viernes 18 de junio de 2021
Nubes 12.6ºc | Posadas

“Mi objetivo es ayudar a mejorar la calidad de vida de estas personas”

Yamila Romani es profesora de psicología y entrenadora de alto rendimiento y decidió combinar estas dos facetas para hace un valioso aporte para los vecinos del barrio Ñu Porá

sábado 15 de mayo de 2021 | 4:30hs.
Yamila Romani disfruta del cambio de vida de sus alumnos. Fotos: Natalia Guerrero.

Cuando comienza el día, la protagonista de esta historia activa el modo ‘profe de psicología’ y sale al ruedo a dar clases en los BOP N° 86 y BOP N° 35 de Garupá. Luego, en horas de la tarde, llega el momento de dejar de lado su rol de docente dentro del aula y lo traslada al de entrenadora al salón comunitario con el que cuenta la Asociación Vecinal Fátima Ñu Porá, al que cada vez son más los alumnos que se suman para realizar actividades deportivas. Yamila Romani (37) reparte la mayor parte de su tiempo entre estos dos lugares y lo hace con un claro objetivo: ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas mediante la actividad física. En este caso, en el salón comunitario de Ñu Porá, Yamila da clases de cardio jump y de boxeo recreativo para los vecinos del barrio. Luego de una breve experiencia como boxeadora, disciplina en la que llegó a disputar dos peleas en Misiones, Yamila decidió apostar todas las fichas a su actividad como docente, tanto en su faceta de profesora de psicología como la de entrenadora de boxeo y preparadora física. Ella misma asegura que ambas cosas van de la mano porque “para poder estar bien psicológicamente necesitamos estar bien físicamente”. 

“Mi objetivo es ayudar a mejorar la calidad de vida y la salud de estas personas. En mi trabajo en la escuela me doy cuenta de que hay cuestiones que quedan muy limitadas, sobre todo en los adolescentes. Entonces considero que fomentando este tipo de actividades físicas nos permite abordar de otras maneras las problemáticas de los jóvenes, que quizá no se llegan a completar en el ámbito escolar. Hay aspectos que tienen que ver con mejorar la calidad de vida que no pueden quedar sólo en palabras dentro de una clase, sino que hay que ponerlas en acción y dar el ejemplo”, analizó Yamila, quien nació en Flores, Capital Federal, pero que hace 17 años llegó a Misiones y encontró su lugar en el mundo. 

“Hago esto porque me gusta y me hace bien, tengo ganas de contagiar esas ganas de hacer cosas que te hacen bien y mejoran tu calidad de vida. Ese es mi objetivo, tanto en la escuela como en las clases que damos acá, está todo relacionado. Es lo que veo que falta profundizar en estos contextos”, explicó. Y luego profundizó: Es una cuestión cultural. Hay mucho desgano, mucha apatía, se consume mucho alcohol, los chicos que están en el secundario no saben qué van a hacer de sus vidas y todo el tiempo están recibiendo malas noticias. Hace falta más gente que los motive y les diga que hay muchas cosas positivas por hacer, es difícil, pero de a poquito lo vamos haciendo. Es un trabajo que hago día a día”, valoró. 

Y ese trabajo casi de hormiga que realiza Yamila todas las semanas, se retroalimenta y le genera una motivación cuando se empiezan a ver los resultados positivos. A pesar del poco tiempo que lleva dando clases en el salón comunitario de Ñu Porá, ya son varios los ejemplos que demuestran que ese objetivo que ella tiene de buscar mejorar la calidad de vida de las personas se va cumpliendo. 

“La devolución de los alumnos es muy positiva. Uno de los chicos que viene a hacer boxeo tenía problemas con las drogas y ahora está mucho mejor, intentando dejarlas de lado y viene con sus hermanos. Una señora había tenido un ACV y desde que empezó a venir está recuperando movimientos gracias a los ejercicios que hacemos. Otro chico está re contento porque desde que comenzó con boxeo ya bajó seis kilos en un mes”, ejemplificó la entrenadora que también tuvo un paso con resultados parecidos en el club Capri.

“Siento que este es mi lugar y de a poco se me van abriendo puertas. Lo que intento es generar cambios. La idea es generar una conciencia de la salud y el cuidado del cuerpo. Todo está unido porque para poder estar bien psicológicamente necesitamos estar bien físicamente”, aseguró antes de retomar su clase de cardio jump mientras la esperaban sus alumnas. El año pasado, durante los primeros meses de la pandemia, lejos de ‘bajonearse’ Yamila aprovechó para seguir capacitándose y además de haber hecho el curso como entrenadora de boxeo en la  Federación Argentino de Box (FAB), también realizó un curso de personal trainer y una capacitación en el alto rendimiento. 

Para cerrar la nota, Yamila dejó abierta la invitación para todos aquellos que se quieran sumar a esta actividad. “Los invito a que se sumen, cuando estábamos en el Capri logramos que venga la familia a realizar las clases de boxeo y eso estaba buenísimo. Es una experiencia re linda”, cerró. 

Las clases de boxeo recreativo se realizan los lunes, martes y jueves de 19.30 a 20.30, mientras que las de cardio jump se dictan los martes y jueves de 18.30 a 19.30. 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias