sábado 15 de mayo de 2021
Algo de nubes 25ºc | Posadas

Buscan expandirse en todo el territorio misionero

Tela, pallets, piso para desplegar arte y deporte

Una escuela integral, un centro cultural, una asociación, los estamentos que nuclean a varias disciplinas que hoy son furor entre niños y adolescentes

domingo 02 de mayo de 2021 | 6:05hs.
Tela, pallets, piso para desplegar arte y deporte
Niños desde 4 años practican acrobacias en la sede de Villa Sarita. Fotos: Natalia Guerrero
Niños desde 4 años practican acrobacias en la sede de Villa Sarita. Fotos: Natalia Guerrero

Moverse sin condicionamientos siempre fue un anhelo de Marianela Delvalle, hoy instructora del Centro cultural acróbatas Libres (Cecual). La danza y el circo la rodearon siempre, aunque nunca imaginó que la actividad acrobática pudiera ser su profesión y estilo de vida.

‘‘Cuando era niña en el interior de Misiones no existían estas disciplinas para poder formarse, capacitarse o tomar talleres. No había espacios de aprendizaje en las artes acrobáticas y circenses’’, arrancó diciendo la elástica joven.  ‘‘Siempre me gustó el arte del cuerpo y el movimiento, la danza, la música, artes plásticas. Quería hacer algo artístico, pero las alternativas eran escasas o difíciles de alcanzar’’, postuló quien hoy dirige a numerosos niños y adolescentes en las artes de la tela, la lira, el acroyoga y más.

Tiene alumnos desde los 4 años y no hay límite de edad. Tal como sentencia la instructora, sólo se necesitan ganas y constancia para lograr los objetivos. Además, con algunos años en la actividad, hay aprendices con experiencia, que empezaron de chiquitos y hoy van ganando más tamaño físico que la maestra incluso y que están decididos a desempeñarse profesionalmente en la materia.

 Entre los beneficios que se enumeran al realizar estas destrezas, uno de los más reiterados es el del fortalecimiento de la autoestima, clave en el desarrollo de niños y adolescentes. ‘‘La persona se ve capaz de alcanzar logros cada vez más desafiantes’’, entendió Delvalle al tiempo que recordó que se favorecen la creatividad y el progreso de los sentidos. A pesar de que generan asombro como espectador la complejidad de los trucos o la altura que se alcanza en la tela, el aprendizaje es paso a paso, de acuerdo a la persona, con los elementos de seguridad necesarios y siempre guiado por un tutor.

‘‘Para mí es una pasión y un estilo de vida, trae muchos beneficioso para la salud, se desarrolla la capacidad física y mental’’, indicó Marianela al recomendar las acrobacias y marcar como mejoran aspectos esenciales como la postura.

‘‘Busco el desarrollo del alumno, fusionando herramientas de otras disciplinas como la música, el teatro, el audiovisual, la danza, el yoga, para el crecimiento integral del cuerpo y sus potencialidades’’, resumió. Así, es que desde el 2013 dirige el taller Gravedad Cero con el que interpreta obras coreográficas, nuevas experiencias visuales. Contando historias como si fueran un poema en el aire.

Escuela, asociación y futuro

Delvalle es parte de un grupo de jóvenes que impulsó la Asociación Acróbatas Libres Misiones (Acalm),   ya con personería jurídica y en plena reorganización. Además tiene junto a un equipo de profesionales el proyecto Escuela Integral de Parkour y Acrobacia (Eipa) que actualmente funciona en Villa Sarita en la sede del Centro Cultural Acróbatas Libres. La Acalm tiene como uno de los ejes, crear nuevos espacios donde poder expresar las acrobacias. Así, no solamente lleva adelante el Festival Acróbatas Libres con diez ediciones, desde 2016 sino que también se expande en núcleos como el Cecual que logró la inscripción en el Instituto Nacional del Teatro y funciona como sala de teatro alternativa.

‘‘La pandemia nos atrasó con la gestión de la asociación y mantenerla sólo con las cuotas de socios es insuficiente. Pero creemos que es la manera en la que podemos obtener un marco legal y seguir luchando por el fomento y promoción de las disciplinas acrobáticas, su evolución y sostenimiento en Misiones’’, ahondó Delvalle.

En esa línea, subrayó como objetivos más allá de la reunión de acróbatas, fomentar la inclusión de otras disciplinas (teatro, danza, música, cine, artes marciales) y aportar a la acción social en espacios vulnerables,entre otras cosas.

Por otro lado, ante el auge de las clases para los más chicos, la cantidad de beneficios que se enumeran y la practicidad de su puesta en funcionamiento, los acróbatas creen firmemente que se podría implementar estas prácticas en el sistema educativo formal.

‘‘Es muy importante un replanteo, proponer proyectos, planes de innovación-motivación educativa, poder incorporar estás disciplinas acrobáticas en las escuelas. Integrando experiencias vinculadas a lo lúdico con énfasis en la conciencia artística y deportiva, conociendo el cuerpo y las capacidades de cada uno’’, profundizó Delvalle.

A pesar de que el distanciamiento social impuesto en la actualidad sigue complicando los encuentros, se suman y potencian esfuerzos en redes y se fortalece el intercambio. ‘‘Quiero que se expanda a todos los rincones porque es una práctica maravillosa para ser conocida. Falta seguir organizándonos y generando espacios de encuentro con compañeros de diferentes puntos de Misiones, pero sabemos que estamos trabajando sin pausa para el futuro de las acrobacias’’, sostuvo con convicción la referente de Acróbatas Libres. 

 

Informe de domingo

La destreza de moverse libremente

Tela, pallets, piso para desplegar arte y deporte

Una comunidad que se desplaza con gracia y espíritu solidario

Interpretación del vuelo

Slackline: una disciplina que combina equilibrio físico y mental

Diversión, piruetas y trabajo en equipo de la mano del aerodance

La tela como elemento que impulsa para volar bien alto

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias