sábado 19 de junio de 2021
Niebla 11.7ºc | Posadas

El caballo como un aliado para sanar

El proyecto de equinoterapia avanza en San Pedro

Alejandra Molina y Evaristo Sosa ponen mucho empeño en terminar con las instalaciones para recibir a los pacientes

viernes 04 de junio de 2021 | 6:04hs.
El proyecto de equinoterapia avanza en San Pedro
Alejandra y Evaristo se capacitaron en esta práctica. Foto: Carina Martínez
Alejandra y Evaristo se capacitaron en esta práctica. Foto: Carina Martínez

Con enorme esfuerzo, la familia de Alejandra Molina y Evaristo Sosa junto a la Fundación Mírame, avanza en la construcción de un centro de equinoterapia para que las personas con discapacidad puedan contar con ese espacio en San Pedro. En los últimos días lograron terminar una rampa que facilita el montaje y sueñan comenzar próximamente a trabajar con un grupo de adolescentes.

La alternativa -que consiste en la rehabilitación de niños, adolescentes y adultos a nivel neuromuscular, psicológico, cognitivo y social con el caballo como soporte terapéutico y coadyuvante- comenzó a materializarse hace más de un año, representando dedicación, inversión y sobre todo interés por generar espacios que permitan a las personas con discapacidad mejorar sus condiciones de vida.

El espacio es forjado de forma voluntaria y a pulmón. La familia impulsora dispone de tres equinos que fueron entrenados para realizar este tipo de terapia, muy alentadora en los tratamientos para personas con dificultades motrices, principalmente.

La primera etapa del proyecto se ejecuta en colonia Liso, a 900 metros de la ruta provincial 27 de la Capital de la Araucaria, en una parcela de potrero cedida por la familia Valenzuela. Allí cuentan con espacio suficiente para el cuidado de los caballos y la implementación de la infraestructura necesaria, tanto para el entrenamiento de los equinos como para trabajar con los niños.

En ese lugar construyeron el corral redondo donde entrenan a los caballos, un sanitario con sistema seco, un espacio donde bañar a los animales, siendo la construcción de una rampa el punto de partida para comenzar las primeras experiencias. La rampa permite que las personas con discapacidad motora puedan montar de forma práctica y eficaz.

“Tuvimos avances muy significativos, más cuando es todo hecho a pulmón. Logramos construir el corral redondo para entrenar el paso, galope y cambio de aire, en ese sentido, de los cinco caballos, tres ya están en condiciones de trabajar con los menores, y ahora que implementamos la rampa ya podremos comenzar a trabajar con los alumnos de la Fundación Mírame que están en el taller AVD. La idea es comenzar a generar ese vínculo con el caballo, realizar paseos y motivar la responsabilidad”, explicó Alejandra Molina, impulsora de la iniciativa.

“El solo hecho de estar con los caballos beneficia en el lenguaje, la parte emocional, y como el espacio es amplio, podemos organizar actividades recreativas y de a poco avanzar en que el servicio pueda ser brindado a todos los que lo necesiten”, señaló Alejandra, que es técnica en Equinoterapia.

En un primer momento, muy pocos conocían sobre esta alternativa en la localidad, con el paso del tiempo e incluso la realización de un taller online sobre equinoterapia, el número de personas que mostraron interés aumentó y generó una demanda real.

Para habilitar el servicio y atender a esa demanda,  necesitan un espacio más cercano a la zona urbana donde construir el corral rectangular y que sea accesible para todos. 

Tanto Alejandra como Evaristo realizaron capacitaciones, incluso internacionales, sobre los fundamentos de la equinoterapia y el cuidado de los caballos, ya que el objetivo es ofrecer un servicio profesional que contemple el equipo interdisciplinario de acuerdo al diagnóstico de cada persona.

Para llegar a este instancia, fue muy valioso el aporte de varias personas y organizaciones que no sólo donaron materiales sino también la mano de obra para llevar adelante la construcción de varios espacios.

Además, recibieron la donación de un caballo, por parte de quien en vida fuera el odontólogo Fernando Rico, quien apenas conoció sobre la iniciativa, no dudó en realizar valiosa entrega. Se trata de la yegua de color blanco llamada Rubia y es una de los tres que están preparados para ayudar a curar.  

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias