martes 15 de junio de 2021
Niebla 17ºc | Posadas

Desde el Ministerio del Agro y la Producción les sugieren diversificar más

El carbón vegetal, una producción costosa, riesgosa y poco valorada

La obtención requiere un proceso de quemado que dura tres días. Se debe saber manejar el calor, el humo y cuándo sacar el producto del horno

jueves 20 de mayo de 2021 | 6:04hs.
El carbón vegetal, una producción costosa, riesgosa y poco valorada
El productor Martín Brítez realizó el martes la carga y encendido de su horno con leñas; el carbón estará listo hoy. Foto Sixto Fariña
El productor Martín Brítez realizó el martes la carga y encendido de su horno con leñas; el carbón estará listo hoy. Foto Sixto Fariña

Miguel Ángel Krasuski (63) es productor hortícola y carbonero en Cerro Corá. Días atrás recibió a El Territorio y explicó detalles sobre la fabricación de carbón vegetal, tarea que mantiene desde hace más de 20 años. Contó que lo realiza una vez por semana y es sólo un complemento que hace con maderas que no ocupa en su chacra. “La leña que ocupo es la que voy consiguiendo, leña de monte (de alguna limpieza de terreno) que voy picando de un metro más o menos”, indicó.

Apuntó que tiene compradores habituales de su carbón, “tengo gente que viene a buscar, vendo la bolsa a 40 pesos. En una hornada, que hago una vez por semana, saco unas 70 bolsas”, detalló.

Sobre el procedimiento habitual para extraer carbón, el técnico agrónomo y asesor del Ministerio del Agro y la Producción, Alejandro Pedersen, explicó  los detalles.  Aclaró que al ser una actividad muy sacrificada van quedando pocos productores que lo realizan regularmente.

“Los productores van limpiando sectores de sus chacras y extraen madera de diferentes diámetros pero generalmente se las corta con una altura máxima de un metro. Luego la transportan en un carro con bueyes y la cargan manualmente a un horno. Aproximadamente en una carga entran unos 5 metros de madera. Los cortes finos van abajo y los gruesos arriba, por lo que el proceso de quemado también es costoso de realizar. Hay que apilar las maderas para que quede la menor cantidad posible de huecos”, comentó el técnico.

Se precisó que una vez lleno el horno, se procede a cerrarlo con ladrillos, piedras y barro. Se deja en principio una abertura superior desde donde empezará a salir el humo de la quema. Luego, cuando la combustión empiece a bajar, se cierra la parte superior y lentamente se van cerrando los orificios que quedan al costado del horno. Así, hasta que la combustión llegue a la base del horno y lentamente se mantendrá así por dos o tres días.

“Cuando está todo prendido se tiene que cuidar que no quede ningún hueco abierto, es un proceso de revoque constante. Luego a los dos o tres días se puede abrir el horno dependiendo de la cantidad de leña que se haya metido o del apuro del productor. Pero es una tarea riesgosa. Si entra aire antes de lo debido se puede quemar toda la pila”, detalló.

Comentó además que el sacar el carbón también es una actividad peligrosa y contaminante “Al sacar las piezas para cargar en bolsas, hay más polvo de carbón y el productor queda expuesto a estos restos. Y se tiene que tener cuidado de que en las bolsas no quede algún trozo prendido. Ya antes, ocurrieron casos en que cargaron las bolsas en camionetas y en el viaje se prendió fuego, o llevaron las cargas a galpones y ahí se prendió fuego quemando todo el lugar”,  recordó.

Complemento de hortalizas

Krasuski contó por otra parte que en su chacra de 25 hectáreas tiene hortalizas que también vende para mantenerse; “tengo de todo un poco de verduras, mandioca. Voy variando según el valor, ahora por ejemplo vale mucho el perejil que no hay mucho”, contó.

Muy cerca de su horno, también su vecino Martín Brítez se encontraba en la tarea de cargar su horno. Al lugar llegó con su carro tirado por bueyes. “De este horno saco unas 50 bolsas de carbón”, acotó mientras cerraba la construcción con barro de tierra colorada. Por otra parte, al igual que su vecino recordó que en su chacra tiene plantadas hectáreas con batata, mandioca y verduras.

Según se comentó desde el Ministerio del Agro y la Producción, un buen número de productores que realizaba carbón dejó de hacerlo en los últimos años , al menos como actividad frecuente. Y fueron anexando a sus producciones la elaboración de miel, asociada a la plantación de eucaliptos que además de la madera ofrece una floración atractiva para las abejas.

Además se los asiste con plantines de otras especies renovables como ubeña o pino y también reciben un seguro de salud familiar.

 

Nota relacinada

Más oferta de un producto sustentable

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias