sábado 19 de junio de 2021
Nubes 10.7ºc | Posadas

Recuerdan que la carne misionera no se exporta y tiene una demanda estable

Sostienen que en Misiones no debería faltar carne ni subir su precio

Así lo explicaron desde la Cámara de Matarifes y Abastecedores de la Argentina Ello sería por la mayor compra desde Corrientes y de producción misionera

jueves 27 de mayo de 2021 | 6:04hs.
Sostienen que en Misiones no debería faltar carne ni subir su precio

Las carnicerías de la provincia de Misiones no deberían tener faltante de cortes de carne y tampoco aumentos en el precio según explicaron desde la Cámara de Matarifes y Abastecedores de Argentina (Camya). “En Misiones no hubo paro del sector de ganadería y por lo tanto, la comercialización nunca se detuvo. Además las carnicerías locales se nutren casi en igual medida de carne que viene de la zona pampeana, donde se sintió fuerte el paro, y de carne local”, explicó Abel Motte, que es el integrante misionero de la Camya.

La situación, así, sería distinta a la que ocurre en Buenos Aires, donde ya proyectan un menor abastecimiento de cortes para este fin de semana. Y estiman que de no resolverse el conflicto, el faltante sería grave para la semana próxima.

El Territorio dialogó ayer con los integrantes de Camya que son los encargados de comprar el ganado vivo, llevarlo a los frigoríficos para luego distribuir las medias reses -que son dos mitades en que se divide el cuerpo de la vaca- hasta las carnicerías, donde termina la cadena productiva con el consumidor final.

Sergio Pedace es el vicepresidente de Camya y explicó que desde el sector “estamos poniendo toda la voluntad posible en que se alcance un acuerdo entre la producción y el gobierno nacional, porque si no estimamos que para la semana que viene se va a empezar a sentir el faltante de carne en las carnicerías”.

Por su parte, Motte coincidió en la necesidad de lograr un acuerdo con el gobierno nacional, pero advirtió que en Misiones “no tendría que haber falta de carne en los mostradores porque las carnicerías de la provincia compran un 50 por ciento de carne a frigoríficos de Misiones y Corrientes y el otro 50 por ciento lo traen desde frigoríficos de Buenos Aires o Santa Fe, que es donde se está haciendo la medida de fuerza”.

Según Motte, “en Misiones no hubo paro de la actividad ganadera y se siguió trabajando todo este tiempo, porque la carne de Misiones se consume dentro de la provincia, no se exporta, por lo tanto es un sector que en el corto plazo queda afuera del conflicto”.

De todos modos, ambos dirigentes empresariales explicaron que también puede suceder que se intente subir el precio del ganado local, sabiendo que si no se soluciona el conflicto que en este momento mantiene el sector con el gobierno nacional, puede haber faltante del producto en las góndolas.

“El aumento de precios en las carnicerías de Misiones podría darse si los productores de la región deciden subir el precio de su ganado sabiendo que no hay forma de abastecer desde otros lugares del país. Sería una cuestión más especulativa que real”, explicó Pedace.

Pero Motte se ocupó de aclarar que “también hay una realidad en los bolsillos de los consumidores misioneros, por lo tanto subir el precio no es algo que pueda tener cabida en este momento, porque de por sí la gente está consumiendo menos carne y si se aumenta el precio, el consumo caería aún más”.

En ese contexto, ambos empresarios del rubro de la carne señalaron que al menos por el momento, el conflicto de la cadena carnícola  con el gobierno nacional a raíz de la prohibición de exportaciones y el posterior llamado al paro del sector, no afectaría a las góndolas de los supermercados y carnicerías de Misiones.

De todos modos, no es lo mismo un paro de una semana, que terminaría mañana, al escenario que se daría si la medida de fuerza se extiende. En ese hipotético caso, algún coletazo del conflicto podría impactar en los precios de la carne que pagan los misioneros.

La carne en Misiones

Según explicaron los referentes de la Camya en Misiones existen en este momento cerca de diez frigoríficos que trabajan para distribuir carne algunos a nivel municipal y otros en toda la provincia. Pero ninguna de esas industrias cuenta con autorización para sacar la carne más allá de los límites de Misiones.

Esta realidad hace que esos ganaderos locales no se sientan afectados por la prohibición de exportar que dispuso el gobierno nacional, con el objetivo de abaratar el precio interno de la carne.

“La producción ganadera local comenzó a crecer a partir del año 2000 con el corrimiento hacia el Norte del país de la frontera sojera. Eso hizo que los campos que tradicionalmente eran ocupados para la ganadería en la zona centro del país fueran corridos por la necesidad de cultivar soja” explicó Motte.

Con ese corrimiento comenzó a cambiar la realidad de la ganadería en Misiones, donde en la actualidad, a diferencia de lo que ocurría hace unos 20 años, hay autoabastecimiento de carne para casi la mitad de lo que se puede comprar en las góndolas de las carnicerías locales.

“En este momento tenemos buena calidad de ganado en los campos de la región. Hay buena genética, pastura y mejoró la capacidad de engorde. El crecimiento fue cuantitativo porque creció la cantidad de animales.  Pero también cualitativo porque se mejoraron todas las técnicas ganaderas. Eso generó el mejor posicionamiento de todo el rubro y elevó la calidad de la carne” explicó Motte.


Caída en el consumo

Los representantes de la Cámara de Matarifes y Abastecedores de Argentina advirtieron que bajó el consumo de carne en todo el país. “En la década del 70 un argentino consumía un promedio de 80 kilos de carne por año. En la década del 90 bajó a 70 kilos. El año pasado el consumo fue de 50 kilos y este año bajó a 45 kilos. El poder adquisitivo de la gente bajó y ese es el motivo principal, porque en materia de gustos la carne roja sigue siendo la preferida”, señaló Pedace.

Todos los consumos fueron cambiando y en eso en Misiones se da lo mismo que en el resto del país. “Aquel que sólo comía milanesas de nalga se fue pasando a la carne de pollo, y el que comía alitas de pollo ahora come fideos. Es una decisión que pasa por el bolsillo de cada familia” dijo Motte.

Con respecto a los cortes de carne más vendidos en Misiones, Motte dijo que “en esta época del año, con temperaturas más bajas, los misioneros buscan más cortes de ollas, para hacer sopas y guisos, como la aguja, osobuco o falda. En cambio en el verano salen más los cortes finos como milanesa, chuleta y el asado”.
Finalmente ambos empresarios explicaron que desde sus miradas “no es que la carne este cara, sino que los sueldos de los argentinos son bajos. El precio de la carne está relacionado con los costos del sector. La solución del conflicto debe venir por el lado de un sinceramiento de todos. Nadie quiere que no haya carne en la mesa de los argentinos. La cuestión es decidir quién va a pagar la cuenta”.

 

Nota relacinada

Estiman que ingresarán reses desde otras provincias

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias