martes 22 de junio de 2021
Muy nuboso 16ºc | Posadas

Alojado en la Comisaría Cuarta de Oberá

Continúa preso el profesor que denunció a policías

Raúl Arzamendia afronta una causa por exhibición obscena y resistencia a la autoridad. Habló un integrante de la CPPT

viernes 14 de mayo de 2021 | 6:03hs.
Continúa preso el profesor que denunció a policías

El profesor de Historia Raúl Arzamendia (25) seguía anoche detenido en Oberá, a la espera de determinaciones de la Justicia sobre su causa. Como viene informando este medio, el joven denunció el martes a la noche brutalidad policial y fue detenido el miércoles, momentos después de brindar una entrevista a Radioactiva 100.7.

La detención se produjo cuando el docente se acercó hasta la dependencia policial con comida para un amigo que se encuentra alojado en el lugar desde la noche del lunes.

Ayer, El Territorio habló con Fabián Mantau, integrante de la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura (CPPT), quien brindó detalles de cómo intervinieron en el caso y cómo avanzan las presentaciones que hicieron ante la Policía y la Justicia para preservar al denunciante. Aclaró que serán las autoridades del Juzgado de Instrucción en turno quienes definirán la situación del docente.

Mantau contó que desde la CPPT ya habían elevado un informe sobre la comisaría de Campo Viera “respecto a las condiciones edilicias y de condiciones de salubridad” y detalló que “entonces fui a constatar si realmente hubo cambios en esta comisaría y realmente se instruyeron esos cambios, pintaron el lugar y arreglaron el tema de los elementos de higiene”.

Al respecto, señaló que al salir de esa visita se encontró con Arzamendia, quien le contó lo que había padecido y pidió asesoramiento. “Me describe los hechos que son de público conocimiento y entonces le sugerí personalmente que vaya a la Fiscalía de Instrucción de Oberá porque nosotros tenemos potestad cuando están en contexto de encierro”, aclaró.

Y amplió: “Después me entero que él habla con Radioactiva 100.7, es detenido y me manda también un audio donde me lo dice. Ayer a la tarde -por el miércoles- fui a constatar y luego de una búsqueda identificamos que ya no estaba en Campo Viera, sino en la Comisaría Cuarta de Oberá.

Mantau desarrolló que lo buscaron en las dependencias de Oberá hasta que pudieron establecer que estaba alojado en la Comisaría Cuarta de la Capital del Monte. Cuando llegaron ahí le informaron que había sido trasladado al Samic.

En el hospital pudieron hablar con él y constatar que estaba bien. Como se informó ayer había sufrido una crisis de ansiedad, por lo que estuvo en observación por algunas horas.

Consultado por las medidas que tomó la CPPT, Mantau detalló que “hicimos una presentación a la Policía solicitando un informe oficial sobre los hechos. También se presentaron medidas de protección por el temor que él manifestaba sobre estos hechos y además una protección para su salud ante lo manifestado ayer por su crisis”.

“Según informaron, el oficio se encuentra de Campo Viera y está detenido por supuesto exhibición obscena, resistencia a la autoridad y amenazas. Obviamente es la Justicia la que va a determinar si es o no”, concluyó.

Con relación al hecho del que habría sido víctima el lunes, Arzamendia señaló que alrededor de las 22.30 volvía de una cena con un amigo y se detuvieron en el barrio Oeste de Campo Viera para reparar la patita de la moto.

“Paramos y en eso llegó una camioneta de la Policía con cinco uniformados. Uno que conozco como Zarza Díaz me dijo: 'Vos sos Arzamendia, el de la publicación', pero yo no entendí nada. Nos pidieron los documentos, nos revisaron y nos hicieron bajarnos los pantalones. Eso ya me pareció una exageración, algo innecesario”, opinó.

Mientras los revisaban, el funcionario insistía con el supuesto comentario que habría hecho Arzamendia por redes sociales.“Me miraba y le decía a los compañeros ‘Este hizo la publicación’ y me preguntó ‘No te acordás de mí’. Ahí me dio un golpe en la cabeza, otro me tumbó y me empezó a asfixiar. Me desesperé porque no podía respirar, pensé que me iban a matar. No sé de dónde saqué fuerzas, me zafé y corrí”, detalló del damnificado. Desesperado, el joven ingresó a un monte de la zona y fue entonces que escuchó los tres disparos.

“Me metí a un montecito que conozco de cuando era chico y jugábamos ahí. Lo peor fue cuando sentí tres tiros; pero no al aire, sino que sentí como el zumbido de las balas al costado”, culminó. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias