viernes 30 de julio de 2021
Cielo claro 2.7ºc | Posadas

Tiene prisión preventiva y un embargo de 10 millones

Investigan la relación del Negro Rojas con dos cargas incautadas en enero, una en Brasil

El 14 de enero, tras dos meses de la redada contra el PFC por parte de Gendarmería, incautaron 7 toneladas. Mil kilos en Cascavel, Brasil, y el resto, panes con el logo de la banda en Candelaria

miércoles 19 de mayo de 2021 | 5:15hs.
Investigan la relación del Negro Rojas con dos cargas incautadas en enero, una en Brasil

“Volvieron a aparecer panes del PCF creado por Rojas en una carga de droga”. La información fue publicada por El Territorio el día 15 de enero sobre una incautación de seis toneladas de marihuana en Candelaria. La droga estaba siendo movilizada en un camión con patente brasileña que fue identificado en el control de Santa Ana un día antes.

Horas más tarde se descubrieron paquetes de la organización narcocriminal creada por el misionero Néstor Fabián Rojas (44) desde la cárcel de Ezeiza, quien quería emular a las bandas brasileñas PCC, Comando Vermelho y Bala na Cara, con las que se cree tiene contacto fluido. Se trata de una etiqueta con las siglas en rojo y un dragón comiéndose la cola.

Muchos procedimientos se habían hecho contra Rojas, pero la presencia de esos paquetes llamó la atención debido a que meses antes, en noviembre del 2020, Gendarmería había dado un golpe de nocaut a la banda luego de concretar doce allanamientos, entre ellos la cárcel de Ezeiza -donde estaba alojado- y la Unidad Penal VI -donde se encontraban un cómplice-.

Fueron trece los detenidos y se dispuso el traslado del Negro a Marcos Paz, donde se presumía no podría operar más. Algunos investigadores creen que era un remanente de cargas que ya tenía u operaciones que puso en marcha antes de la redada; otros consideran que sigue operando de donde está. Todo, por ahora, es materia de investigación.

 

Otra carga en Brasil

Lo cierto es que no es la única incautación a la que se lo asocia. El Territorio accedió a información exclusiva que liga al narco de Puerto de Iguazú con una carga incautada en Brasil y que estaba siendo movilizada también en un camión. Lo llamativo del hecho es que la droga fue descubierta también el 14 de enero, el día que se descubrieron las seis toneladas en Candelaria.

Según reportaron medios del vecino país, cerca de las 23.30 de ese día los uniformados de la Policía Rodoviaria Federal apostados sobre la ruta BR -277, en la localidad de Cascavel - a unos 140 kilómetros de Foz de Iguazú - detuvieron la marcha de un camión para control. Le indicaron al conductor que se orille, pero para sorpresa de todos en esa maniobra el hombre saltó del rodado aún en movimiento y se perdió amparado por la vegetación y la oscuridad.

El camión siguió su camino y tuvieron que advertirle a los autos que pasaban para que no ocurriera un accidente. Finalmente se detuvo solo, dando inicio a los controles de rigor. En total se hallaron en el semirremolque térmico 49 fardos que pesaron un poco más de 1124 kilogramos. En cuanto al chofer, pese a las búsquedas, no fue hallado.

Según pudo reconstruir este medio mediante documentación sensible ligada a la causa, en Misiones no fue una sorpresa que el rodado haya caído con el estupefaciente. Las investigaciones de Gendarmeria que derivaron con la redada contra Rojas en noviembre del 2020 ya habían señalado esa unidad.
Todo empezó unos días antes de la “detención de Rojas”. El múltiple homicida había dado órdenes específicas para que se hagan giros de dinero a Brasil y que fueron efectuados por su pareja, Tamara Judith Maciel (24). La plata era para la compra de un camión y su consiguiente habilitación para el tránsito internacional.

Aquí aparecen dos actores de relevancia, que no serán identificados para preservar los avances de la pesquisa: la mujer que compró el camión y el hombre que sería el encargado de conducirlo. Según se supo, la compradora del rodado es pareja de José Silva Aguiar, asociado a Bala na Cara y detenido en San José (Misiones) en septiembre del 2019 junto a tres cómplices con un importante armamento y ropas truchas de la Policía Federal Argentina.

Rojas siempre dijo desconocer a este grupo de delincuentes, pero las investigaciones arrojaron que él mismo los había contratado en el marco de un plan para secuestrar a un empresario fuerte de la provincia con la complicidad de Luis Miguel Baden - posadeño luego detenido por el plan para matar al juez Verón -. Esta secuencia reafirma su estrecha relación.
Volviendo al camión, la alerta sobre su patente arrojó que ingresó al país desde Brasil por el puente internacional Tancredo Neves el 8 de enero, vacío y con el conductor señalado. Los registros indican que volvió a salir por el mismo lugar el 14 de enero, horas antes de caer en Cascavel, por lo que todo indica que cargó la droga en Misiones.

Fuentes ligadas a la investigación expresaron que si bien en ambos procedimientos aparece la figura de Rojas y hay firmes sospechas -es la principal hipótesis- que el hombre esté operando desde su nuevo lugar de reclusión, aún no hay elementos sólidos para ligarlo a los cargamentos, por lo que no fue imputado por ninguna de las dos maniobras.

La Procunar espera los resultados de las pericias de los teléfonos incautados en Candelaria y también información de la Justicia brasileña para establecer si los panes también tenían el logo del PCF. Dos líneas alternativas surgen: una es que la estructura montada por Rojas pudo operar sin él y la otra es que se erigió un nuevo capo narco que ocupó su lugar. Como se dijo, todo está en investigación.

 

Una preocupación

En marzo, la Justicia Federal resolvió el procesamiento con prisión preventiva de Rojas (44) y sus cómplices. Al iguazuense se lo acusa de organizador y financista del delito tráfico ilícito de estupefacientes agravado por haberse cometido con violencia y por la intervención de más de tres personas y se ordenó un embargo de 10 millones de pesos sobre sus bienes.
La determinación estuvo a cargo de la jueza Verónica Skanata, titular del Juzgado Federal de Posadas, quien hizo lugar al pedido de la Fiscalía Federal y la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), dirigida por Diego Iglesias.

En el dictamen se solicitó una investigación conjunta Ministerio Público Fiscal del Paraguay, pero también se pidió a las autoridades del Ministerio de Justicia de la Nación la articulación de medidas necesarias para que el capo narco no siga operando desde su celda.

Al respecto, un dato demuestra la persistencia del Negro pese a la inumerable cantidad de golpes a su estructura que recibió: en los controles de ingreso a Marcos Paz luego de su traslado de Ezeiza le descubrieron un teléfono celular. Allí se concentra todo su poder y todo demuestra que mientras tenga el dinero y una línea telefónica hay grandes chances de que siga manejando su empresa de narcotrafico internacional.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias