martes 22 de junio de 2021
Muy nuboso 16ºc | Posadas

Comunicación interna de la Policía se filtró a la prensa

La Unidad Regional minimiza el escándalo con el intendente

Allí no se reflejan supuestas infracciones vertidas en el video sobre el presunto consumo de alcohol o la detención en control

lunes 10 de mayo de 2021 | 6:04hs.
La Unidad Regional minimiza el escándalo con el intendente

Tras conocerse el escandaloso operativo del Servicio Penitenciario Provincial (SP III) que incluyó la demora temporal y acusaciones al intendente de Eldorado, se filtró ayer a la prensa local un parte oficial de la Unidad Regional III dando cuenta de manera muy general del procedimiento observado. Ya que no refleja el presunto consumo de alcohol o el modo de detención.

Si bien el parte refiere que al llegar la Policía al lugar, “se producía una fuerte discusión” más “insultos de ambas partes” en referencia al personal del Servicio Penitenciario y Fabio Martínez, no refleja en toda su parte lo sucedido como quedó grabado en la filmación realizada por el propio personal del Servicio Penitenciario. En medio del confuso episodio, al alcalde lo trataron de “lacra” y hasta “borracho de mierda”, entre otras duras acusaciones.

Lo que sí deja en claro el parte policial, que supuestamente sería una comunicación interna filtrada a la prensa, que efectivamente la persona al que bloquearon el paso del vehículo fue al intendente.

De acuerdo al parte, alrededor de la 1.45 del sábado toma conocimiento el personal de la División Comando Este Eldorado que se producía un disturbio en el kilómetro 8, en cercanías de la planta cloacal propiedad de la Cooperativa Eldorado. Se constituyó en el lugar el jefe de turno, el comisario Celso Melgarejo y “observó que se producía una fuerte discusión entre personal del Servicio Penitenciario III Eldorado y el intendente de esta localidad Fabio Martínez con insultos de ambas partes”.

Sigue el comunicado de la Policía indicando que recibieron como explicación de parte del Servicio Penitenciario que realizaban la búsqueda y rastrillaje de Carlos Poncio o Jair Figleski, más conocido como Bola 8, un múltiple homicida condenado por un asesinato en Misiones y con antecedentes por un doble crimen en Brasil que sigue prófugo tras escaparse de la cárcel de Eldorado.

Siempre de acuerdo al parte de la Policía, los del Servicio Penitenciario informaron que “en una zona oscura, interceptaron a una camioneta Toyota Hilux, dominio GBS-744 conducido por el mencionado edil -cuando en realidad se trataba del intendente-, quien realizó rápidamente marcha atrás hasta llegar a un lugar iluminado, lugar donde se desarrollaba el hecho, por lo que se logró controlar y tranquilizar a ambas partes, retirándose luego los penitenciarios, continuando con los trabajos de rastrillaje citado”. Es decir, hasta aquí sólo se menciona de manera somera los maltratos verbales y los momentos de tensión vividos, en el que quedó involucrado el alcalde, al ser confundido presuntamente como el cómplice del prófugo al que supuestamente venía a rescatar con su camioneta.

Luego, en el parte policial se dan a conocer las medidas adoptadas. “Se hizo presente en el lugar el segundo jefe de la Unidad Regional III, comisario inspector Gustavo Oliver Gallardo”. Y allí, según informan, “se trasladó al intendente a los fines de ser examinado para ver si posee lesiones, donde el médico policial en turno diagnósticó: al examen externo realizado no presenta lesiones agudas al momento”. Luego cita que “se ampliará en caso de que alguna de las partes desee accionar judicialmente”, en el parte firmado por el comisario Melgajero.

Como informó El Territorio ayer, el alcalde Martínez, al ser confundido como supuesto cómplice del peligroso prófugo, fue inmovilizado por momentos por el Servicio Penitenciario, cuyos efectivos lo acusaban de que estaba en un estado de ebriedad y que no podía mantenerse prácticamente en pie, además de maltratar a su acompañante.

Ello se cita de manera muy general, al dar cuenta que la Policía llega al lugar situado en inmediaciones a un aserradero “a través de un llamado al 911 por el Servicio Penitenciario Provincial”. Detalla el parte que cuando la Policía llega al lugar “se encontraba el señor Fabio Martínez con un acompañante. Se constata que no hubo lesiones y como se trata de una figura pública del Estado, no se procede a la detención ni al pedido del test de alcoholemia ya que en ese momento el SPP no hizo denuncia alguna”.

Es decir, los que acusaban a viva voz de que el intendente supuestamente se encontraba en estado de ebriedad, mientras mostraban las imágenes de envases de cerveza y, latas de cerveza aplastada, evidentemente consumidas, no dejaron asentado por escrito tal situación como tampoco se entiende que se resistiera. Sólo se menciona que retrocedió el vehículo en un lugar mejor iluminado al ser cortado el paso, ya que luego el parte oficial afirma que “el señor Fabio tampoco estaba conduciendo el vehículo”, en referencia al momento de la llegada de la Policía.

El escrito concluye que “una vez acompañado tampoco el bioquímico de guardia puede realizar el test tratándose de figura pública y por no haber denuncia previa”, en referencia a los excesos que habría tenido el intendente Martínez. En definitiva, el parte muestra como si se tratara un hecho menor cuando el video mostraba los maltratos en el que quedó involucrado el jefe comunal y su acompañante.

Con la información de
corresponsalía Eldorado

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias