martes 19 de octubre de 2021
Cielo claro 22ºc | Posadas

“Ojalá haya más misioneros en el alto nivel”

Franco Benítez regresó en esta temporada a la Liga Nacional con Ferro y valoró la llegada de OTC. El misionero se ilusiona con más jugadores de la Tierra Colorada

jueves 13 de mayo de 2021 | 4:30hs.
Franco pasó a visitar a los chicos de Tokio. Foto: Natalia Guerrero.

Después de estar ocho meses en la burbuja de la Liga Nacional, Franco Benítez regresó a su Posadas natal para descansar y recargar energías, mientras aguarda tranquilo para definir el próximo destino al que lo llevará el básquet.

En un año atípico, en una Liga atípica, el de la Tierra Colorada fue uno de los máximos goleadores de Ferro y se tomó un tiempo para analizar el año del Verde, el desembarco de OTC en la elite del básquet argentino y los cambios que lo llevaron nuevamente al torneo más importante de Argentina.

“Cuando tomé la decisión de empezar este camino, que fue a los 16 años, fue con ese objetivo (de jugar en la Liga Nacional), con ese sueño. Pensé que era lo que me iba a pasar, pero no entendía que había que trabajar más. Hoy ser consciente de que lo logré me genera mucha satisfacción personal”, contó el pivote posadeño al costado de la cancha de Tokio, donde dio sus primeros pasos en el básquet.

Si bien Franco ya había jugado la Liga Nacional en la temporada 2013/14 con Sionista de Paraná y con Hispano Americano en 2018, en la actual temporada tuvo más protagonismo, ya que llegó con más rodaje-.

“Todas las experiencias que tuve me hicieron estar donde estoy hoy y disfrutar de lo que me pasó con Ferro. Llegué más preparado, más tranquilo, sabiendo que estaba en ese nivel. Fue un conjunto de cosas, pero fue el mejor momento para representar a un club como Ferro, que a nivel país es muy conocido en el básquet”, analizó.

Ese conocimiento que tenía de la Liga Nacional le sirvió, pero el misionero le sumó lo aprendido y un plus. “A pesar de los años todo cambia. Con la experiencia vas aprendiendo muchas cosas. Cambié mi forma de alimentación, mi forma de entrenar. Adapté la forma de entrenar a mi juego, a multiplicar lo que tenía, eso te lo da ir conociéndote”, explicó.

“Sigo cambiando y adaptando facetas nuevas que sé que me van a ayudar. Es más difícil cambiar lo externo que lo que pasa dentro de la cancha de básquet. Entrenar es lo más fácil a veces. Lo de afuera, la alimentación, el descanso, lo que sucede fuera de la cancha es lo que cuesta para poder hacer la diferencia adentro”, aseguró el posadeño.


Un año especial
Los meses previos al inicio de la Liga Nacional fueron un reflejo del atípico 2020. La incertidumbre fue un factor constante y eso también se sintió a lo largo de la temporada, dentro y fuera del parquet.

“Fue una Liga muy especial. Lo positivo es que se volvió, que pudimos trabajar y entrenar. La competencia es muy importante a nivel país. Después, por la pandemia y por muchos factores se tuvo que suspender. Por suerte se volvió y se está por terminar. Fue una Liga muy mental, con muchos partidos, muy diferente respecto a los cuidados. El profesionalismo tuvo que ser mayor, porque todo lo que hacías afuera implicaba a un equipo, a toda una Liga y eso jugaba en lo mental”, analizó Benítez.

Ya con la temporada terminada para Ferro, el misionero repasó el año de los de Caballito y expresó que “tuvimos una buena Liga, pero no encontramos la maduración para liquidar algunos partidos clave, que nos pusieron en un momento en una situación complicada” y sentenció: “No pudimos cumplir el objetivo de jugar los playoffs, que era lo principal”.

“Éramos un equipo joven, nuevo, que recién se conocía, en una Liga en la que la maduración mental implicaba mucho, la pagamos caro. La cabeza te jugaba mucho en contra si no estabas preparado. Una semana ganabas cuatro partidos, la otra perdías cuatro, además de las lesiones, los contagios, pero eso no es excusa. Nosotros no pudimos encontrar la maduración que buscamos, pero dejamos a Ferro en la Liga Nacional, que es donde se merece estar”, comentó.

De Misiones a la Liga
Franco Benítez fue uno de los cuatro misioneros que jugaron la Liga Nacional fuera de OTC. Alejo Montez con Platense y Diego Romero y Jonatan Treise, ambos con Gimnasia de Comodoro Rivadavia, completan la lista.

Pero para el posadeño el desembarco del Celeste en la elite será fundamental para que esa lista sea cada vez más extensa.
“Que un equipo de Misiones juegue la Liga Nacional tiene un impacto muy grande”, aseguró Benítez y destacó el trabajo a nivel club de los obereños.

“Me enteré cómo se estaban manejando dirigencialmente y cómo los jugadores también implicaron su nivel de profesionalismo. Me puso muy contento. Lo que está haciendo OTC es un ejemplo y ojalá haya más clubes de Liga como ellos. Sé que van a ir por cosas importantes y todo eso ayuda al deporte en la provincia. Siempre que haya deporte es importante para los chicos”, destacó Benítez.

Claro que pensar en misioneros en un equipo de la Tierra Colorada siempre es una tentación, pero Franco dejó claro que todo se gana dentro de la cancha.

“Se tienen que dar muchas cosas (para jugar en OTC). Yo nunca digo que no, pero no solamente por ser misionero tengo que jugar ahí. Yo no lo veo así. Creo que todos los que están en OTC se lo ganaron. Si el día de mañana tengo que jugar para un equipo misionero lo haré de la mejor manera”, explicó.

“En el nivel de alta competencia hay un mix de jugadores que compiten en un equipo. Ojalá se dé que muchos misioneros lo hagan, pero se tienen que dar muchas cosas. Mientras OTC siga en la Liga Nacional le hace bien al deporte de la provincia. Ojalá haya más misioneros en el alto nivel”, se ilusionó el posadeño.

Por ahora y mientras espera que se mueva el mercado de pases para conocer cuál será su próximo destino, Franco aprovecha para pasar tiempo con la familia y los amigos.

“Estoy descansando, disfrutando de la familia y los amigos. Hacía ocho meses que no estaba en Posadas y lo disfruto. Me preparo, entreno, me lleno de la familia, de los amigos. Estoy muy contento con mi momento”, cerró el pivote.

La fábrica de talentos de la Liga Nacional
Facundo Campazzo se está ganando, partido a partido, su lugar en Denver Nuggets y Gabriel Deck ya dio sus primeros pasos con Oklahoma City Thunder en la NBA. Lucas Vildoza llegará a Nueva York para sumarse a los Knicks y plantar la bandera argentina en la zona este de Estados Unidos.

Argentina, una vez más, tendrá varios representantes y todos salidos de la Liga Nacional. Para Franco Benítez esto tiene que ver con que “la Liga siempre fue muy buena y competitiva”.

“La Liga Nacional siempre fue una fábrica de buenos jugadores, de talentos. Quedó demostrado que, más allá de la Generación Dorada, siguen llegando los jugadores a la NBA y ese producto nace en la Liga Nacional”, explicó el misionero.

En cuanto a los nombres a futuro, el posadeño aseguró que “hay jugadores que ya están vistos para irse afuera como el caso de José Vildoza de San Lorenzo, Fer Zurbriggen, que salió mejor jugador de la Liga, que son jóvenes y ya están bajo la lupa”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias