miércoles 23 de junio de 2021
Nubes 22ºc | Posadas

Fue detenido el miércoles luego de que se hiciera pública su acusación

Liberaron al profesor que denunció apremios policiales en Campo Viera

Raúl Arzamendia agradeció el respaldo de instituciones y personas. Desde la CPPT alertaron que los excesos policiales “no son hechos aislados” y “eso se debe corregir”

sábado 15 de mayo de 2021 | 9:10hs.
Liberaron al profesor que denunció apremios policiales en Campo Viera

“Gracias a ustedes hoy estoy libre. Especial agradecimiento a la institución que está en contra de la tortura. Espero que nadie viva lo que viví y espero se haga justicia al respecto”, publicó el profesor de Historia Raúl Arzamendia (25) en su perfil de Facebook, ayer a las 13.30, luego de ser excarcelado por el Juzgado de Instrucción Uno de Oberá.

Más tarde, en diálogo con El Territorio, Noemí Arzamendia reiteró el agradecimiento a las personas e instituciones que se interiorizaron y actuaron a favor de esclarecer la situación de su hermano.

“Por ahora no le estamos dejando tener mucho teléfono por los ataques de pánico que tiene. Lo importante es que ya está en casa y está contenido. Pero vivió días de terror, está muy afectado y con mucho temor”, subrayó la hermana.

El último miércoles este diario publicó el testimonio y la denuncia de Arzamendia, quien aseguró que en la noche del lunes fue torturado junto a un amigo por policías de Campo Viera.

El mismo miércoles, luego de brindar una entrevista a Radioactiva, fue detenido por efectivos de la comisaría local acusado de los cargos de resistencia a la autoridad, exhibición obscena y amenazas.

La captura se produjo cuando el docente se acercó hasta la dependencia policial con comida para el amigo que estaba preso desde el lunes.

En consecuencia, para el propio implicado y su familia, su aprehensión fue en represalia por la denuncia que radicó el martes ante la Fiscalía de Instrucción Uno de Oberá contra policías.

Pasado el mediodía del miércoles fue trasladado a la Seccional Cuarta de Oberá y en horas de la tarde sufrió una descompensación, por lo que fue derivado al hospital Samic.

 Fue asistido

Tras la detención su familia contrató los servicios de una abogada particular que el jueves presentó un pedido de excarcelación que fue concedido ayer.

La Comisión Provincial de Prevención de la Tortura (CPPT) ya estaba al tanto de la denuncia previa de Arzamendia.

Según su versión, el lunes por la noche los uniformados lo detuvieron en el barrio Oeste junto a un amigo, los obligaron a bajarse los pantalones y después los golpearon.

Fue así el martes se contactó con funcionarios de la CPPT que lo asesoraron y acercaron hasta la fiscalía en turno de Oberá.

En tanto, convencido de que no había cometido ningún ilícito, el miércoles el docente se acercó hasta la comisaría de Campo Viera para interiorizarse sobre la situación de su amigo y acercarle algo para comer, circunstancia en la que fue detenido.

“Lo metieron preso con una causa inventada para justificar lo que le hicieron el lunes a la noche. La Policía de Campo Viera es de terror, hacen lo que quieren con total impunidad y en cualquier momento va pasar una tragedia”, opinó Noemí Arzamendia.

 Preocupación oficial

En las últimas semanas se sucedieron varios hechos de presunto abuso policial en jurisdicción de la Unidad Regional II de Oberá, circunstancia que preocupa a la CPPT.

Eduardo Magno Scherer, presidente del organismo, alertó que “no son hechos aislados, lamentablemente. Sucedió en Oberá, en Campo Ramón, en Campo Viera. Es sistemático y eso se debe corregir”.

Y agregó: “Las autoridades deben hacer lo propio, respetando las garantías constitucionales, investigando a fondo si se incumplió con ello dentro de la fuerza. Estos mecanismos creo están fallando, no hay una conclusión ejemplificadora dentro de la fuerza para que esto no se repita. Nosotros hacemos nuestra parte, pero lo demás queda a cargo de la justicia y la investigación interna”.

En diálogo con la prensa local, el presidente de la CPPT precisó que “en menos de un año tuvimos cinco intervenciones en Campo Viera por similares cuestiones, malos tratos y condiciones irregulares de detención. Hemos pedido informes a la Jefatura de Policía, hicimos monitoreo y a partir de una visita a la comisaría local se detectó que no estaba en condiciones adecuadas para alojar detenidos en ese lugar, cuestión que luego se mejoró, según lo que pudimos ver”.”

 Denuncia previa

Con relación al hecho del que Raúl Arzamendia habría sido víctima el lunes, mencionó que alrededor de las 22.30 de ese día volvía de una cena con un amigo y se detuvieron en el barrio Oeste de Campo Viera para reparar la patita de la moto, que se había desprendido.

“Paramos y en eso llegó una camioneta de la Policía con cinco uniformados. Uno que conozco como Zarza Díaz me dijo: “vos sos Arzamendia, el de la publicación”, pero yo no entendí nada. Nos pidieron los documentos, nos revisaron y nos hicieron bajarnos los pantalones. Eso ya me pareció una exageración, algo innecesario”, opinó.

“Me miraba y le decía a los compañeros: “este hizo la publicación”, y me preguntó: “no te acordás de mí”. Ahí me dio un golpe en la cabeza, otro me tumbó y me empezó a asfixiar. Me desesperé porque no podía respirar, pensé que me iban a matar. No sé de dónde saqué fuerzas, me zafé y corrí”, detalló del damnificado.

Desesperado, el joven ingresó a un monte de la zona y fue entonces que escuchó los tres disparos.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias