viernes 18 de junio de 2021
Cielo claro 13.7ºc | Posadas

Taller de danzas bolivianas en la Escuela de Danzas

Herencia de baile y destreza

Para aprender la cueca y las potentes figuras del caporal, entre otros, sólo se requiere ganas “de compartir y dar vida a estas expresiones de la cultura”, alentó el bailarín Orlando Vilca

sábado 15 de mayo de 2021 | 6:00hs.
Herencia  de baile y destreza
Caporales, la danza originaria del Altiplano, que se baila en el mundo, se puede practicar en Posadas. Fotos: Natalia Guerrero
Caporales, la danza originaria del Altiplano, que se baila en el mundo, se puede practicar en Posadas. Fotos: Natalia Guerrero

“En Bolivia la danza es parte de la vida cotidiana, es parte de las casas. Se baila para celebrar, para rezar, para compartir, para agradecer. Es así nuestra cultura que viene de nuestros ancestros, de los pueblos originarios. Tenemos una tradición del baile y el canto, del arte y del folclore que se vive, que es muy dinámico y popular”, explicó el bailarín boliviano Orlando Vilca (34), que llegó a Posadas a fines de 2019.

El intérprete desarrolla un taller de danzas bolivianas en la Escuela Superior de Danzas de la Provincia, en Colón y Roque Pérez, los miércoles y viernes de 15 a 16.30.

Es este espacio resuenan los ritmos tradicionales de las tierras andinas, y los bailarines se mueven con pasos de cueca, carnavalito, taquirari y las potentes figuras de los caporales, la danza contemporánea que es tendencia entre los jóvenes. Es una aventura de coordinación, destreza. Una incursión al corazón y la energía de la identidad latinoamericana, que abraza la diversidad como trama de unidad, sintetiza el artista sobre la esencia del curso.

“Dar este taller aquí, continuar mi formación profesional y mi carrera como trabajador de la cultura, enseñar en esta institución que es pública, que se nos abran estas puertas es maravilloso”, dijo el instructor, que vivió muchos años en Buenos Aires. 

Contó que se radicó en esta capital para estar cerca de su familia y el proceso de la mudanza quedó en medio de la pandemia.

“La historia mía con Posadas comienza porque tengo acá a mis hijos’’, contó. ‘‘Y también en este pensar en arraigarme a un nuevo lugar estuvo la posibilidad de continuar mi formación. Arraigarse no es algo sencillo, yo que soy migrante lo puedo decir, pero estamos muy contentos de cómo nos ha recibido Posadas y el paisaje se parece mucho al de mi pueblo natal”, sumó.         

Trayectoria en expresión

“Soy de Tarija, al sur de Bolivia y frontera con Salta, soy parte de esa historia migratoria que ha ocurrido en nuestro país y en la región, llegué a Buenos Aires a los 17 años, para trabajar y también mi idea era seguir bailando, porque siempre bailé”, expresó.

En su barrio de infancia, en un pueblo pequeño -describió-, “la danza era nuestra manera de expresión, se armaban grupos de baile independiente, había una pertenencia muy grande y se bailaba de todo. Eran los 90 y teníamos la influencia de los bailes urbanos de Estados Unidos, México y también la tradición del folclore que es muy fuerte. Después, cuando me fui de mi país, vi la importancia que fue haber aprendido, vivido las tradiciones de mi pueblo”.

Al arribar a Buenos Aires su primer destino fue Bahía Blanca, “allá trabajaba en el campo, en la tierra, y a la vez también tomaba clases en el ballet local. El profesor un día nos dice, ‘si quieren bailar profesionalmente tienen que ir a Buenos Aires’. Y así decidí establecerme en Buenos Aires, donde me pude formar y desarrollar como bailarín intérprete de tango, del folclore argentino, fui parte de varias compañías, enseñé en espacios formales y no formales e hice giras por el país y por otros países”.

En Buenos Aires, Vilca dio clases en talleres y seminarios en la Universidad Nacional de las Artes (UNA), en el Centro Cultural San Martín y en espacios artísticos populares. “Mi formación tiene que ver con todo esto que viví, con una forma también de abrazar el arte como forma de vida, de propiciar espacios donde la cultura se construye de manera colectiva. Así, este taller tiene esta impronta, es compartir un poco de lo que nosotros conocemos, somos y es acercarnos desde el respeto de la diversidad, con la conciencia de que esta diversidad nos puede unir”, ponderó.

Acerca del taller, referenció que está abierto a todo el publico, tiene cupo por protocolo y no requiere conocimientos previos de danza.

“Pueden venir todos, no requiere tampoco estar entrenado, sino que son danzas que ayudan a ponerse en forma”, aseguró y puntualizó: “Más allá de la técnica, la idea del espacio es compartir, dar vida bailando a estos ritmos a estas danzas a estas expresiones de la cultura que son creaciones colectivas, comunitarias, y que así se transmiten”.

Para agendar
Danzas bolivianas 
El bailarín Orlando Vilca desarrolla el taller ‘Folclore boliviano, danzas folclóricas y autóctonas’. Las clases son miércoles y viernes de 15 a 16.30. En la Escuela Superior de Danzas, Colón y Roque Pérez. Para saber más, en WhatsApp, 11-6020-4178.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias