domingo 20 de junio de 2021
Nubes 13ºc | Posadas

Una misionera que hace beatbox

Anto Beat La voz que imita sonidos instrumentales

Antonella Elizaúl, de Montecarlo, es una de las mujeres referentes de este arte en la provincia. Comenzó a sus 10 años y al día de hoy ejecuta una gran cantidad de ritmos y participa de eventos freestyle conquistando a todos con su habilidad

viernes 07 de mayo de 2021 | 4:30hs.
Anto Beat  La voz que  imita sonidos instrumentales
Anto Beat, en su última presentación en Posadas, el ‘Gemm Hop’. Fotos: M. Rodriguez
Anto Beat, en su última presentación en Posadas, el ‘Gemm Hop’. Fotos: M. Rodriguez

Para Antonella Elizaúl (16) todo comenzó como un divertido juego fonético. Tenía apenas 10 años y su padre le había mostrado un video de esos que se viralizan en las redes por el talento de sus protagonistas. En el posteo, el hombre de los mil sonidos -así es reconocido en todo el mundo- ejecutaba sonidos de cualquier tipo, imitando instrumentos musicales sólo con su boca. Antonella quedó maravillada con su talento y comenzó a imitarlo, sin pensar que seis años después su destreza crecería al punto del ser reconocida en el ambiente del freestyle regional como ‘la batería humana’. 

“Yo me lo tomé como un hobbie, una habilidad divertida a desarrollar. Mi hermana comenzó a jugar e imitar esos ruidos que vimos en el video y yo le seguí el juego. Me fui copando cada vez más. Practicaba todos los días, todo el día. Me parecía súper divertido. Y con el tiempo me di cuenta de que me sabía un montón de sonidos. Así empecé”, le contó la adolescente a El Territorio quien ahora participa en eventos freestyle que se realizan en plazas o al aire libre, en competencias, concursos de talentos en escuelas, en escenarios, y en tantos otros lugares a los que es invitada.

En donde sea que se presente o compita, deja a todos atónitos y entusiasmados con su trabajada habilidad.

Con su aparato fonador realiza una gran variedad de ritmos y crea música imitando el sonido de los instrumentos. Bombo, platillos, caja y otros cuatro sonidos que representan a la batería, los puede imitar a la perfección.

“En cuanto a lo acústico, puedo hacer una trompeta, un disco, y otras cosas; y para rap también puedo hacer algunos graves”, resaltó la beatboxer oriunda de Montecarlo, enumerando algunos de los tantos ritmos que ejecuta. También toca las bases sobre la que los artistas del movimiento callejero del hip hop rapean o hacen freestyle.

Respecto al tiempo que conlleva desarrollar esta destreza, señaló que es un “proceso complicado”. Algunos sonidos requieren de hasta seis meses de práctica, mientras que otros se logran imitar en pocas semanas. En el camino, el ejercicio es una constante indiscutible, al igual que el descubrimiento del cuerpo y del aparato fonador.

Actualmente, la habilidad en ella parece automática. Como si se tratara de prender o activar una caja o reproductor de audio, la joven se apodera del micrófono o a viva voz y crea música. Y al instante, todos a su alrededor se mueven al compás del ritmo.

“Tengo los sonidos asimilados. Están dentro de mí. La mayoría de las personas en algún momento del día se ponen a cantar o tararear una canción. Yo me pongo a hacer sonidos”, ejemplificó.

En el caso de Antonella, además de hacer beatbox, también toca el piano y la guitarra. A veces incluso combina su habilidades ejecutándolas al mismo tiempo.

La movida en Misiones

Para Anto Beat -como es conocida en el ambiente del freestyle-, el beatbox es un arte independiente al género y ella se siente orgullosa de representar en Misiones a un área de la cultura hip hop que no está tan vista -y menos aún practicada- por mujeres en la región.

“En Misiones conozco a unos cuantos pibes que hacen beatbox, son alrededor de cinco. Hasta el momento no vi ninguna piba beatboxer en la provincia. Pero estoy segura de que muchas se coparían en hacer esto”, dijo. Y, aunque el beatbox tiene preponderancia masculina, Antonella asegura que al alzar la voz se empodera y que el arte no es una cuestión de géneros, sino más bien una expresión que va más allá de todo, independiente y auténtica.

“Cuando sólo comencé en esto -luego de practicar bastante- no se me pasaba por la cabeza eso de que por ser mujer había ciertos lugares o actividades a los que no podía acceder. Para mí siempre fue algo natural y espontáneo. Me gustó y lo empecé a practicar, surgió como una pasión”, expresó.

Y agregó: “Más de grande comencé a darme cuenta que sí era una de las únicas y que preponderan los hombres en este arte. Pero al contrario de inhibirme o alejarme del camino, me sentí súper empoderada. Al ser mujer y hacerlo, empecé a creer que por ahí hay muchas pibas que tienen ganas de empezar a practicar o hacer algo como esto y entonces si me ven a mí se pueden animar. Creo que las mujeres somos capaces de lograr cualquier cosa que nos propongamos, sólo es cuestión de animarnos y hacerlo”.

Se trata de un arte que, al igual que la cultura urbana del freestyle, crece en la provincia y se potencia sobre todo entre los más jóvenes.

“Yo lo veo como un hobbie, pero también como una puerta a posibilidades, a otros mundos y ambientes, a conocer nueva gente.  Veo al beatbox como una gran posibilidad en mi vida”, resumió la artista que, además de terminar la secundaria y llevar otros proyectos en mente, planea dedicar su vida a la música.


Qué es el beatbox

El beatbox es una forma de sonido vocal que se basa en la capacidad de producir ritmos de cualquier tipo, compases y sonidos musicales utilizando el aparato fonador: labios, boca, pliegues vocales, entre otros. Es el arte de crear música por medio de imitación de sonidos, especialmente de instrumentos tales como la batería, bombo, platillos, caja de ritmos, trompetas y más.

En su origen, aparece como un estilo callejero propio del hip hop. En los 80, en los barrios pobres de Nueva York no habían radiocassetes, ya que además de ser caros eran pesados. Por ese motivo, como alternativa, surgió el beatbox, habilidad que permitía construir un patrón rítmico sobre el que rapear en cualquier momento y lugar.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias