viernes 30 de julio de 2021
Cielo claro 2.7ºc | Posadas

Mucho más que un adorno: joyas de leche materna

miércoles 12 de mayo de 2021 | 6:08hs.
Mucho más que un adorno: joyas de leche materna
Inspirada por su propia maternidad, la posadeña Alejandra Ocampo elabora singulares piezas para atesorar “un pedacito de tiempo”, según define. Fotos: Marcelo Rodríguez
Inspirada por su propia maternidad, la posadeña Alejandra Ocampo elabora singulares piezas para atesorar “un pedacito de tiempo”, según define. Fotos: Marcelo Rodríguez

Cuando Olivia llegó al mundo, hace poco más de siete meses, la vida de Alejandra Ocampo –y su marido Jeremías- cambió por completo. La maternidad abrió para ella nuevas puertas, perspectivas, creencias, sentidos y emociones. “Ser mamá es todo nuevo”, supo resumir Alejandra en diálogo con El Territorio, a quien esta etapa le llevó a descubrir un nuevo camino y forma de amar al tiempo que la invitó a emprender en un proyecto que cementa los primeros meses de un vínculo que seguirá para toda la vida.

Es común que las madres atesoren recuerdos de momentos especiales en la vida de sus hijos. Sin embargo, esta madre fue un poco más allá y, con mucha investigación y práctica, encontró la manera de encapsular desde leche materna hasta dientitos de leche o mechones de cabello en delicadas joyas.

Holy love memories (@holylovememories en Instagram), su emprendimiento, es un proyecto que surgió cuando decidió convertirse en madre y consiste en la creación de joyas, llaveros y piezas que materialicen “un pedacito de tiempo”, destacó quien es además artista visual y diseñadora gráfica.

“Empecé investigando y probando mucho. Al principio, practicaba con mi leche. Miré muchos tutoriales, leí sobre el tema. En nuestra región no es tan común pero en Estados Unidos y otros lugares del mundo estos productos están instalados desde hace más tiempo”, señaló la posadeña que no encontró en todo el Nordeste alguien que trabaje en algo similar; aunque sí vio proyectos similares en Buenos Aires y Rosario. 

“Es un proceso muy introspectivo, muy íntimo y profundo. Primero empecé a trabajar con la leche materna y después fui buscando alternativas como el pelo, el primer diente, el cordón umbilical, los nombres, la huella dactilar y más. Todo se puede encapsular”, señaló.

En ese sentido, cada joya es personal y única. Las madres eligen qué, cómo y cuál armar. Dijes, collares, pulseras y anillos; en forma de corazón, de lágrima, de esfera o círculo; con glitter, láminas de oro y plata, brillo o lo que sea; todo es coordinado y elegido por las madres, quienes también deciden qué prefieren atesorar en la pieza que, al igual que se complementa con acero blanco o plata.

Un proceso delicado y amoroso 

“Amamantar es un trabajo diario. Y cuando ese proceso termina, una siente que ese crecimiento del bebé es un trofeo que logró uno mismo con ese trabajo constante de alimentar y cuidar. Entonces, atesorar esa hermosa etapa de la vida en piezas materiales es un proceso que conlleva mucho amor, ese amor que sólo las madres entendemos”, puntualizó Alejandra.

Para realizar piezas de leche materna, la materia prima debe pasar primero por un delicado tratamiento: “Las madres pueden traerme la leche líquida o congelada, como prefieran. Se mantiene tranquilamente siete días a temperatura ambiente sin perder sus propiedades ni quedar fea”.

En el  proceso, que lleva unos siete días, la leche se separa -debajo queda toda la nata, la grasa y por arriba el suero-. “Se puede separar o se puede usar todo junto”, aclaró.  Luego, se lleva a cabo una deshidratación y pasteurización, para que la leche no cambie su color.  “Después la paso por un mortero, para que quede bien granulada y luego la tamizo. Aparte, preparo una resina, mezclo eso con la leche y la vierto en un molde. En ocasiones sólo se hace el dije de leche; sino agrego todo lo acordado con la madre”, destacó al tiempo que señaló que se trata de un proceso que conlleva paciencia: “Manipular leche materna, que es una sustancia tan preciada, es un proceso que requiere de cuidado y cariño”. 

Amor que se comparte

Holy love memories también es parte del grupo Mamás Fénix, organizado por Nacer Misiones, un equipo de apoyo para duelos perinatales. Allí, las madres y padres que estén atravesando un duelo por la pérdida de un bebé reciben de manera gratuita ayuda para transitar ese doloroso camino.

Alejandra también es parte del proyecto, la emprendedora brinda un taller para que esa familia puede llevarse un dije hecho por ellos mismos y que atesore de manera tangible el recuerdo de ese ser que ya no está. (Más información al contacto 3764295302). 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias