domingo 20 de junio de 2021
Nubes 13ºc | Posadas

Es una patología con alta incidencia en la Argentina

Hipertensión arterial: insisten en los controles para evitar cuadros graves

Esta enfermedad combinada con la diabetes y la obesidad son mortales para pacientes que contraen Covid-19. Descuidarla trae además riesgo de ACV e infartos

domingo 16 de mayo de 2021 | 6:04hs.
Hipertensión arterial: insisten en los controles para evitar cuadros graves
Se deben conocer los valores de presión arterial para detectar la enfermedad.
Se deben conocer los valores de presión arterial para detectar la enfermedad.

Diabetes, obesidad e hipertensión (HTA), el tridente mortal que presenta la mayoría de los pacientes que fallecieron en Misiones a raíz del coronavirus. La última del grupo es de la que menos se habla, una enfermedad que usualmente no es debidamente controlada y, por el contrario, la que más consecuencias agresivas trae para la salud en general. Si bien los profesionales descartan que por sí sola agrave la enfermedad causada por el Sars-Cov-2, acompañada de las otras dos puede llegar a ser letal.

El Territorio dialogó con especialistas de esta patología que insisten en los controles para que su descuido evite desencadenar problemas coronarios, ACV, infartos, complicaciones en los riñones, entre otras. Más teniendo en cuenta que en Argentina sólo dos de cada diez hipertensos está bien tratado y uno de cada tres mayores de 18 años la padece, en tanto, casi el 40% desconoce que la tiene.

“Después de unos meses la hipertensión se sacó de la lista de las enfermedades que influían en que el Covid-19 se presente de una manera más grave. Lo que sucede es que casi siempre el hipertenso es una persona mayor de 60 años con comorbilidades como diabetes y obesidad, que van de la mano. Si están esas combinaciones, es muy probable que el paciente desarrolle una enfermedad grave por Covid-19, pero por sí sola no”, explicó Mariano Olmedo, médico cardiólogo y miembro de la Sociedad de Cardiología de Misiones.

Las causas de padecerla son multifactoriales, por un lado, las predisposiciones familiares y, por el otro, el sedentarismo, la mala alimentación, el tabaquismo, el alto consumo de sal y el alcohol.

“Esto hace que se desregule un sistema que uno trae de nacimiento; ese sistema lo que hace es mantener la presión dentro de las arterias en forma constante. Si uno tiene la predisposición o daña el sistema por los malos hábitos, puede desarrollar hipertensión y el sistema empieza a fallar. Al estar la presión más alta dentro de la arteria, la arteria envejece más rápidamente”, detalló Olmedo.

Por su parte, Marcos Marín, cardiólogo especialista en hipertensión arterial y presidente de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial (Saha), alertó: “La hipertensión arterial sigue siendo, a pesar de esta pandemia, la primera causa de muerte prematura y discapacidad en la Argentina y en el mundo. Es la primera causa de ACV, la segunda causa de infarto, provoca además insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal y diálisis; por último, provoca deterioro cognitivo y hasta demencia vascular”.

En esa misma línea, añadió: “Por eso son tan importantes los controles. Es la primera causa de muerte porque tiene un alto impacto y es muy prevalente, el tercer motivo es que es una enfermedad que no se controla, que está subdiagnosticada, subtratada de tal modo que sólo dos de diez hipertensos están bien tratados y controlados, los otros o no lo saben o no tienen ni siquiera acceso al sistema de salud”.

El año pasado, cuando la pandemia recién empezaba y las restricciones eran más severas, muchos pacientes no se hicieron los controles pautados, pero afortunadamente no dejaron de acceder y tratarse con la medicación, según detallaron ambos profesionales de la salud. Sin embargo, según la experiencia de Olmedo con pacientes en Posadas, hubo algunos que volvieron al consultorio con problemas de sobrepeso e inestabilidad en su presión, también influido por el cambio de hábitos en las actividades físicas y la alimentación que devinieron del encierro.

“Por eso la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial está preocupada y ocupada. Los pacientes no le dan importancia a la enfermedad, no saben qué valores tienen, no quieren tomar la medicación. A veces tienen más miedo a la medicación que les voy a dar yo, que soy un especialista, que a la propia presión, que les puede causar no sólo un ACV mortal, sino que los puede dejar discapacitados”, sostuvo Marín.

Lo importante es que cada persona conozca sus valores de presión arterial y consulte al médico si superan los 140/90 milímetros de mercurio (mmHg) de presión sistólica y diastólica (máxima y mínima o alta y baja, como se las conoce habitualmente).

“Es muy sencillo: medir la presión arterial y si está alta empezar de manera simultánea con los hábitos saludables (bajar de peso, comer con menos sal, hacer actividad física) y tomar una medicación que puede tener una o varias drogas, según lo defina el médico”, precisó el presidente de Saha.

Mañana se conmemora el Día Mundial de la Hipertensión y, aprovechando el marco de esa fecha, la Saha lanzó por quinto año consecutivo su campaña de concientización ‘Conocé y controlá tu presión arterial 2021’. La campaña, que está planteada 100% en forma virtual, promueve que la gente que posee tensiómetros automáticos en sus hogares le mida la presión a todo el grupo familiar mayor de 15 años y participe de la encuesta completando sus datos en forma anónima en la página web www.saha.org.ar 

Como prevenir la hipertensión
Dieta saludable
Promover un modo de vida saludable; reducir la ingesta de sal a menos de 5 gramos al día; comer cinco porciones de fruta y verdura al día; reducir la ingesta total de grasas, en especial las saturadas. Evitar el uso nocivo del alcohol, esto es, limitar su ingesta a no más de una bebida estándar al día.

Actividad física
Realizar actividad física de forma regular y promover la actividad física entre los niños y los jóvenes (al menos 30 minutos al día). Mantener un peso normal: cada pérdida de cinco kilos de exceso de peso puede reducir la tensión arterial sistólica entre dos y diez puntos.

Sin tabaco ni estrés
Se recomienda abandonar el consumo de tabaco y la exposición a los productos de tabaco. Gestionar el estrés de una forma saludable, por ejemplo, mediante meditación, ejercicio físico adecuado y relaciones sociales positivas.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias