo se confeccionan listas de espera”, explicó la profesora Carmen ‘Didi’ Del Piano, directora de la Escuela de Danzas de la Provincia.

A la institución ubicada en Colón y Roque Pérez de esta capital, asisten más de 700 estudiantes, en los distintos niveles de la formación académica disciplinar y los talleres libres. La formación comienza desde los 3 años con los jardines de danza, que trabajan la introducción a la danza y hasta la formación profesional con las carreras superiores.

“Yo creo que esta necesidad de las personas de hacer algo, de llegar a la danza en este momento que estamos atravesando, tiene que ver con la necesidad de interacción con otros. El arte es un mimo al alma y ayuda a socializar”, aseguró.

En la escuela la atención al cumplimiento de los protocolos y la sanitización regular es esencial. “Cuidarnos y respetar el protocolo es importantísimo para sostener la presencialidad que en la danza es fundamental desde lo disciplinar. El año pasado trabajamos de manera virtual, este año la presencialidad es para las prácticas y la teoría sí se hace mediada por tics para descongestionar los espacios” deslizó Del Piano y reflexionó, “el beneficio es para la salud, para la vida”. “Hacer danza es saludable, te genera una energía y una felicidad ese estar en movimiento, es la expresión más genuina del espíritu”, ponderó y así convino que, “estar en movimiento te da una impronta para afrontar y abordar lo que nos va presentando la vida, te da una energía saludable a nivel corporal y mental para expresar emociones, actitudes, sentimientos, pensamientos, acciones”.

Por otra parte, María Victoria Tarragó profesora de cerámica y pintura sobre porcelana para niños desde los 5 años, detalló que “los chicos necesitan un espacio para crear, el arte, el modelado de la arcilla o la pintura sobre porcelana que es lo que yo enseño, les ayuda mucho en la concentración, estimula la creatividad libre, porque son ellos los que tienen que elegir las formas, los colores”, indicó. Su taller 'Amé' registró una gran demanda de clases desde que retomó la actividad presencial en marzo.

“El arte ayuda a organizar los pensamientos, a hacer todo un proceso para llegar a la obra final, demanda concentración, ingenio, destreza en el manejo de las manos y de las herramientas, paciencia, atención a los detalles. Todos los chicos, pero en particular los que quizás tienen problemas de atención, de concentración, se ven beneficiados con esta actividad”, describió.

En la misma línea,Liliana Suárez Holze, profesora de dibujo y pintura expuso el modo de trabajo en el taller de arte con orientación en arteterapia para niños, que coordina en Mora Taller de Arte.

En el espacio se exploran todas las disciplinas artísticas dentro de las artes visuales e historia del arte, “es un espacio donde fomento el proceso creativo, no trabajo con imágenes para pintar sino con el dibujo desde la observación con modelo. Y desde ahí ellos hacen su trabajo sobre la imagen, la composición. La idea es que puedan tener un pensamiento crítico, que puedan hablar sobre lo que hacen y lo que sienten y que tengan relación grupal, que se respeten entre compañeros”, precisó Suárez Holze.

“Yo noto que los niños están con el celular, entonces vienen ya todos con el mismo animé, con la misma manera de dibujar una cabeza que vieron en un tutorial, y yo trato de desestructurar eso para que ellos puedan tener su propia búsqueda’’, sumó. “El arte te forma como ser humano, como persona, al igual que un deporte permite también la descarga energética, El arte ofrece formación completa, tiene que ver con el mundo interno de la persona”, cerró.

 

El estudio de inglés en crecimiento y el arte como espacio de contacto Poner el cuerpo para potenciar habilidades y conocimientos Armar rutinas y destinar un tiempo al juego libre, las claves

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias