jueves 06 de mayo de 2021
Nubes 15ºc | Posadas

Brasil, arrasado por la pandemia

El gigante sudamericano pasa por su peor momento, con más de 400.000 muertes y casi 15 millones de contagios

domingo 02 de mayo de 2021 | 6:02hs.
Brasil, arrasado por la pandemia

La pandemia de coronavirus está, literalmente, arrasando con Brasil, con ciudades sin sedantes para intubar a los pacientes con coronavirus ante la escasez de estos insumos producto de unas cifras récord de contagios, en una grave situación epidemiológica que se extiende al resto de los países de la región.

Al menos 17 capitales de estado de Brasil están en alerta por la falta de insumos y familiares de los pacientes revelaron que en algunos lugares varios enfermos salieron de la intubación sin sedantes y atados a sus camas.

En medio de esta crisis, ciudades como San Pablo y Río de Janeiro anunciaron un alivio a las duras restricciones que impusieron para contener la pandemia, aunque se mantienen los toques de queda nocturnos así como el límite de horarios para comercios.

Se reabrieron las escuelas pero actualmente su uso es prácticamente para comedores. Desde el estallido de la pandemia, casi 15 millones (14.725.975) de personas se contagiaron de coronavirus en Brasil, mientras que 406.437 murieron por la enfermedad, según cifras oficiales difundidas ayer.

Abril, el mes más letal

El país vecino sumó el pasado viernes 2.595 fallecidos por Covid-19 y totalizó 82.266 en abril, segundo récord mensual consecutivo para el gigante sudamericano desde el inicio de la pandemia, según datos del Ministerio de Salud.

La marca de abril superó con creces a la de marzo (66.573 decesos), y refleja la virulencia de la segunda ola de esta enfermedad que ya dejó más de 400.000 muertos. Es la segunda cifra más alta a nivel global en números absolutos, sólo superada por los Estados Unidos.

No obstante, durante marzo y la mayor parte de abril, Brasil fue el epicentro global de la pandemia, registrando récords diarios de muertes y contagios. Sólo en los últimos días el foco pasó a India, donde la situación se ha deteriorado a niveles dramáticos con cientos de miles de contagios, miles de muertos y faltantes de oxígeno para los pacientes graves.

Brasil tardó cinco meses para pasar de 100.000 a 200.000 muertos (el 7 de enero); pero sólo hicieron falta 77 días para llegar a los 300.000 (el 24 de marzo) y 37 días para alcanzar los 400.000.

 Los especialistas atribuyen este escenario a una combinación de factores, como la flexibilización del aislamiento social durante las fiestas de fin de año y el verano, las nuevas variantes más contagiosas, la demora para asegurarse suficientes vacunas y la falta de una coordinación nacional con un mensaje unificado de combate al virus.

 Una comisión parlamentaria fue instalada la semana pasada en el Senado para investigar la gestión de la crisis por parte de Bolsonaro y su gobierno, en el cual se sucedieron cuatro ministros de Salud desde el inicio de la pandemia.

 Desde el primer caso de Covid-19 identificado en Brasil en febrero de 2020, Bolsonaro se opuso a las medidas de aislamiento social debido a su impacto económico; rechazó igualmente el uso de mascarillas; cuestionó la eficacia de las vacunas y recomendó remedios como la hidroxicloroquina, sin eficacia comprobada contra la enfermedad.

Un “cementerio” en Copacabana

La famosa playa de Copacabana, en Río de Janeiro, fue transformada el viernes en un cementerio simbólico durante una protesta de la ONG Río de Paz, que desplegó 400 bolsas mortuorias en la arena.

“Estas bolsas representan a aquellos brasileños que tuvieron que ser enterrados en fosas comunes, después de que sus cuerpos fueran introducidos en sacos así, y murieron sin la más mínima solemnidad”, dijo Antonio Carlos Costa, presidente de la ONG. 

 

Nota relacinada

Bolsonaro, el autor intelectual de una gestión que convirtió al país en una gigantesca funeraria

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias