sábado 12 de junio de 2021
Cielo claro 21.7ºc | Posadas

Productores estiman necesario limitar a grandes plantadores

Se siembra más yerba a fin de reemplazar viejas plantaciones

Los mejores precios de los últimos años aceleraron la inversión de empresas y productores. Se esperan datos más detallados para proyectar demanda futura

viernes 21 de mayo de 2021 | 6:04hs.
Se siembra más yerba a fin de reemplazar viejas plantaciones
Plantines de yerba mate de mayor productividad reemplazan viejos yerbales.
Plantines de yerba mate de mayor productividad reemplazan viejos yerbales.

El recambio de plantaciones de yerba mate se vendría dando a un ritmo acelerado por los mejores precios en los últimos años. Desde algunos sectores se recordó que las acciones más vistas son el recambio de viejas plantas improductivas por nuevos plantines mejorados. Y remarcaron que la sustitución hoy es necesaria para no depender de la producción de países vecinos. Por otro lado representantes de productores de Misiones vienen alertando que es necesario plantear una limitación para futuras grandes plantaciones que podrían darse.

Según los últimos datos oficiales publicados por el Instituto Nacional de la Yerba Mate en 2020 se registraron 177.534 hectáreas de plantaciones totales entre Misiones y Corrientes. De ese número hay 23.085 hectáreas que están en territorio correntino y 154.449 en Misiones. Teniendo en cuenta datos de 2015 (Misiones tenía 145.384  hectáreas y Corrientes 21.353) se observa un crecimiento del 6,23% en Misiones y 8,11% en Corrientes.

“En Corrientes como en Misiones, todo colono al que le sobre un pedacito de tierra, lo está plantando con yerba. Más que nada se están erradicando plantaciones viejas y se ponen nuevos plantines. El gobierno está apoyando este recambio con algunos instrumentos como el fideicomiso yerbatero, pero hasta ahora hay nada fuera de lo común”, consideró Esteban Fridlmeier, director representante de la provincia de Corrientes en el Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym). Por otro lado recordó que “hoy una plantación nueva de yerba mate vale mucha plata, alrededor de 300.000 pesos por hectárea. A veces hay mucho ruido, sin fundamento sobre lo que implica tener nuevas plantaciones”, explicó.

Recordó por otro lado que “históricamente Corrientes se abasteció de Misiones. Ahora en los últimos años se tuvo que importar yerba canchada de los países vecinos, que sí es una novedad que no ocurría desde hace varías décadas. Este año muy posiblemente se repetirá en un volumen similar. Todo dependerá igual de cómo venga la cosecha”.

Fridlmeier recordó que por disposición del Inym las nuevas plantaciones de yerba mate deben declararse. Y diferenció que “ hay plantaciones nuevas que se hacen sobre plantaciones viejas que se sacan con retroexcavadoras, porque son improductivas”.

Enfatizó en tanto que no hay un boom de plantaciones nuevas porque “hoy la tierra está cara, no es tan fácil acceder a muchas hectáreas y sembrar yerba mate. Los productores en general recién se están recuperando de muchos años malos, de bajos precios, entonces la inversión que se puede ver es muy pequeña”.

Finalmente al considerar una posible regulación o limitación sobre plantaciones, consideró que no tiene mucho sentido “porque hoy falta yerba mate. Sé que hay gente que hace ruido con eso, pero considero que es bueno que haya más trabajo en nuestra región y si podemos evitar traer yerba mate de afuera y cosechar aquí con trabajo argentino es mejor”, opinó.

Trabajar en un plan sustentable

Julio Petterson, dirigente yerbatero y diputado provincial, consideró que hoy es necesario contar con más información detallada para proyectar un plan sustentable para orientar a los productores de yerba mate.

“Se está analizando un programa sustentable yerbatero. Al igual que se viene hablando del plan estratégico para la yerba mate. Sobre esto se le pidió al Inym una nueva aerofotometría de toda la región yerbatera, con datos detallados sobre plantaciones. Con esa información se va a trabajar sobre cuándo conviene y hasta dónde se puede habilitar la plantación yerbatera”, consideró.

Recordando que en las últimas protestas de productores se pidió  limitar plantaciones, Petterson diferenció que “hay que hablar de un programa sustentable. Hay muchas hectáreas que vienen decayendo (por edad) en su producción y hay que reponerlas. Por otro lado, está apareciendo gente nueva que quieren plantar 500 o más de 1.000 hectáreas nuevas; a esa gente me parece que sí hay que limitarla. Hay que permitir plantaciones pero en proporciones sustentables”, evaluó en diálogo con El Territorio.  Aclaró que “hay una mayor posibilidad de exportar que tiene que acompañarse con una mayor producción. Pero hay que cuidar que esto no genere una súper producción que después haga declinar los precios”.

Por otra parte, Petterson consideró que hasta el momento la importación de yerba mate no es una amenaza. “Todavía la cantidad que se importa es mínima y los valores que se pagan tanto en Brasil como en Paraguay son altos. Lo que sí creemos que es imprescindible es que se siga controlando la calidad de los productos”, apuntó. Y detalló: “ En el producto de Brasil sabemos que la molienda puede venir con más palo y en la yerba de Paraguay hay que controlar el exceso de humo (contenido de benzopireno) que puede traer”, señaló.

En cifras
177.534
héctareas en total se estima que hay de plantaciones de yerba mate en Misiones y Corrientes. Misiones tiene el 86,99% de la superficie sembrada.

 

Nota relacinada

La última década, con indicadores positivos para el sector yerbatero

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias