domingo 20 de junio de 2021
Nubes 13ºc | Posadas

Todas las denuncias radicadas en su contra deberán ser investigadas por separado

El gobernador podría rechazar la renuncia del juez Fragueiro

Si Herrera Ahuad no acepta el pedido de dimisión, se dispararía el jury. En paralelo, se inhibió otra fiscal y el acusado recusó al magistrado penal de Puerto Iguazú

miércoles 12 de mayo de 2021 | 5:15hs.
Marcha
Las sucesivas denuncias contra Fragueiro motivó movilizaciones en Puerto Iguazú. / FOTO: Norma Devechi
Las sucesivas denuncias contra Fragueiro motivó movilizaciones en Puerto Iguazú. / FOTO: Norma Devechi

Después de la seguidilla de denuncias radicadas en su contra por hechos de abuso sexual simple y acoso sexual, el hasta ahora juez Pedro Alberto Fragueiro, titular del Juzgado de Familia y Violencia Familiar Dos de Puerto Iguazú, presentó su renuncia ayer a la mañana, ante lo cual pretende desactivar los dos pedidos de jury presentados y afrontaría las causas penales como cualquier ciudadano común, ya que perdería los fueros.
La renuncia fue presentada ante el gobernador de la provincia, Oscar Herrera Ahuad, que podría rechazar y con ello iniciar el proceso del jury, que no tiene mayores antecedentes en Misiones. Si el mandatario provincial no acepta la renuncia a primera hora, dejaría lugar a la decisión del jurado de enjuiciamiento.

En cambio, la aceptación de la renuncia aceleraría pasos administrativos y desactivaría otros. La primera acción consecuente sería la notificación de la medida al Superior Tribunal de Justicia (STJ), para que a su vez se disponga otro magistrado en el lugar que Fragueiro dejaría vacante hasta que se abra la convocatoria y se inicien los exámenes para cubrir ese cargo.

En esa línea, la renuncia de Fragueiro desactivaría además los dos pedidos de jury que habían sido presentados en su contra luego del escándalo.

La primera presentación había sido realizada por Fernando Orbe, presidente del Colegio de Abogados de la provincia, mientras que la segunda fue hecha por el diputado provincial Héctor Rafael Pereyra Pigerl, quien al mismo tiempo planteó su inhibición como integrante del Jurado de Enjuiciamiento, por lo cual el pedido de jury lo hizo en carácter de ciudadano.

Por último, la decisión tomada por el juez haría que pierda sus fueros y, de esa forma, enfrentaría las causas penales que derivarían de las múltiples denuncias radicadas en su contra como un ciudadano común.
Esto significa que, en caso de que cualquier magistrado que lo investigue ordene su detención, Fragueiro podría ser privado de su libertad sin la necesidad de solicitar previamente su desafuero.

De igual manera, fuentes consultadas indicaron que todas las denuncias radicadas en su contra consisten en delitos de tipo excarcelables, por lo cual eventuales pedidos de detención deberían estar motivados por factores tales como posibles riesgos de fuga o de entorpecimiento de la investigación.

Recusación
En ese panorama, en la víspera se conocieron otras dos novedades. La primera de ellas tiene que ver con la inhibición presentada por la fiscal civil de Puerto Iguazú, Griselda Blanca Moraes.

El orden de acordada de subrogancias indica que ahora las presentaciones radicadas ante la Fiscalía de Instrucción Tres de esa ciudad deberían recaer en una fiscalía de instrucción de Eldorado. Hasta el momento, indicaron las fuentes, no hay fiscal determinado para encabezar la pesquisa en estas denuncias iniciales.
La otra noticia saliente de la jornada fue que, a través de su abogada defensora, el juez Fragueiro recusó al magistrado Martín Brites, titular del Juzgado de Instrucción Tres de Iguazú.

Fuentes consultadas explicaron que ahora el juez Brites debe decidir si acepta o rechaza la recusación.
De aceptarla, las actuaciones deberían quedar a cargo del juez Juan Francisco Vetter, del Juzgado Civil, Comercial y Laboral, aunque tampoco se descarta que éste también se inhiba o sea recusado posteriormente. Eso significaría a su vez tenga que intervenir un magistrado de Andresito o de Eldorado.

De rechazar Brites la recusación, en tanto, la decisión final podría quedar en manos de la Cámara de Apelaciones de la provincia.

Todo esto, pensando solamente en dos de las tres denuncias que se radicaron en Iguazú, porque en el caso restante la denunciante expresó que los hechos padecidos se habrían registrado en Posadas y Formosa, por lo cual deberían ser investigados en esas ciudades.

Ante este panorama, las fuentes explicaron que todas las denuncias formuladas contra Fragueiro serán investigadas por separada. En resumen: dos quedarán en Iguazú, otra será enviada a Posadas y otras dos en Oberá. En cada una de ellas las autoridades intervinientes deberán analizar las presentaciones y decidir los próximos pasos a seguir.


Las denuncias
La catarata de denuncias comenzó el 30 de abril, cuando una muchacha acudió a la Fiscalía de Instrucción Tres de Iguazú y allí expresó que fue víctima de Fragueiro en 2017, cuando ella intentó incursionar en el arbitraje del rugby y el magistrado era encargado de esa área en la Unión de Rugby de Misiones (Urumi).

Los hechos denunciados en esa presentación se habrían registrado en Posadas y Formosa, por lo cual ese expediente deberá ser girado a las fiscalías con competencia en esas jurisdicciones.

La segunda en formalizar una acusación contra el juez fue una joven estudiante de avanzada de abogacía y empleada judicial que trabajaba en el juzgado de Fragueiro desde febrero de este año. Su denuncia fue radicada el 4 de mayo, también ante la fiscalía de Iguazú.

Un día después, la misma sede judicial recibió una nueva acusación contra el magistrado. En esta ocasión, la denunciante fue una mujer que tenía una causa en trámite en el juzgado de Fragueiro, la cual manifestó haber sido acosada en una de las entrevistas que mantuvo con el juez para interiorizarse sobre el estado del expediente que tenía a su cargo.

Las denuncias fueron recibidas por el fiscal titular Horacio Paniagua, pero éste decidió inhibirse dado que su esposa es empleada judicial en el mismo juzgado que Fragueiro. El orden de acordada de subrogancia indicaba que en el caso debía intervenir entonces la fiscal Moraes, que ahora también se inhibió.

Las últimas dos presentaciones por abuso y acoso contra Fragueiro fueron radicadas en Oberá y Posadas. Una de ellas fue hecha por una empleada del Juzgado Civil y Comercial Dos de Oberá, quien había trabajado con el acusado cuando éste estaba a cargo de una secretaría en esa misma sede. La víctima narró que los hechos datan de hace once años.

La otra acusación formal fue presentada en Posadas por una muchacha que mientras Fragueiro trabajaba y vivía en Oberá ella era niñera en casa del ahora magistrado. Los hechos habrían ocurrido en la misma época que la anterior acusación. Esta denuncia también debería ser remitida a la fiscalía con competencia en el lugar en que sucedieron los hechos.

Por último, Fragueiro acumuló una sexta denuncia. Esta vez por prevaricato. La misma fue planteada por un trabajador de turismo de Iguazú identificado como José Luis Rodríguez, quien acusó al juez de haber interpuesto en marzo de este año una exclusión de hogar en su contra, la cual le costó casi dos semanas de detención.

Coincidentemente, ayer salió una resolución en la cual se dejaba sin efecto la medida dispuesta anteriormente y el hombre podía regresar a su casa.

“Ojalá se avance en la investigación penal”, el pedido de una querella

Desde la familia de la joven empleada judicial que radicó la segunda denuncia contra el juez Pedro Fragueiro celebraron su pedido de renuncia, pero reiteraron que ahora insistirán en que avance el requerimiento formal de instrucción para poder intervenir en la causa como querellantes y participar activamente en la investigación.

En diálogo con este matutino, desde la citada querella -cuyo representante es un familiar directo de la denunciante y se preserva su identidad para no revictimizar a la muchacha-, indicaron que “como familiares directos de una de las víctimas nos tomamos muy bien la novedad en el sentido que esta persona, de aquí en adelante, no va poder seguir abusando de su cargo. De esta forma se evita, dentro del ámbito de la Justicia, más abusos sexuales de parte de este tipo”. 

Si bien agregaron que hubiera sido importante que se llevara a cabo el proceso de jury contra el magistrado, resaltaron que lo importante es que se continúe con la causa y señalaron que “ojalá se avance en la investigación penal”.  

“Lo que sí cayó mal fue la inhibición de la fiscal  (Moraes) porque de nuevo se vuelve al régimen de subrogaciones y terminaría en el fiscal que no esté de turno en Eldorado. Eso retrasa sustancialmente la investigación, de hecho no hay un requerimiento formal de instrucción por parte de ningún fiscal. Nosotros queremos que se haga eso porque a partir de ahí podemos tomar todas medidas como querellantes. Sea el pedido de detención o lo que fuese”, afirmaron. 

Por otro lado, una de las denunciantes reconoció sentir cierta tranquilidad tras el pedido de renuncia de Fragueiro, aunque afirmó que sigue con miedo por todo lo que se ventiló posteriormente en las distintas presentaciones realizadas en contra del magistrado.

“Estoy sola, tengo miedo y tengo una hija que cuidar. No fue fácil para mi hacer la denuncia y pasar por todo esto. Sólo pido que se avance con todo esto”, sostuvo, en un breve diálogo con este diario.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias